Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN POSTALES MIÉRCOLES, 13 DE ENERO DE 2016 abc. es opinion ABC JOSÉ MARÍA CARRASCAL A los cuatro vientos Regeneración democrática CUENTOS Y REALIDADES Con los separatistas sólo hay que negociar su rendición. Cualquier otra cosa sería la rendición de España AY que estar preocupados? Sí. ¿Alarmados? No. Y asustados, menos. ¿Es Carles Puigdemont por cierto, hermoso nombre más peligroso que Artur Mas? Difícilmente. Que haya mostrado sus cartas tan pronto indica que no es tan astuto como su predecesor en el cargo. Mi temor era que se presentase como un tipo simpático, sonriendo a un lado y a otro, lo que sin duda generaría aplausos, sobre todo entre aquellos que piensan que el secesionismo catalán se resuelve hablando y dándoles alguna ventaja más. Pero ya de entrada advirtió que se dispone a poner en marcha la desconexión de España en 18 meses y ha jurado el cargo obedeciendo al pueblo catalán no a la Constitución, al tiempo que describía la Arcadia feliz que será la Cataluña independiente (sólo le faltó anunciar que descubrirán la curación del cáncer, algo que me alegraría, pero por desgracia no veo tan factible) En fin, que fueron los desafíos, baladronadas y mentiras nacionalistas de siempre. Ya verá lo que le espera cuando se enfrente a la realidad, no sólo en Madrid, sino en Bruselas, en Berlín, en París, en Londres, en Washington... y en los bancos. A lo mejor cree que ser president de la Generalitat es como ser alcalde de Gerona. Él, como tantos catalanes independentistas, puede irse preparando para nuevas y dolorosas desilusiones. En cualquier caso, la reacción de Madrid es fundamental. De entrada, fue buena: todos estaban dispuestos a hacer frente al desafío independentista. Pero pronto empezaron los peros: nada de frentes nada de judicializaciones, Puigdemont debe de ser invitado a La Moncloa, y cosas por el estilo. Incluso empieza a correr el rumor de que Rajoy debería hacer lo que Mas, retirarse, para entenderse con los nacionalistas catalanes. Con lo que igual volvíamos a tener a Mas. Aunque si quieren que les diga la verdad, prefiero a Puigdemont por lo arriba apuntado. Lo que me indigna es la malicia de la maniobra. Por haber desempeñado el cargo mucho mejor que Mas revirtiendo la caída en picado de la economía española y aguantando a pie firme el desafío soberanista catalán se pide a Rajoy que haga lo mismo que él, que estropeó cuanto ha tocado, empezando por su partido, dividió Cataluña y la ha dejado en bancarrota, aparte del desprestigio y ridículo. Si tratamos así a nuestros dirigentes, dentro de poco no habrá en España hombre o mujer capaz, consistente o imparcial para dedicarse a la política. Con lo que tendríamos que seguir con los vendedores de humo, activadores del resentimiento, profesionales de la mentira que hoy tenemos. Harían buenas migas con Puigdemont, pero son bastante más peligrosos que él. Porque Puigdemont, aunque quiere la independencia, carece de los medios materiales y legales para alcanzarla. La oposición actual en Madrid puede facilitárselos. Para ello necesitan sustituir a Rajoy por alguien que se entienda con los separatistas. Cuando con los separatistas sólo hay que negociar la rendición. Suya o nuestra. Hemos llegado a un punto en el que se acabaron los cuentos y sólo cuentan las realidades. Cifuentes toma la delantera Limitación de mandatos, reducción del número de diputados, incompatibilidad de cargos públicos y eliminación de los aforamientos, empezando por el de la propia presidenta de la Comunidad. Cristina Cifuentes presenta un plan de regeneración democrática que también incluye la apertura de las listas electorales y el cambio de las circunscripciones, dos medidas de enorme recorrido y que más allá de los gestos revelan un compromiso firme por la renovación del sistema político. El PP toma la delantera y anuncia un ciclo de reformas, aún por detallar y discutir, de las que depende el inmediato futuro de las instituciones. ¿H Messi y Neymar, el pasado lunes en Zúrich AFP Tolerancia extrajudicial Al oído La aristocracia del fútbol tiene bula La creciente respuesta de la sociedad española a la delincuencia de altos vuelos, a la que aplica una tolerancia cero cada vez más expeditiva, tiene una curiosa excepción: los del fútbol. Las superestrellas de la Liga tienen patente de corso para duplicar el límite de velocidad al volante, defraudar a Hacienda, insultar públicamente a quienes les vengan en gana o aparecer como cómplices de las más turbias tramas criminales. La bula es absoluta. Algunos, incluso, han sido aplaudidos a las puertas del juzgado, síntoma de una grave enfermedad social que revela una interpretación cuando menos visceral de la Justicia. Todos no somos iguales. ¡APRENDA IDIOMAS, SEÑORA! Los nueve diputados de ERC llegan a las Cortes con esa peculiar educación y urbanidad. Ayer, antes de recoger sus actas, posaron ante los leones del Congreso con la bandera estelada y una pancarta sobre el delta del Ebro, que decía: Per salvar el riu y el delta, Independencia Una señora que pasaba por allí dijo: No entiendo a lo que uno de los nueve replicó, entre la soberbia y la chulería: ¡Aprenda idiomas, señora! Así vienen... CARTAS AL DIRECTOR La División Azul Me refiero a la columna dominical del señor Juaristi, de 3 de enero de 2016, que lleva por título Callejeros y quiero dejar constancia de mi indignación ante las afirmaciones injustas hacia la División Azul de Voluntarios, que dio valerosamente su vida por España contra el comunismo, y de la que el articulista se permite decir que fue una espontánea contribución española al exterminio de judeobolcheviques Pero el desprecio y falseamiento de la realidad histórica es aún mayor cuando el Sr. Juaristi se permite añadir: En efecto, tanto la consigna movilizadora de Serrano Suñer (Rusia es culpable) como las funciones militares que se asignaron a la División Azul se inscriben en la estrategia genocida del nazismo, fueran o no conscientes de ello sus mandos españoles (Serrano Suñer lo fue, no me cabe duda) En lugar de permitirse estas licencias intolerables, ya es hora de que el articulista y tanto desmemoriado reconozcan la eficaz gestión diplomática llevada a cabo por mi padre, siguiendo instrucciones del Generalísimo, que salvó a España de verse incursa en la II Guerra Mundial del lado de Alemania. Y termino recordando las declaraciones del general Jodl, jefe de Operaciones del Cuartel General de Hitler, al afirmar que la resistencia del ministro de Asuntos Exteriores Serrano Suñer había arruinado y liquida- do los planes alemanes para lograr que España entrara en la Guerra y tomara Gibraltar. RAMÓN SERRANO- SUÑER POLO MADRID En funciones, pero aún presidente Mariano Rajoy debería aplicar ya el artículo 155 de nuestra Constitución, pues aún es el presidente del Gobierno de España. En funciones, sí, pero presidente legal y vigente. Con ello evitaría favorecer ese golpe de Estado a la unidad nacional y a nuestra vigente Constitución por ese recién nombrado gobierno catalán radicalizado e independendista. ¡No espere más, señor presidente! No vea solo una declaración de principios, sino de hechos consumados