Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 1 DE FEBRERO DE 2016 abc. es estilo GENTESTILO TV 75 SHARE O NO SHARE BEATRIZ MANJÓN EL REPORTERO SUFRIDOR Ha de demostrar que le duele la actualidad como a Unamuno le dolía España P Indonesia, Maldivas, Namibia, Hawái y Canadá han sido algunos de los destinos del programa TELEMADRID Viaje con nosotros Telemadrid reinventa su formato más exitoso El nuevo hermano de Madrileños por el mundo se lleva a ciudadanos de ruta H. CORTÉS MADRID Cuando la gente se cruzaba por la calle con Paloma Ferre, directora de Madrileños por el mundo o con sus reporteros, siempre había una petición común: Queremos ir con vosotros en vuestras aventuras Así que, para celebrar su décimo aniversario, el exitoso formato de Telemadrid ha decidido reinventarse, cumplir este deseo y llevarse de ruta a los madrileños en Viaje con nosotros el nuevo espacio de la autonómica que se estrenará mañana (22.45 horas) después de los nuevos reportajes del decano programa de viajes. El casting para elegir a los participantes ha tenido a los periodistas del programa durante meses recorriendo las calles de la región en busca de sus afortunadas víctimas Cuando descubríamos a alguien al que le chiflaba viajar, le preguntábamos por su vida privada o su trabajo para sacarle el teléfono de un conocido que usábamos de gancho. Él lo preparaba todo y cuando llegábamos con las cámaras nos los llevábamos directamente al destino elegido. La mayoría no se lo creían, y cuando lo asimilaban lloraban o saltaban de alegría. Ninguno nos ha dicho que no cuenta Paloma Ferre, directora del formato, que reconoce que a partir de ahora perderán ese factor sorpresa. Así conocieron a personajes tan au- Cercanía y buen humor El espacio tiene una parte salvaje, es como un National Geographic comentado por uno de Aluche Versiones en el extranjero Madrileños por el Mundo dirigido por Paloma Ferre, es, sin duda, uno de los formatos más viajeros de Telemadrid. A las versiones regionales que pusieron en marcha varias autonómicas Andaluces por el mundo Canarios por el mundo e incluso La 1 Españoles por el mundo hay que sumar ahora las adaptaciones extranjeras. Polonia ha sido el primer país en ofrecer Polacos por el mundo que ya está en emisión, y que ha usado el grafismo, la cabecera y la estética del madrileño. Después de Polonia, los siguientes países que copiarán este formato, que en tiempos de crisis y migraciones encuentra su particular auge, serán Italia y Francia. Paloma Ferre ténticos como una empleada de una ONG y su hija, que se van de safari a Kenia en la primera entrega; a los Heredia, un matrimonio de gitanos que vendían pareos en el rastrillo de Majadahonda y que intentaron hacer lo propio en Hawái; o a una cantante de copla engañada por su mánager que acabó firmando su primer autógrafo en un viaje de lujo por Maldivas. Intentamos dárselo a gente que le encante viajar y no pueda permitírselo económicamente, pero también que haga cosas buenas. Las historias son auténticas, se ve exactamente lo que ocurre, y les ves disfrutar y llorar subraya Ferre. El aliciente no es solo pensar que tú puedes ser el próximo afortunado, sino también recuperar esa espontaneidad y frescura de la calle. Es la ruta que podrías hacer con tus amigos. Un poco como National Geographic, pero comentado por uno de Aluche añade. Además, este nuevo espacio les ha permitido también quitarse la espinita de recorrer destinos en los que no habían estado antes porque no había madrileños suficientes para hacer un programa. Y eso que tienen una lista de espera de 4.000 solicitudes. Estoy cerrando también rutas con tuaregs del desierto, por las Montañas Rocosas... añade Ferre. La directora de Madrileños es también la encargada de buscar patrocinadores que hagan viable el formato para una autonómica en pleno proceso de reforma. Por ello, a cada destino viaja un equipo mínimo: el reportero y un cámara, que no siempre se alojan en el mismo lugar que los madrileños. Primero van los protagonistas y luego nosotros concluye. No todos sus viajes son siempre tan envidiables. VIAJE CON NOSOTROS En Telemadrid, mañana a las 22.45 h. ara comunicar hay que sufrir. Ignoraba yo esto cuando, de reportera, decidí hacerme un piercing en directo, justo en un negocio que aseguraba que el trance sería indoloro. Ni una mueca, ni un grito, ni una contorsión en la camilla. Una birria de conexión, vaya. Los auténticos informadores y también alguno con dislalia se levantan preguntándose ¿qué padeceré hoy? como el escritor Manuel Bueno amanecía pensando a quién agrediría esa jornada, y no en sentido físico, pese a que dizque fue suyo el bastonazo que dejó manco a Valle- Inclán. El reportero sufridor, cuya angustia, ay, no es silenciosa como la de aquellos sufridores del Un, dos, tres ha de demostrar que le duele la actualidad como a Unamuno le dolía España, ya sea cediendo su coronilla como receptáculo de todo tipo de bebida en los sanfermines, ofreciendo la otra mejilla a lluvia, viento y granizo, o prestándose como alternativa lanceable al toro de la Vega. Un coyote sufrido, a la caza de ese correcaminos que es la noticia. Y si no hay expectativa de afligimiento, se lo provoca, con inmolador belenestebanismo: yo por mi programa me ma- to. En Soy noticia cuyo título no disimula que el protagonista es el reportero, Nacho Medina ha probado a asfixiarse dentro de una caja y a comer de la basura. Lo último: retorcerse con una barriga de empatía que no es la que desarrolla el casado por solidaridad con otros casados, sino la que simula una gestación. Me estoy haciendo pis avisaba. Lo mismo le pasó emulando a Adou, el niño de la maleta. El periodismo como micción informativa, cuya musa sería la Milá. En las clases preparto, hacía Medina la croqueta al estilo de los colaboradores de Sálvame Se sometió luego a descargas eléctricas que imitaban las contracciones de una parturienta: Bájalo, que no puedo más Por sus partos los conoceréis. Ningún dolor se inventa dijo Carlos Edmundo de Ory, que no imaginó el Deluxe Quien pretenda hacerse hueco en el reporterismo de infortáculo, recibirá idéntica lección que Merejkovski cuando quiso leerle unos poemas a Dostoievski: joven, sufra usted primero.