Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA JUEVES, 28 DE ENERO DE 2016 abc. es economia ABC JULIO POMÉS El Santander gana 5.966 millones, casi un 3 más, al crecer en negocio La entidad hizo saneamientos extra en los últimos meses de 2015 por 1.718 millones MONCHO VELOSO MADRID ORDÓÑEZ ES INOPORTUNO El exgobernador del Banco de España yerra al criticar a quien más hizo por evitar el rescate Ni fusiones, ni ampliaciones de capital ni ventas Botín aseguró ayer que el Santander tiene una posición buena o muy buena en España y Portugal con su cuota del 14 %o 15 alejando así la posibilidad de que el banco compre alguna otra entidad en la Península. Además, la presidenta del grupo descartó que el Santander tenga que ampliar capital o vender activos para cumplir con las ratios de capital. L a mayoría de los españoles tienen muy claro que Zapatero se equivocó en su política económica, como lo prueba el hecho de que sufrimos una crisis más grave que la de otros países. Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha sacado un libro en el que defiende en parte a quien le nombró, sin consenso, gobernador del Banco de España. En su respaldo a Zapatero, se siente en la necesidad de criticar en contrapartida a Luis de Guindos, a quien acusa de alarmista y de haber hecho inevitable el rescate bancario. Al margen de que en la opinión de Ordóñez pudiera haber algo de razón, existen serias dudas acerca de que silenciar la situación de Bankia no hubiese tenido, incluso, peores consecuencias. Ayer, contra toda probabilidad, el Tribunal Supremo sentenció que esta entidad devuelva el dinero a dos compradores de acciones porque había graves inexactitudes en el folleto de oferta pública, resolución que apoya el catastrófico estado contable de Bankia. Así como no tengo claro que De Guindos cometiera el error que le atribuye Ordóñez, sí estoy seguro de que, gracias a la habilidad del ministro, se eludió el rescate total de España. Esta batalla se libró en Europa y a la vista está que logró cambiar el pronóstico: por aquel entonces nadie daba un duro por nosotros. He tenido la oportunidad de asistir a algunas comparecencias de De Guindos en las instituciones europeas, en las que ha quedado patente tanto su prestigio como su capacidad persuasiva. Aunque nadie duda de la buena intención de Ordóñez y de que fue políticamente incorrecto cuando creyó que debía serlo, en su afirmaciones sobre De Guindos ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Me refiero a su falta de audacia para despresurizar la burbuja inmobiliaria que agravó la crisis, tal como advertía la famosa carta que la Asociación de Inspectores del Banco de España hizo pública y a la que se hizo caso omiso para no contradecir a Zapatero, quien había institucionalizado el optimismo y decretado oficialmente el éxito. JULIO POMÉS ES PRESIDENTE DEL THINK TANK CIVISMO Banco Santander presentó ayer los resultados de su primer ejercicio completo bajo la batuta de Ana Botín. Y son también las primeras cuentas anuales desde que la presidenta dio un giro a la política comercial del grupo. La entidad financiera cerró 2015 con un beneficio neto de 5.966 millones de euros, un 2,6 más que en los doce meses anteriores, gracias a la positiva evolución del negocio puramente bancario y su traducción en ingresos, lo que le ha permitido amortiguar el impacto de las dotaciones extraordinarias que ha tenido que hacer y que han situado esas ganancias por debajo de las expectativas del mercado. En concreto, el banco cargó contra sus resultados en los tres últimos meses de 2015 un total de 683 millones de euros por el deterioro de activos intangibles, 600 millones para compensar a clientes por la venta irregular de seguros de protección ante el desempleo (PPI, en el argot financiero) y 435 por otras cargas. En suma, 1.718 millones que han frenado las ganancias del grupo en el cuarto trimestre, cuando quedaron reducidas a 25 millones, frente a los más de 1.700 millones que venía generando en los anteriores. Sin ese efecto, sus beneficios en el conjunto del año habrían crecido un 12,9 hasta los 6.566 millones. Más allá de esos resultados extraordinarios, y según los analistas, las cuentas de la entidad evidencian una buena evolución del negocio y los ingresos pese a la debilidad del crecimiento de la economía global y la fuerte exposición del Santander a mercados en recesión como Brasil; el entorno de bajos tipos de interés, y la presión regulatoria. Hemos cumplido con los objetivos que nos fijamos dijo ayer Botín en rueda de prensa en referencia a las metas comerciales que la entidad ha establecido en su plan estratégico par el periodo 2015- 2018. Al cierre del año pasado, primero de ese plan, el Santander había incrementado su base de clientes digitales en 2,5 millones, hasta los 16,6, y su cartera de clientes vinculados en 1,2 millones, hasta los 13,8 millones de usuarios. Estos últimos aquellos con más productos contratados y una mayor operativa son la obsesión del banco, al considerar que son hasta cinco veces más rentables que los menos activos. Ahí se enmarca su Cuenta 1, 2, 3 que lanzó en España en mayo de 2015 y que hasta diciembre había captado 860.000 nóminas, 237.000 procedentes de otras entidades. En cuanto a la actividad crediticia, el banco elevó su saldo de financiación un 7,6 y en el negocio de fondos de inversión creció un 14 Ese mejor pulso comercial se tradujo en unos ingresos por intermediación y comisiones de 45.222 millones de euros, un 7,65 más que en 2014. El control de los costes, que aumentan +7,6 sólo por las inversiones, contribuyeron también a apuntalar los resultados de la entidad. Otra de las palancas de los beneficios del Santander han sido las menores necesidades de saneamientos, sobre todo en mercados como España, que supone el 12 de las ganancias del grupo, por detrás de Reino Unido (23 y Brasil (19 mercados en los que también creció en inversión crediticia La presidenta del Banco Santander en la presentación de resultados Empresarios y directivos llaman a disipar la incertidumbre política La presidenta de Banco Santander, Ana Patricia Botín, se unió ayer a la opinión que han dado estos días otros empresarios y pidió que la incertidumbre política acabe cuanto antes por su efecto en la economía. FRANCISCO GONZÁLEZ PRESIDENTE DE BBVA JOSÉ LUIS BONET CÁMARA DE COMERCIO JUAN ROSELL PRESIDENTE CEOE Urge un pacto lo antes posible que forme un Gobierno estable y que no piense en utopías Un parón de las inversiones por la inestabilidad política es inevitable Espero que la política no ponga trabas y problemas en el camino de la recuperación