Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 13 DE ENERO DE 2016 abc. es opinion OPINIÓN 13 EL RECUADRO UNA RAYA EN EL AGUA ANTONIO BURGOS PREINDEPENDENCIA Me recuerda a la preautonomía cuando empezamos a traspasarles la Educación para enseñar a odiar a España P UIGDEMONT el del pelucón, que preside la autonomía catalana después que la CUP of cofee que decía Ana Botella) haya mandando a Arturo Mas a la mismísima Venta del Nabo, era hasta ahora alcalde de una ciudad que no sé dónde está. Sé el sitio donde está Gerona, la de los Sitios, pero no tengo ni puñetera idea de dónde lo que las radios en lengua española dicen acerca del lugar de procedencia de quien hasta antier era un desconocido: eso de Yirona Hay toda una geografía de España que desconozco. Oyendo hablar en español no sé dónde está Yirona, ni dónde Ondarribia, ni dónde Lleida, ni dónde Eivissa, ni dónde Iruña. Me pasa igual que a los catalanes en sus televisiones, diarios y radios, que como saben dónde está Terol, andan buscando a Teruel, y como desconocen la situación de Osca, no acaban de encontrar a Huesca. Tienen los separatas catalanes mucha suerte con Puigdemont, presidente de su autonomía gracias a las flequis de la CUP. Ea, ya tienen en el Palacio de San Jorge lo que no soñaban ni con el deshonrado Pujol ni con Mas: un descendiente directo del mismísimo Guifré el Pilós Este Guifré el Pilós debe de ser, en plan Yirona el Wifredo el Velloso de toda la vida. A quien conozco no porque sea experto en historia del Noreste del Reino de Aragón, sino porque en la Feria de Sevilla había una caseta que se llamaba así, en plan de cachondeo. O sea, lo mismo que nos hemos tomado muchos al tal Casademont o Puigdemont o como sea. Si ellos no respetan las leyes y se las saltan a la torera (aunque hayan prohi- bido la Fiesta, por Nacional y por española) ¿cómo quieren estos gachés que los respetemos a ellos? Si se pasan las sentencias del Constitucional por el forro de los paños de Tarrasa, ¿cómo hemos de tenerles la menor consideración? No sólo no cumplen las leyes: ni la voluntad de las urnas. Mas, antes de coger el camino a la Venta del Nabo, dijo una de las frases más antidemocráticas que he oído: Hemos corregido en la negociación lo que no nos dieron las urnas Eso está no a cinco minutos, sino a tres segundos (y con foto- finish del fascista y totalitario: El mejor destino de las urnas es romperlas Ellos, de hecho, las han roto. Y No Nada. Y el Gobierno de Madrid, tragando, y publicando comunicados cada vez más duros sobre el cumplimiento de las leyes, pero cada vez menos resolutorios: acobardamiento en fase creciente y valentía en fase menguante. Me paran por la calle y me preguntan: -Oiga, Burgos: ¿usted sabe si por un casual el artículo 155 sigue estando en la Constitución o los separatistas catalanes lo han mandado quitar para aceptar la última morterá de dinero que les ha dado Madrid? Lo del Barsa es más que un club es cierto. De esa fábrica azulgrana de separatistas y de anticatalanistas han debido de aprender que hay veces en que los partidos que se pierden en los campos se ganan en los despachos. Así ha llegado a presidente Puigdemont el Pilós, con los amaños que se han traído de espaldas al resto de los españoles, limpiándose en las cortinas de la soberanía nacional, quitando la Bandera de la Patria y los retratos de su Rey ante una Justicia encantada de haberse conocido con este Gobierno acogotado y con estos sediciosos rompedores de la Unidad nacional. Y como el que no le da importancia a la cosa, El Pilós ha proclamado por su cuenta la preindependencia Muchos se sorprenden y se preguntan si habrá luego postindependencia A mí no me extraña nada. Esto de la preindependencia me recuerda a la preautonomía que les dimos cuando empezamos a tragar, a traspasarles la Educación como un arma para enseñar a odiar a España. Llegó Tarradellas y dijo: Ciutadans de Catalunya, ja sóc aquí! El separatista del pelucón ha dicho, en su lengua de Yirona Ciudadanos de España, la preindependencia ya está aquí; esperen un momento, que a la independencia la están peinando IGNACIO CAMACHO EL PEDREGAL Las magistradas del caso Nóos afrontan la compleja tarea de abrirle paso al Derecho a través de una pista de circo RDUA tarea la de las magistradas de la Audiencia de Palma: abrirle paso a la justicia en medio de una pista de circo. O más bien al Derecho, porque la justicia es un concepto demasiado ambicioso que además lleva mucho tiempo zarandeado en la calle y malversado en los propios juzgados, cuyos titulares han decidido a menudo vestirse con togas de tribunos de la plebe para convertir los sumarios en sentencias anticipadas. El uso habitual de la instrucción como herramienta punitiva es la mayor perversión de nuestro sistema judicial, que ante su propia lentitud administrativa parece haber sustituido la condena penal por la reputacional. Con la ayuda cooperación necesaria, más bien de los medios de comunicación y las redes sociales, modernas bastillas en cuyas plazas virtuales se producen ejecuciones populistas al gusto de esas nuevas tricoteuses que llamamos pomposa y colectivamente opinión pública. La pena de escarnio preventivo se aplica habitualmente en España. Igual en los ERE que en la Gürtel, con la Pantoja o con la Infanta. La imputación es un objetivo más fácil y rápido que la condena; con ella se consolida un veredicto social determinante que, si no coincide con el procesal, produce un efecto de decepción gravemente lesivo para el crédito del sistema. Nada hay más triste que un reo absuelto; al cabo de varios años de estigma, con la fama arrasada por el oprobio y la hacienda consumida en gastos de defensa, obtiene una razón tardía y desconsolada que nunca borra el rastro moral de la sospecha. Eso si tiene suerte y no ha sufrido prisión provisional, una experiencia del todo irreparable que algunos ropones iluminados consideran parte de su misión justiciera y redentora. El caso Nóos reúne todos los ingredientes de la justicia- espectáculo. Su banquillo constituye el retrato de una época vergonzosa, del tiempo infame de los alegres pelotazos y del tráfico de influencias. Los abogados, carentes de argumentos defensivos solventes, amenazan con un ventilador de estratagemas insidiosas. Y el principal acusado es un desahogado trepador que jugaba al juanguerrismo en el entorno mismo de la Corona. La clase de vista oral que promete morbo, ruido, cotilleo, carnaza, todo ello aderezado con los confusos ingredientes de una supuesta razón de Estado. Por ese pedregal que la Infanta debía haber alisado siquiera en parte con la renuncia dinástica tendrán que transitar a pies descalzos las tres juezas, cuya misión principal consiste en impedir que el derecho, la conciencia y la ley se fuguen espantados de un escenario embarrado por los prejuicios y las suspicacias. En realidad, solventada de antemano la culpa de los procesados en el tribunal de opinión pública, se trata de un juicio popular a la propia Administración de justicia. A su neutralidad, a su rectitud, a su independencia. Y será difícil, muy difícil, que no salga descalabrada. A JM NIETO Fe de ratas