Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA El desafío soberanista Toma de posesión MIÉRCOLES, 13 DE ENERO DE 2016 abc. es espana ABC Puigdemont promete el cargo sin aludir a la Constitución ni al Rey El presidente se salta la fórmula legal en un acto apenas seguido a pie de plaza ÀLEX GUBERN BARCELONA El nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se estrenó ayer en el cargo desafiando la legalidad, un anticipo de lo que se prevé sea una legislatura de confrontación. El hasta el pasado lunes alcalde de Gerona tomó ayer por la tarde el relevo de Artur Mas en una ceremonia que, en sí misma, fue una advertencia de que la Generalitat presidida por Carles Puigdemont no va a modificar su actitud y proceder insumiso. Puigdemont prometió el cargo sin aludir a la promesa o juramento de lealtad al Rey y a la Constitución que es preceptiva según se establece en la Ley Orgánica de Régimen Electoral General para todos los cargos electos. La fórmula empleada ayer la leyó la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, que solo se refirió a la promesa de fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament En este contexto, tanto o más que en el contenido del discurso del exalcalde de Gerona no especialmente exaltado en lo soberanista había interés en conocer los aspectos formales de la toma de posesión, desde la fórmula o coletilla que emplearía para aceptar el cargo, a aspectos relativos a la decoración. En este sentido, en 2012 Mas tomó posesión después de que los servicios de protocolo de la Generalitat escondiesen el retrato del Rey Juan Carlos tras un telón negro, decoración que desde entonces se ha mantenido en el Salón de Sant Jordi del Palau de la Generalitat. Respecto a la toma de posesión el Gobierno ya ha pedido a la Abogacía del Estado que estudie la mejor fórmula para impugnarla al entender que la misma podría ser ilegal. Acto de toma de posesión de Carles Puigdemont, en el Palau de la Generalitat 27 de septiembre de 2015 para ejercer la autodeterminación de nuestro pueblo y proclamar, junto con todas nuestras instituciones, el estado catalán libre y soberano Poco imaginaba Puigdemont que medio año después, él encabezaría el gobierno que pretende proclamar ese estado libre y soberano Además de prácticamente todas las autoridades políticas catalanas, y de una discreta representación del mundo económico, en representación del Gobierno asistió el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, que antes de la ceremonia mantuvo una animada conversación con el presidente de ERC y próximo vicepresidente del ejecutivo catalán, Oriol Junqueras. Tanto Fernández, como la delegada del Gobierno, Llanos de Luna, y el Inspector General del Ejército, el te- INÉS BAUCELLS La fórmula de promesa Puigdemont promete fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament No pudo salir al balcón El nuevo presidente suspendió su prevista salida a saludar al balcón de la Generalitat ante la escasa presencia de fieles que se dieron cita niente general Álvarez Espejo, protagonizaron una de las imágenes de la jornada, al permanecer impasibles, sin aplaudir, tanto cuando concluyó su intervención el presidente entrante Puigdemont como el saliente Artur Mas. El líder del PSC, Miquel Iceta, tampoco aplaudió sus intervenciones, mientras que Inés Arrimadas, presidenta del grupo de Ciudadanos, y Xavier García Albiol, del PP, ni siquiera asistieron a la ceremonia. Los portavoces de sus respectivos grupos, Carlos Carrizosa y Enric Millo, sí que estuvieron ayer en el Palau de la Generalitat. A pie de plaza, unos pocos centenares de personas aclamaron de manera más bien destemplada al nuevo president nada que ver, por ejemplo, con el baño de masas que se dio Ada Colau al asumir la alcaldía. De hecho, el nuevo presidente tuvo que Bordear la ley Carles Puigdemont es reincidente en asumir el cargo saltándose o bordeando la ley. De hecho, en su toma de posesión como alcalde de Gerona en mayo del pasado año, Puigdemont optó por aceptar el cargo con la fórmula que había propuesto la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) que él presidía, y que añadía al juramento o promesa previsto por la ley la siguiente frase: Anuncio que quedo a disposición del nuevo Parlamento, del presidente y del gobierno de la Generalitat de Cataluña que surja de las elecciones del REFORMA DEL ESTATUTO DE GUERNICA El PNV propone el derecho a decidir pactado con el Estado S. E. BILBAO Los partidos representados en el Parlamento vasco registraron ayer sus propuestas para reformar el Estatuto de Guernica, aprobado en 1979. El objetivo de PNV y PSE es mejorar y modernizar las actuales cuotas de autogobierno, de forma pactada con el Gobierno central. Sin embargo, EH Bildu opta por iniciar un camino uni- lateral que desemboque en un estado vasco basado en la soberanía plena El PP no se opone a una reforma constitucional y del propio Estatuto, aunque cree que este sigue siendo válido por lo que optan por reformar leyes como la de Territorios Históricos, la Municipal y la de Aportaciones. El PNV quiere más autogobierno con el que se reconozca al pueblo vas- co como sujeto político y su derecho a decidir pero dentro del marco legal es decir, sin ruptura con el Estado ni independencia. La propuesta nacionalista fija dos principios previos: el de legalidad es decir, la reforma se hará dentro del marco legal actual, adecuándose a los principios establecidos en el bloque constitucional y el democrático exigiendo una voluntad positiva del Estado para asumir la apertura de la negociación El proceso, en la propuesta del PNV, concluiría con la aprobación de la reforma en el Parlamento vasco y con una consulta habilitante antes de remitirse el texto a las Cortes.