Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 SOCIEDAD APARECE EL BROTE ADVERTENCIA A LAS EMBARAZADAS LUNES, 1 DE FEBRERO DE 2016 abc. es conocer ABC EPIDEMIA EN AMÉRICA Primeros casos en Brasil Los primeros brotes fuera de África se detectaron en el Pacífico, en las islas Yap, en 2007 y en la Polinesia francesa en 2013. A principios de 2015, el hospital de la Universidad Federal de Río Grande del Norte comenzó a recibir pacientes con fiebre y manchas en el cuerpo. Inicialmente se pensó en chikungunya. Pero al final se identificó al nuevo patógeno llegado a Brasil: el virus del Zika. Salta la alarma por la microcefalia El zika puede cursar sin síntomas en muchos casos y no tener mayores consecuencias. El problema ha sido cuando se ha relacionado un aumento exponencial de los casos de microcefalia en recién nacidos. El virus del Zika, a punto de convertirse en un nuevo riesgo a nivel mundial Por segunda vez en apenas un año y medio, la OMS se reúne para ver si declara una emergencia internacional, tras la del ébola en agosto de 2014 ALEJANDRO CARRA MADRID A penas ha pasado un año y medio desde que el 8 de agosto de 2014 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la epidemia de ébola desatada en África Occidental como una emergencia de salud pública de importancia internacional Hoy, 1 de febrero de 2016, el Comité de Emergencia de este organismo de la ONU determinará si volvemos a encontrarnos ante el mismo escenario. La semana pasada, la directora general de la OMS, Margaret Chan, afirmó que el nivel de alarma es extremadamente alto y que el virus del Zika transmitido por el mosquito Aedes aegypti se estaba propagando de una manera explosiva. La posibilidad de que el zika para el que no hay vacunas ni tratamientos específicos atraviese la placenta y cause a los nonatos deformaciones como la microcefalia o ceguera, e incluso trastornos de tipo autoinmune como el síndrome de Guillain- Barré, que provoca la paralisis progresiva de los músculos del cuerpo, ha hecho que la comunidad internacional ponga el foco de atención en una enfermedad de la que se sabe muy poco por haber estado confinada en remotos bosques tropicales de Uganda. Hasta 2007, cuando se detectó un brote en el Pacífico. La declaración del estado de emer- gencia sanitaria de nivel internacional conlleva una serie de recomendaciones y obligaciones para los estados afectados o en riesgo de sufrir un brote. Control de fronteras En cada caso es diferente, pero cuando se declaró la emergencia por el ébola, la OMS emitió una serie de consideraciones que iban desde el consejo a los jefes de Estado de que se dirigiesen a la nación para informar de la situación y de las medidas adoptadas para hacer frente al brote hasta declarar el estado de emergencia en los países afectados. La OMS recomendaba medidas complementarias extraordinarias, como la cuarentena, si fuese necesario y pedía a los Estados que examinasen en los aeropuertos y puertos marítimos internacionales y en los principales pasos fronterizos terrestres a todas las personas que salgan del país, a fin de detectar enfermedades febriles Pero aquello era el ébola, un virus hemorrágico sin cura que ocasionó más de 11.000 muertes, y África Occidental, con países devastados por años de guerra y sistemas sanitarios prácticamente inexistentes. Hasta que a finales del año pasado no saltó la alarma por el inexplicable aumento de casos de microcefalia en las zonas donde se había detectado el virus, el zika pasaba inadvertido para la comunidad in- ternacional. Cuando el Ministerio de Salud brasileño confirmó que se habían quintuplicado las malformaciones en recién nacidos en las regiones del noroeste, todo el mundo dirigió su mirada hacia Iberoamérica. La OMS avisó de que la enfermedad se extendería por todo el continente, a excepción de Canadá y Chile, y Estados Unidos recomendó a sus embarazadas no viajar a países con brotes del virus. Más radicales aún, los gobiernos de Colombia donde ya hay 20.000 casos, de los cuales casi 2.000 son mujeres embarazadas y también de Puerto Rico, Ecuador, República Dominicana, Jamaica, Honduras, Panamá y El Salvador recomiendan a sus ciudadanas evitar el embarazo. La Organización Panamericana de Salud pidió ampliar el acceso a los anticonceptivos en América Latina, pero recordando que la decisión de concebir es un derecho exclusivo de la mujer. No se puede tomar como recomendación que no se embaracen las mujeres. Los países deben informar de los riesgos que hay, pero la decisión final es solo de la mujer, es su derecho dijo en una entrevista con Efe Suzanne Serruya, directora del Centro Latinoamericano de Trastornos neurológicos Además de la microcefalia o la ceguera en recién nacidos, se estudia si causa el sídrome de Guillain- Barré CÉSAR NOMBELA LA ÚLTIMA AMENAZA INFECCIOSA La posibilidad, aun sin demostrar, de que el zika afecte al desarrollo del feto ha encendido las alarmas E l tráfico de esclavos desde el continente africano, siglos XVI al XIX, supuso el contagio de dos infecciones víricas, la fiebre amarilla y el dengue, que se hicieron endémi- cas en buena parte de América. La viruela alcanzó una situación tan global como para producir cientos de millones de muertes, hasta que finalmente pudo ser declarada su erradicación en 1976, gracias a las vacunas. Son ejemplos, pero la movilidad actual amplía las posibilidades de expansión infecciosa, aunque también podemos caracterizar con rapidez la naturaleza de los agentes patógenos y sus efectos. En los últimos quince años nos hemos tenido que familiarizar con agentes como el SARS, procedente de China, el MERS, de Arabia Saudita o el ébola de África occidental. La última amenaza se llama virus del Zika, por el bosque ugandés en el que se detectara en 1947. Con un genoma muy pequeño da lugar a una poliproteína que se fragmenta en varias. Causando infecciones, indetectables clínicamente o que producen ligeros síntomas gripales, se llegó sin embar-