Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 28.1.2016 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.554 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO La dieta de Oprah Winfrey revoluciona Wall Street Las acciones de Weight Watchers se disparan un 20 después de que la presentadora haya publicado un tuit sobre su pérdida de peso gracias a esa compañía más asequibles que cualquier otro formato publicitarios. Los cachés como anunciantes en las redes sociales van de los 200 euros hasta el infinito Aunque Oprah lo ha hecho por intereses personales (adquirió en octubre el 10 de la compañía) el caché de los personajes mediáticos sube como la espuma. Sus tuits actúan como un inmenso altavoz de las firmas, y eso se paga. En España, un tuit o una foto en Instagram promocionando un productos puede costar fácilmente 2.000 euros, el siguiente ascendería a 7.000, después 15.000 y así sucesivamente, subiendo en acuerdos anuales o mensuales cuenta Alexander. Todo depende de quién sea y del número de followers que se tenga. Y como es lógico, cuantos más seguidores, más se paga En nuestro país, sin llegar a convulsionar la Bolsa, Jorge Javier Vázquez ha sido el altavoz más potente de las bondades de Entulínea (así se llama Weight Watchers en España) En mayo de 2014, después de haber reducido dos tallas, compartió en las redes sociales que estaba feliz con el método. Las centralitas de los centros que gestionan la dieta se colapsaron. Ha sido nuestro portavoz estrella aseguran desde la firma. El presentador de Sálvame (434 mil seguidores en Twitter) adelgazó 7 kilos, pero engordó con cifras de varios ceros su cuenta corriente. Tras los pasos de Jorge Javier, Ivonne Reyes se apuntó a seguir el método, y, como no, a compartirlo (léase publicitarlo) a sus 35.000 followers. IGNACIO RUIZ- QUINTANO SAMUEL En lo de Samuel, ¿tiene la culpa Carmena de que la gente se dedique a hacer recomendaciones? ¿Inventó ella la recomendación? C TERESA DE LA CIERVA omer pan. Perder peso. ¿Qué? Uníos a mí con Weight Watchers Menos de 140 caracteres en la cuenta de Twitter de Oprah Winfrey han bastado para que la cotización internacional de la compañía creadora del programa de adelgazamiento más famoso del mundo (celebra 36.000 sesiones grupales a la semana en todo el planeta) se dispare hasta un 20 en la Bolsa de Estados Unidos. El poder de prescripción de un tuit de Oprah Winfrey se eleva a casi 12 millones de dólares, la misma cifra que la presentadora ha perdido en kilos siguiendo la dieta que anunciaba En el vídeo que acompañaba al tuit la presentadora estadounidense declaraba que ha perdido 26 libras y ha comido pan todos los días con Weight Watchers, animando a sus casi 31 millones de seguidores a unirse a la dieta. Pocos minutos más tarde, las acciones se dispararon. ¿Hasta dónde llega el poder de los influencers? Este título, que reciben algunos por contar con un número muy elevado de seguidores en las redes sociales, da nombre a los líderes de opinión del siglo XXl. Son las nuevas estrellas del marketing asegura Carla Alexander, directora de servicios al cliente de La influencia de estos prescriptores es cada vez mayor porque dan credibilidad y humanizan a las marcas Según esta especialista en marketing digital, han encontrado una nueva vía de negocio por la que se pagan precios elevados pero mucho REUTERS C OSCAR DEL POZO Ellas lo consiguieron A la izquierda, Oprah Winfrey, y arriba, Ivonne Reyes, embajadoras del sistema Weight Watchers Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Justicia, f. Venganza argumentada. on la grande polvareda, dice el romancico, perdimos a don Beltrane. La grande polvareda es la grande falla pepera en Valencia, y don Beltrane, ese joven ingeniero, de nombre Samuel, enchufado por Carmena de consejero delegado en Calle 30. Las partidocracias hablan con la voz de la sangre (se destruye la familia y se destruye todo) y han hecho suya una moraleja del teatro: Entre el sentimiento y la razón, debe triunfar el sentimiento Lo que molesta es que ahora sea nuestro dedo explican los amigos de Samuel, que son los mismos de Errejón, el becario black que grita a quienes le han sentado en el gallinero del Congreso que no leen Historia y por eso no saben que él es Saint- Just en la Montaña, con lo que eso supone. (Si es por la guillotina, sabrá, aunque eso no venga en El rincón del vago que la cuchilla despescuezó, por cada aristócrata, a tres o cuatro plebeyos, más algún listillo como el propio Saint- Just. En lo de Samuel, ¿tiene la culpa Carmena de que la gente se dedique a hacer recomendaciones? ¿Inventó ella la recomendación? Téngase en cuenta, además, que a ella podía haberle ocurrido lo que a aquel respetable señor que en la República escribió una carta pidiendo la plaza de carabinero para un cualquiera, alguien confundió al recomendado con el recomendante (es lo malo de vestir sin necesidad como un necesitado) y lo nombraron a él para dirigir el tráfico. ¡Carmena, consejera delegada de Calle 30! ¿Qué cosas no estaríamos diciendo ahora? Volviendo a la grande polvareda de la grande falla pepera, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso dice que a ellos, contra la corrupción, no nos temblarán las piernas tropo parlamentario inspirado en el senador socialista Joaquín Galán, que en 1991 votó por otro, con el pie, la ley del IRPF. Tienen unos pies inmensos fue la impresión que en China dejaron los primeros españoles. ¡Pues, anda, que morro! suspirará, sentado con Carmena, el señor Wanda.