Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 10 DE ENERO DE 2016 abc. es economia ECONOMÍA 55 Importaciones sobre PIB Índice, 2000 100 China 180 170 160 150 140 130 120 110 100 90 80 PIB Tasa de variación anual, en %I beriamérica Desarrollados 16 14 12 10 8 6 4 2 0- 2- 4- 6 China Eurozona EE. UU. Iberiamérica Desarrollados 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 ABC do la tremenda burbuja bursátil la Bolsa se había revalorizado un 150 en doce meses sigue buscando en 2016 la solución al mismo rompecabezas que le atormentaba en 2015. El país asiático está intentando girar su economía desde un modelo de crecimiento centrado en las exportaciones y la inversión, hacia otro más orientado al consumo privado. Una auténtica metamorfosis. ¿A quién beneficia y perjudica? El petróleo barato, gasolina para el crecimiento económico M. V. M. C. MADRID Precio del crudo Brent En dólares barril 160 140 120 100 80 60 40 20 0 ¿Desaceleración o desplome? China se encamina, en este año y los siguientes, a crecimientos más ajustados, pero dirigidos a cumplir con su objetivo de cambio de patrón de crecimiento dice el director de estrategia de mercados de Banca March, Alejandro Vidal. Veremos más volatilidad en 2016 a medida que este gigante evoluciona en esa línea y hace reformas, implantando medidas que no siempre serán bien recibidas por los mercados explica Magdalene Teo, analista del banco suizo Julius Baer. Las cifras macroeconómicas del país evidencian ese cambio en la estructura productiva. Mientras el sector manufacturero pierde dinamismo, el consumo privado se acelera: las ventas al por menor crecieron el pasado noviembre al 11,2 su ritmo más alto de 2015. Son consistentes con una economía en transformación resume el director general de GVC Gaesco, Jaume Puig. Otros analistas y economistas especulan con que el régimen comunista podría estar haciendo ingeniería estadística para esconder una debilidad económica mayor. El profesor del IESE Business School, José Ramón Pin Arboledas, recuerda que un precio del petróleo tan bajo como el actual, en torno a 33 dólares el barril, no es fruto sólo del desarrollo del fracking y las tensiones entre los países productores, sino que evidencia que grandes demandantes de materias primas, como China, están consumiendo menor crudo, síntoma de una caída de la actividad. La cuestión es si esta terciarización de la economía china, caracterizada por tasas más bajas de crecimiento, acabará afectando a la economía mundial. Cabe recordar que China se convirtió en 2014 en la primera potencia económica del mun- Otro gran foco de inestabilidad bursátil estos días ha sido el precio del petróleo, que cayó a su nivel más bajo desde 2004. Lo que los inversores temen es su impacto negativo en los resultados de las empresas energéticas y que sea reflejo de una menor demanda por parte de China y, por tanto, de la debilidad económica de este país. Ahora bien, el crudo tiene un papel central en la economía mundial y afecta a todos los países y a empresas y hogares. Un precio bajo del petróleo durante más tiempo es una gran noticia tanto para la economía mundial como para el conjunto de resultados empresariales. Un 50 de descenso del precio del petróleo implica un aumento de un 1 de crecimiento del PIB mundial dicen los analistas de GVC Gaesco. Los precios bajos del petróleo benefician a los países energética- dio plazo la mejora en las condiciones de vida de su población, aunque a corto podría generar un parón más fuerte de lo deseado, con sus consecuentes tensiones sociales explica el profesor de IE Bussines School Rafael Pampillón. Por lo pronto, el gigante asiático parece estar jugando su moneda a medio camino entre los dos mundos. Las continuas devaluaciones del yuan suponen un atajo para ganar competitividad frente a otros países emergentes cuyas divisas han sufrido también fuertes caídas. Eso sí, sus consecuencias son amplias y complejas. Cierre del viernes: Economía de consumo Un yuan más débil también encarece las importaciones de China, lo que complica su transformación hacia una economía de consumo alerta Pampillón. En el plano internacional, la cara oculta de este movimiento también es complicada. El resto de las economías emergentes exportadoras también se verán forzadas a devaluar sus monedas para competir con China, lo que podría generar una crisis en Asia por el encarecimiento del repago de la deuda y dificultad para abastecerse de materia prima. Esto último tendría repercusiones importantes en la demanda de estas materias y en sus precios. Unas materias primas más baratas perjudicarían el buscado aumento de la inflación y podrían forzar medidas de estímulo monetario en Europa, que vería peligrar su ansiada recuperación, y EE. UU. que vería peligrar su plan de subida gradual de tipos explica el analista de IG Fernando Borreguero. No está claro tampoco si la debilidad del yuan frente al dólar responde a una depreciación intencionada por parte de Pekín o, como señalan muchos analistas, a las medidas que ha ido tomando para liberalizar su tipo de cambio. La moneda es una de las aristas de esa trinidad imposible a la que se enfrenta el régimen comunista chino: ante la imposibilidad de conciliar el control del tipo de cambio, el libre flujo de capitales y una política monetaria independiente, debe buscar un equilibrio para lograr que la desaceleración económica que provocará su metamorfosis sea ordenada y no altere los planes de recuperación de la economía global. 33,55 ABC 2004 2006 2008 2010 2012 2014 2016 mente dependientes, que reducen su factura; baja los costes de las empresas, y mejora el poder adquisitivo de los hogares. Así, estimula la inversión empresarial y el gasto privado, motores del crecimiento económico. En general, los economistas observan esta depreciación como positiva, aunque advierten de que, además de perjudicar a empresas y países productores, que deben hacer ajustes, puede tener generar deflación e inestabilidad financiera. do y desde 2008 es el mayor exportador mundial de bienes por delante de EE. UU. y Alemania. Una crisis económica en China es el riesgo más importante otra vez para 2016 señala el economista senior de Degrook Petercam, Hans Bevers. El cambio de modelo chino tendrá varias repercusiones a nivel global. En primer lugar, la ralentización del cre- cimiento de comercio internacional se explica por esto señalan en Analistas Financieros Internacionales (AFI) Equilibrio complicado Las autoridades chinas se encuentran ante una tesitura complicada. Una apuesta decidida por el cambio de modelo económico traería a me- El gran dilema de Pekín Impulsar el consumo mejora las condiciones de vida a medio plazo, pero a corto supone un frenazo económico Efectos de la devalución del yuan Un yuan débil podría retrasar el aumento de la inflación y forzar más estímulos monetarios en EE. UU. y la UE