Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 ENFOQUE JUEVES, 14 DE ENERO DE 2016 abc. es ABC Comienza la XI Legislatura Podemos monta un circo Más difícil todavía Arrancó ayer la XI Legislatura de las Cortes Españolas, una sesión siempre solemne que indica el comienzo de un nuevo tiempo político en el que la soberanía popular toma asiento en el templo de las leyes que nos rigen. Se trata de un día grande en la democracia cuya importancia no alcanzó a comprender parte del nuevo hemiciclo que no supo estar a la altura de la cita. Como era de esperar, la bancada populista confundió el Pleno con una especie de romería laica, libertaria, de pésimo gusto y rayana en la pachanga de pueblo: hubo quien hizo acompañar su entrada triunfal en el Congreso con una comparsa con música de los Moros y Cristianos y quien llegó en bicicleta y peto fosforito. Tras el numerito del bebé pancarta exhibido por Bescansa y después de la elección del nuevo presidente (Patxi López) y miembros de la Mesa de la Cámara, llegó la traca final populista con los estrambotes que colocaban al juramento o promesa del cargo. Aquello pareció un certamen de ocurrencias, gritos de la lucha obrera y revolucionaria, jergas regionales, soflamas, lemas de galletitas de la suerte y demagogias más propias de una asamblea de instituto de enseñanza secundaria que de un Parlamento. Difícil señalar a uno en particular, pues el espectáculo ofrecido por Iglesias y los suyos fue una apoteosis del esperpento. No les valía un sí, juro o sí, prometo habían de meter una monserga presuntamente revolucionaria contra la Constitución y el sistema (aunque ambos les amparan) Picados con tanto ingenio los diputados independentistas, de otros lados de la extrema izquierda y hasta los proetarras se unieron al adefesio. Entre perplejo y circunspecto asistió Pedro Sánchez al circo de tres pistas montado por su opción preferente para garantizar el progreso del país y el bienestar de los españoles Como dice el maestro de ceremonias mientras redobla el tambor: más difícil todavía. PRIMER PLANO La política de siempre La nueva política O levantaban el puño en alto o hacían el signo de la victoria al prometer el cargo. Una diputada de Podemos hasta izó un ramillete de flores JAIME GARCÍA