Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 SOCIEDAD Una tabla en crecimiento Cronología de descubrimientos 11 18 DOMINGO, 10 DE ENERO DE 2016 abc. es conocer ABC Nueva tabla periódica Cuatro elementos superpesados amplían la Química Desde diciembre, completan la séptima fila de la tabla, pero aún no tienen nombre definitivo Permitirán comprender mejor la naturaleza de los átomos e investigar nuevas tecnologías GONZALO LÓPEZ SÁNCHEZ MADRID Se dice que la tabla es periódica porque dentro de ella hay repeticiones cíclicas del comportamiento de los elementos. Por ejemplo, en cada columna, los elementos suelen tener unas características químicas parecidas 34 24 Edad Antigua (de la aparición de la escritura al siglo V) nombre hidrógeno Hasta el final de la edad moderna (1789) 1789- 1869 (Mendeleiev publica su tabla periódica) 1 H G litio símbolo n atómico berilio La tabla de 2016 Grupos Alcalinos Alcalinotérreos Metales de transición Lantánidos Actínidos Otros metales Metaloides No metales Halógenos Gases nobles 3 Li S sodio 4 Be S magnesio 11 Na S 12 Mg S calcio escandio potasio titanio vanadio cromo manganeso hierro cobalto 19 Cada celda de la tabla está ocupada por un elemento: un grupo de átomos con el mismo número atómico. Por ejemplo, el sodio (Na) tiene un número atómico de 11. Esto quiere decir que tiene 11 protones K S 20 Ca S estroncio 21 Sc S itrio 22 Ti S circonio 23 V S 24 Cr S molibdeno 25 Mn S 26 Fe 27 Co S S rodio rubidio niobio tecnecio rutenio 37 Rb S cesio 38 Sr S bario 39 Y S 40 Zr S hafnio 41 Nb S tantalio 42 Mo 43 S volframio Tc S 44 Ru S osmio 45 Rh S lantánidos renio iridio 55 U n mes antes de morir, Oliver Sacks confesaba en My periodic table un artículo publicado en The New York Times en julio de 2015, que desde pequeño se sentía fascinado por la Física, una rama de la ciencia en la que no hay vida, pero tampoco muerte Cuando su tiempo estaba a punto de consumirse, el famoso neurólogo y escritor decía sentir alivio en el misterioso orden de los elementos químicos, a los que definía como pequeños emblemas de eternidad No es solo que los componentes de una estrella pueden acabar siendo parte del cuerpo de una persona, sino que allá donde estén estos elementos químicos siempre conservan un orden, y tienen unas propiedades químicas concretas. La comunidad científica amplió recientemente lo que se sabe acerca de ese orden. El pasado 30 de diciembre la Unión Internacional de Química Aplicada y Pura (Iupac) un organismo formado por representantes de las sociedades de química de todo el mundo, anunció el descubrimiento de cuatro elementos químicos que completan la séptima fila de la tabla periódica. Como organización global encargada de aportar pericia científica y objetividad, así como de desarrollar las herramientas básicas para aplicar y comunicar el conocimiento químico en beneficio de la humanidad, la Iupac se enorgullee de hacer este anuncio en relación con los elementos 113, 115, 117 y 118, y la terminación de la séptima fila de la tabla periódica de los elementos dijo con solemnidad el presidente de la organización, Mark C. Cesa. Después de años de trabajo en laboratorios de la más alta tecnología, en los que incluso se recurrió a aceleradores de partículas, la organización reco- Cs S 56 Ba S radio 57- 71 actínidos 72 Hf S rutherfordio 73 Ta S dubnio 74 W S seaborgio 75 Re S bohrio 76 Os S hassio 77 Ir S meitnerio francio 87 Fr S 88 Ra S 89- 103 104 Rf S 105 Db 106 S Sg S 107 Bh 108 S promecio Hs S 109 Mt S europio nocía así el duro esfuerzo de varios equipos de investigadores de Japón, Alemania y Estados Unidos. Toda esta dedicación dio su fruto en forma de cuatro elementos que aún no tienen nombre y a los que se conoce como elementos 113, 115, 117 y 118, acorde con su número atómico, una magnitud que indica la cantidad de protones que hay en su núcleo. Mientras los descubridores deciden qué nombre ponerles y tratan de estudiar sus propiedades, estas investigaciones podrían permitir entender un poco mejor cómo funciona el interior de los átomos, lo que tendría una infinidad de aplicaciones. Además, facilitarán que más adelante se produzcan nuevos elementos más pesados, con un mayor número de protones en los núcleos, como el 119 y el 120. lantano Cerio praseodymio neodymio samario 57 La S actinio 58 Ce S torio 59 Pr S 60 Nd S uranio 61 Pm S neptunio 62 Sm 63 Eu S S plutonio americio protactinio 89 Ac 90 Th 91 Pa 92 U 63 Np S 94 Pu S 95 Am S Así se genera uno de los nuevos elementos (el 113) 30 Un átomo de cinc se acelera al 10 de la velocidad de la luz... ...y se hace chocar contra una lámina de bismuto El choque produce una fusión nuclear... Un Sol en la Tierra Es una investigación básica que prueba que es posible obtener núcleos de elementos superpesados haciendo colisiones entre núcleos de átomos menos pesados explica Bernardo Herradón, investigador científico del CSIC y miembro de la Real Sociedad Española de Química. Por otro lado, tener elementos químicos superpesados es importante para conocer el balance de fuerzas (interacciones) que actúan en el núcleo de los átomos añade. Por eso, es posible que los hallazgos permitan producir nuevos elementos con propiedades inimaginables hoy en día: Estamos hablando de investigación en la frontera de la Química, la Física de partículas y la Física de altas energías, etc; todos estos campos tienen aplicaciones en nuestras vidas cotidianas explica Herradón. Además, gracias a este tipo de experimentos se aprenden detalles que podrían ayudar a poner a punto la fusión nuclear, un posible modo de emular el funcionamiento del Sol en la Tierra y de obtener energía barata, limpia y casi ilimitada. Sin embargo, tal como explica Paul J. Karol, un miembro de la Iupac que ha participado en la aprobación de estos nuevos elementos, el proceso no es sencillo. Requiere hacer colisionar núcleos de elementos pesados con otros más li- Radiactivos y efímeros Los elementos creados, el 113, 115, 117 y 118, se degradan en una fracción de segundo y emiten radiactividad. Aún se desconocen sus propiedades Obtener una fuente inagotable de energía Los nuevos elementos no tienen aplicaciones inmediatas, pero ayudarán a entender la fusión nuclear y convertirla en una energía limpia y barata