Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 MADRID LUNES, 1 DE FEBRERO DE 2016 abc. es espana madrid ABC Campus de la Justicia S. A. La empresa es símbolo de opacidad, según denunció el propio presidente de la Cámara de Cuentas. Hasta 14 veces se pidieron sus cuentas. El nuevo Gobierno de Cifuentes sí las envió, pero el 14 de enero, fuera de plazo. La Fundación solicitó en verano un concurso de acreedores por quiebra contable, incluido el impago a sus trabajadores. No ha rendido cuentas, como tampoco lo ha hecho la Fundación Dos de Mayo. ISABEL PERMUY Real Fábrica de Tapices Una de cada tres entidades del sector público madrileño oculta sus cuentas 22 municipios no enviaron en 2015 sus datos a la Cámara fiscalizadora, que no tiene ninguna capacidad de sanción ITZIAR REYERO MADRID L a lupa fiscalizadora de la Cámara de Cuentas se ha vuelto a topar con un serio obstáculo: una de cada tres entidades públicas de la Comunidad de Madrid y, por tanto, obligadas a rendir cuentas no envió el año pasado la información requerida por ley, correspondiente al ejercicio 2014. En la lista negra hay 22 ayuntamientos, 13 mancomunidades, 29 consorcios y 27 fundaciones dependientes de la administración regional y del sector local, así como 9 sociedades mercantiles de la Comunidad. De este último grupo se salva esta vez el Campus de la Justicia, que se ha puesto como ejemplo de opacidad: hasta 14 veces avisó la Cámara de Cuentas de que no se presentaban los informes preceptivos. El Gobierno de Cristina Cifuentes (PP) remitió las cuentas el pasado 14 de enero, aunque lo hizo fuera del plazo. El número de organismos incumplidores asciende a 153 del total de los 559 entes públicos madrileños, es decir, representan el 27,3 Pero si se cuentan los que enviaron con retraso (112) suman 265; es decir, el 47 del sector público. Todos ellos olvidaron su deber de transparencia. Entre los consistorios opacos figuran: Aranjuez, Cenicientos, Ciempozuelos, Griñón, Moraleja de Enmedio, Moralzarzal, Navalcarnero, Nuevo Baztán, Pozuelo del Rey, Rivas Vaciamadrid, San Fernando de Henares, y Villaconejos. Se da la circunstancia de que varios de estos municipios son reincidentes y ya han sido objeto de informes de la Cámara que desvelan irregularidades en la gestión municipal, incluidos agujeros contables de millones de euros y adjudicaciones ilícitas de contratos. El problema, como denunció el propio presidente de la Cámara de Cuentas, Arturo Canalda, es que este órgano fiscalizador no tiene ninguna capa- cidad de sanción y, más allá de sacar los colores a los incumplidores, no puede obligarlos a rendir cuentas. De ahí que el partido Ciudadanos, también el PP, busquen impulsar una reforma integral de este organismo regional, hermano pequeño del Tribunal de Cuentas. Este asunto ocupa el punto noveno del acuerdo de investidura de Cifuentes, pero aún no se ha activado. Tampoco el cambio de color político tras las elecciones de mayo ha convertido a esPedro del Cura El Álamo, Aranjuez, El Boalo, Cenicientos, Ciempozuelos, Collado Villalba, Griñón, Montejo de la Sierra, Moraleja de Enmedio, Moralzarzal, Navalcarnero, Nuevo Baztán, Pozuelo del Rey, Rivas Vaciamadrid (a la derecha, su alcalde, Pedro del Cura, de IU) San Fernando de Henares, San Martín de la Vega, Serranillos del Valle, Torrejón de la Calzada, Torres de la Alameda, Valdemoro, Villaconejos y Villamanta. Los consistorios opacos tos municipios en más diligentes. Por ejemplo, el nuevo equipo de gobierno local de Ahora Ciempozuelos olvidó presentar ante el órgano fiscalizador las cuentas relativas a las empresas municipales de la vivienda y de Fomento y Desarrollo. El PSOE, que ha recuperado muchos ayuntamientos de la región, tampoco ha remitido a la Cámara de Cuentas los datos de Cenicientos, Moraleja de Enmedio y de San Martín de la Vega, cuyas empresas de Suelo y Vivienda se quedarían sin fiscalizar. San Fernando de Henares, gobernado por Sí Se Puede en coalición con socialistas e IU, tampoco muestra los datos de su empresa municipal que gestiona el suelo. El PP no remitió los informes de la sociedad urbanística local de Torrejón de la Calzada, mientras que en Collado Villalba la opacidad se cierne sobre su empresa cultural y la televisión pública Sierra de Guadarrama. Griñón, regido por independientes, oculta el informe de la empresa municipal de vivienda. Moralzarzal, capitaneado igualmente por independientes, no ofrece el expediente de su sociedad municipal. Rivas, reincidente La Cámara de Cuentas autonómica destapó en 2013 un desfase contable de 20,9 millones de euros en la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) de Rivas Vaciamadrid y en la Empresa Municipal Servicios y recomendaba un plan de control financiero desde su creación. Ese ÁNGEL DE ANTONIO