Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA JUEVES, 14 DE ENERO DE 2016 abc. es espana ABC Caso Madrid Arena Flores se desentiende de la tragedia y culpa al Ayuntamiento: Me obligaron a hacerlo mal Responsabilizó a empresas municipales y a quienes no alertaron de que había que dividir el aforo por plantas M. J. ÁLVAREZ MADRID No recordaba apenas. No dio ninguna orden de abrir puertas, no conocía el plan de autoprotección del Madrid Arena, no tenía ninguna competencia en la seguridad de la fiesta de Halloween, al alquilar el recinto, desconocía el motivo por el que se cerraron los vomitorios y que existiera un cuarto con cámaras de vigilancia, e incluso los ordenadores que llevó su empresa. Ignoraba también que el recinto carecía de licencia de funcionamiento. Y, por supuesto, negó que el sobreaforo fuera una de las causas de la espantosa tragedia en la que perdieron la vida cinco jóvenes, según consideran acreditado el juez instructor del caso, Eduardo López- Palop, y el Ministerio Fiscal. Todo eso y más dijo ayer, en la segunda sesión del juicio, en un intento de echar balones fuera, Miguel Ángel Flores, el principal imputado por lo ocurrido en la madrugada del 1 de noviembre de 2012, en el recinto municipal que gestionaba Madridec. Y ello, a pesar de ser el empresario que organizó la Thriller Music Park. Y ese desconocimiento se produce a pesar de que había realizado en ese espacio treinta y tres eventos en los últimos años, ocho de ellos en 2012, hasta el que causó las muertes, tal y como él mismo explicó ayer a la representante del Ministerio Fiscal, a la única que contestó al interrogatorio, además de a su abogado. Yo soy el presidente de la compañía, Diviertt. Solo gestiono y entiendo Solo le ha faltado decir que no era el promotor A Flores solo le ha faltado decir que no era el promotor de la fiesta Así lo manifestó ayer Isabel de la Fuente, madre de Cristina Arce, una de las víctimas, que acudió al juicio con su marido. Jamás se ha preocupado porque el Arena carezca de licencia y lo hace ahora; el problema es que como nunca ocurrió nada no tomaron medidas indicó. No sabe echar las cuentas de las entradas porque no dice la verdad, dijo que había destruido talonarios y luego aparecen, y para colmo llama a las víctimas pobrecitas A la fiscal, que se acercó a saludarla, le dijo que había estado flojita en su interrogatorio. de hostelería y espectáculos. No me dirijo al resto del personal, no lo conozco, ni muchos menos di ninguna orden de que se aligerara la requisa, porque eso es competencia de Seguriber, la empresa contratada por el Ayuntamiento de Madrid para la vigilancia exterior del recinto. A mí no me dan opción de que contrate con otras Flores, durante las casi cuatro horas de interrogatorio, a ratos nervioso (pidió ir al baño cuando llegó su turno) y a ratos más cómodo, culpó indirectamente de lo ocurrido al Ayuntamiento de Madrid, tras decir que no quería acusarlo, aunque sí a Madridec, lo que viene a ser lo mismo. Nunca me dijo que tenía que sectorizar al público por plantas, pues para ello había que modificar el recinto. Lo dijo el consistorio en una consulta vinculante que he conocido ahora. Por eso, acuso a las personas que en 2010 sabían que eso se estaba haciendo mal y me lo obligaron a hacer mal a mí Todo lo hicimos bien Prosiguió: Yo no sabía que el recinto era peligroso ni que no está preparado para espectáculos con el público de pie. En todas las fiestas que he hecho nunca había pasado nada. Todo lo hicimos bien. Ahora sé que lo es, al ver los informes y cómo circulaba la gente. Pienso que es una ratonera y he denunciado al recinto y al espectáculo Las muertes ocurrieron por un flujo no canalizado Las deficiencias de seguridad provocaron que coincidieran los que bajaban por una escalera con el vomitorio donde debían estar esas pobrecitas Yo no sabía que el recinto era peligroso Ahora, tras la tragedia, me he enterado de que el recinto no tiene licencia de funcionamiento ni de actividad, yo pensé siempre que tenía una multiusos Sama Sama porque puede volver a ocurrir lo mismo El principal imputado, para quien la fiscal pide una pena de cuatro años por las cinco víctimas, frente a los veinte de las acusaciones, se hizo un lío con las entradas que emitió, 17.500, y las que aseguró que vendió, 9.650. Las cuentas no cuadran alegó la fiscal. Elevó las vendidas, entre los tiques físicos y los digitales, a 11.228, cuando el límite legal que le dieron dos días antes del evento fue de 10.620. El recuento judicial arrojó que se vendieron 16.791. La Policía ha asegurado que ahí podía haber unas 22.000 personas, una locura; no caben Sin embargo, poco antes había explicado que ahí había realizado eventos para 14.000 y 20.000 Negó lo afirmado en su primera declaración de que se colaron 3.000 personas del botellón exterior, por lo que calculó que podría haber más de 15.000 Acorralado por sus contradicciones No aclaró cuántas entradas vendió Flores se lió con las entradas emitidas (17.500) y vendidas. Dio cifras distintas: 9.650 y 11.228, sin contar los pases VIP. Negó que superara el aforo (10.620) y alegó que su empresa realizaba un control minucioso de la venta. Culpó a la Policía Nacional de mezclar en su recuento (16.791) las entradas emitidas, que dijo que destruía, con las validadas. No oculté las urnas con los tiques Negó haber ocultado en el pabellón satélite, anexo al Arena, las ocho urnas con las entradas. Las llaves del recinto las tenían Madridec y Seguriber, no yo Pero no se lo dijo a la Policía, que tardó 16 días en encontrarlas. Afirmó que las cajas se manipularon al contener talonarios con la matriz, en lugar de los tiques validados que introducía, como indicó. Sin competencias en seguridad Flores relató que la responsabilidad en la planificación y desarrollo del evento era de Madridec, incluso de la seguridad, a pesar de que la fiscal le dijo que la empresa encargada del evento también tenía que contar con personal de vigilancia. De hecho, aparecieron acreditaciones del personal que contrató, Kontrol 34, que rezaban: Coordinador de Seguridad No di orden de retirar vallas Negó que ordenara retirar vallas o aligerar requisas para facilitar la entrada por la cota 0. Sin embargo, en las grabaciones realizadas de la fiesta se le ve en la explanada exterior junto al personal que retira las vallas, según se ha afirmado durante la instrucción. Algunos incluso dicen que él participó en esa tarea, aunque no está claro.