Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 SOCIEDAD LUNES, 18 DE ENERO DE 2016 abc. es conocer ABC Rebrote del virus CÉSAR NOMBELA BIOPATENTES Se espera un largo proceso de mejora de normas Violencia en Sierra Leona contra personas aisladas por el ébola ABC FREETOWN L a posibilidad de patentar materiales biológicos, como células, genes o proteínas, ha sido clave para el avance de la biotecnología. Con ello se abrió un capítulo de la propiedad industrial de mayor complejidad que la que existía para las especies químicas constituidas por moléculas bien definidas y definibles. El Supremo de EE. UU. dictaminó en 1980 que la bacteria del género Pseudomonas, genéticamente modificada por Chakrabarty, debía considerarse como patentable. Se estimuló entonces la investigación para desarrollar organismos con aplicaciones industriales. La solicitud de biopatentes se ha incrementado, y no siempre con claridad. Un ejemplo son las patentes de genes; tras concederse derechos de patentes por el descubrimiento y descripción de miles de genes, de nuevo la corte suprema en EE. UU. ha tomado decisiones clave. Sentenciando que los genes, en su estado natural, no son patentables. Otra cosa es su modificación, que sí se considera actividad inventiva. La patente del sistema CRISPR- Cas, de edición de genes, que es objeto de disputas entre entidades, y sus investigadores, que reclaman prioridad y derechos sobre este procedimiento de gran potencial para mejorar cosechas o tratar enfermedades genéticas, así lo confirma. La patente es un contrato entre el inventor y la sociedad para conceder derechos de explotación a cambio de que se haga público el contenido de su invención. En biopatentes es previsible un largo proceso de mejora de normas y procesos de patentabilidad. El hospital francés dónde estaba hospitalizado el fallecido AFP Muere una de las cinco cobayas humanas El paciente participaba en Francia en los trabajos experimentales de un nuevo analgésico JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS La muerte anunciada del paciente que se encontraba en estado de muerte cerebral, tras participar como cobaya en unos ensayos clínicos remunerados, acentúa la incertidumbre nacional. Según el comunicado oficial de la asociación de Centros Hospitalarios Universitarios (CHU) cuatro de las cinco personas que continúan ingresadas en el Hospital Universitario de Rennes presentan daños neurológicos graves que podrían ser irreversibles El ministerio de Sanidad ha pedido acciones de extrema urgencia a los tres equipos que estudian un caso tan misterioso como inquietante: la muerte de un hombre y la hospitalización de otros cinco que participaban como cobayas en los trabajos de experimentación en seres humanos de un nuevo analgésico. El experimento estaba siendo realizado por un laboratorio francés, Biotrial por cuenta de una gran empresa farmacéutica portuguesa Bial fundada en 1924 cerca de Porto, un grupo familiar considerado oficialmente en vanguardia, en materia de innovación e investigación En París, la Inspección General de Asuntos Sociales (IGAS) ha comenzado a estudiar en detalle las condiciones de trabajo e investigación de Biotrial que pagó unos 1.000 euros a las 90 personas que aceptaron trabajar como cobayas para experimentar un nuevo analgésico destinado a reducir el dolor. Por su parte, la Agencia Nacional para la Seguridad de los Medicamentos (ANSM) comenzó el viernes pasado una inspección técnica de los laboratorios de Biotrial En el terreno judicial, eventualmente penal, los servicios especializados de la Gendarmería nacional han comenzado un largo rosario de interrogatorios. El Ministerio de Salud y la Oficina de Seguridad Nacional de Sierra Leona pusieron ayer en cuarentena a 109 personas 28 de las cuales catalogadas de alto riesgo tras entrar en contacto con una mujer fallecida a causa de ébola la semana pasada, informa Reuters. La joven vivió con otras 22 personas en una misma residencia mientras incubaba el virus, a las que se suman otras cinco encargadas de lavar su cuerpo, una práctica considerada clave en la transmisión de la enfermedad. Este nuevo brote ha causado diversos episodios de violencia durante el fin de semana, con el ataque a las casas de varios de los pacientes catalogados como de alto riesgo en Maguraka, a 200 kilómetros de la capital, Freetown, donde murió la mujer, según ha informado el Jefe Supremo Masakma III, un líder local. No sabemos quién está detrás de esto, pero estamos impactados de que alguien pueda hacer algo así después de lo que el ébola ha hecho al país añadió en referencia al desmantelamiento de una barricada que protegía una de las casas en cuarentena. El departamento gubernamental señaló que prosiguen las investigaciones en los cuatro distritos por los cuales viajó la mujer fallecida. A pesar de ello, la fuente del contagio sigue siendo desconocida, aunque se ha confirmado que la víctima viajó cerca de la frontera con Guinea, uno de los últimos países en declararse libre del virus el pasado 7 de noviembre. Este posible nuevo caso de ébola se produce días después de que La OMS declarara la semana pasada que todas las cadenas de transmisión conocidas han sido detenidas en África Occidental