Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 1.2.2016 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.558 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. Homo hispánicus El perdona, ¿tienes un minuto? La crisis ha hecho que los captadores de fondos y socios de oenegés sean legión en la calle. Hay viandantes expertos en su regate, pero no es sencillo zafarse de su casi inquebrantable insistencia. Como pares, estás perdido ción sobre las escuelas levantadas en la India y Pakistán, el justificante de sus donaciones para la declaración de la renta y un resumen de la memoria económica de la organización, cuya sede suele estar en un piso de otra ciudad. Perder el peto El perdona, ¿tienes un minuto? es, por lo general y al margen de los voluntarios que existen, un trabajador asalariado (de 500 a 700 euros mensuales) cuyo futuro con el peto y la carpeta depende de los fondos y socios que capte. Cinco horas a pie de calle recibiendo de la gente un tengo prisa un lo siento, no llego o un ya soy socio de otra hasta que al fin uno se para. Normalmente, siempre que no llegue al fatídico -3 se le irá renovando el contrato. Es decir, si ha conseguido tres socios menos que los días que llevan trabajando, el coordinador de área le dirá muchas gracias, ha sido un placer, devuélveme el peto. Algunas ONG hacen un contrato mensual, pero son las menos. Así que aquello es Vietnam y hay que dejarse la piel cada día con el espíritu de Robert Duvall cuando cantaba las glorias del napalm por las mañanas. Todo, menos que te cuelguen el- 3. El captador tiene su más férrea competencia en internet, donde operan digitalmente las fundraising que suenan a equipo de la NBA, pero en realidad son herramientas para la captación de fondos para las ONL, un trasunto que les ha salido a las oenegés y que constituyen las siglas de las Organizaciones No Lucrativas. Ya son tantas que se han constituido en asociación, dan cursos para la captación digital de dinero solidario y son las principales enemigas de la especie del perdona, ¿tienes un minuto? En los seminarios que imparten aconsejan cómo evitar el spam y otras papeleras de la correspondencia electrónica, qué hace que un email sea bueno, la importancia de un buen comienzo, métricas y analíticas. Y cómo en este mundo nada es gratis, ni siquiera lo que oficialmente no tiene ánimo de lucro, cobran 120 euros por asistir. A no ser que seas socio, que pagas 60. Internet, como en tantas otras especies, ha puesto al perdona, ¿tienes un minuto? en peligro de extinción, para gloria y alivio de viandantes y desconsuelo de los paisajistas urbanos. ÁLVARO MARTÍNEZ C ada uno con su peto distintivo... Los habrán visto a las puertas de un hospital, de un intercambiador de transportes, al subir las escaleras del metro, en los trajines de las Salidas de un aeropuerto, revoloteando como una bandada de gorriones ante la entrada de un mercado en sábado de compras, en el bullicio de las calles peatonales del centro, disciplinados, infatigables, helados cuando aquí había inviernos y abrasados en el estío, carpetilla de formularios en mano y formando un cordón casi infranqueable en la calle cuatro en un extremo y cuatro en el otro hasta que uno escucha el perdona, ¿tienes un minuto? La moda solidaria llenó España de oenegés en los noventa y con el nuevo siglo llegó a crear una profesión, y en algunos casos hasta un negocio, a cos- ta de la solidaridad, la generosidad, los buenos sentimientos y otras bonhomías del Homo hispánicus, que no todo va a ser pegar mangazos. Con la crisis repetimos, ese Gólgota las administraciones cortaron el grifo del dinero público y los ciudadanos cerraron su monedero y cancelaron las cuotas que abonaban religiosamente desde que una vez un muchacho con un peto fosforito les paró y les dijo, por ejemplo: ¿Conoces la ONG Lucha contra la pobreza, por un planeta mejor? Es por eso por lo que de unos años a esta parte se ha multiplicado exponencialmente la especie de los perdona, ¿tienes un minuto? cuya principal característica temperamental ha de ser un tesón de acero y una insistencia inquebrantable en la captación de fondos o socios para la oenegé en la que trabaje. En algunos ejemplares de esta especie, esa tenacidad les lleva a bordear el perfil de lo que aquí se conoce como un brasas Otros, por contra, son encantadores y responden con una sonrisa a una finta o una mala contestación. Cangrejeando Entre las características antropomotrices de todo perdona, ¿tienes un minuto? está el cangrejeo: son colosales andando hacia atrás mientras intentan convencer a su posible presa de las bondades de tal o cual asociación solidaria que construye escuelas para los niños del Punyab, por poner un caso. Naturalmente, lo primero es preguntar si conoce la labor de esa oenegé, y lo siguiente, claro, si el viandante sabe por dónde cae el Punyab. Si se para a los veinte metros, el sujeto y su voluntad ya suelen ser bizcochables y, tras un minuto que se convierte en quince con prolijas explicaciones sobre la falta de medios de los punyabíes y lo fatal que está allí todo, termina haciéndose socio y acordando una cuota temporal de pago. Cada año recibirá un bonito calendario por Navidad y, periódicamente, informa- Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Anacoreta, m. Tímido velludo entregado a la abstracción. ABC Captadores de socios y fondos para MSF