Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 6.1.2016 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.532 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Sus británicas señorías quieren ir a Eurovisión Diputados conservadores, laboristas y nacionalistas se alían en una banda de rock en los Comunes LUIS VENTOSO CORRESPONSAL EN LONDRES IGNACIO RUIZ- QUINTANO EL ASESINO Charlie son ese alcalde de Villamanrique que felicita la Navidad con citas del Corán añana hará un año de la visita yihadista a la redacción de Charlie Hebdo con una docena de muertos en el mostrador, y los humoristas supervivientes lo conmemoran con una portada estresante: Un año después, el asesino sigue corriendo. Y el asesino es un dios (con minúscula, como lo escriben los panolis) tinto en sangre y con cara de Beiras, mezcla de ira del Dios de Moisés y rizos del Dios de El Jueves corriendo con un kaláshnikov a la espalda, como si los venados visitantes de hace un año en la redacción de Charlie Hebdo hubieran sido kikos del Camino Neocatecumenal. Esta inaudita cobardía moral resume la actual cultura socialdemócrata, que es el odio a la verdad, y explica que Europa se muera de vieja (de vergüenza ya murió en el 14) sin haber conocido la democracia representativa, que es la forma de la libertad política. ¿Cómo no traer a colación aquí la descripción de Tom Wolfe del gran fenómeno inexplicado de la astronomía moderna: esto es, que la tenebrosa noche del fascismo se cierne siempre sobre los Estados Unidos, pero toma tierra únicamente en Europa? Tocqueville volvió de América con la impresión de que el funcionamiento de la democracia necesita de la religión, que promueve la intimidad con la verdad. Je suis Charlie musitaban hace un año los cantamañanas. Charlie son ese alcalde de Villamanrique de la Condesa que felicita la Navidad a los vecinos con citas del Corán o esa profesora de Ibiza que premia con un sobresaliente a un alumno por blasfemar. Nuestro gran Santayana supo ver que el odio moderno a la religión no es, como el de los filósofos griegos, un odio a la poesía (que ellos querían sustituir con la dialéctica) manteniendo todavía la reverencia del hombre por lo sobrehumano. El odio moderno a la religión es odio a la verdad, odio a todo lo sublime, odio a la risa de los dioses. Es pueril vanidad humana intentando justificarse mediante una mentira. Odio a la libertad. M e imaginan una banda de rock en el Congreso con un diputado independentista en los teclados, un batería del PP y un guitarra y un bajo del PSOE? En el abrasivo clima político español, donde en vez de adversarios hay enemigos feroces, parece inviable. Pero esa es la filosofía de MP 4, grupo formado en 2004 por parlamentarios británicos. Ensayan en una sala de los Comunes y ya han grabado dos discos. Los ingresos de sus bolos van a obras de caridad. Ahora el cabecilla musical y teclista de MP 4, el nacionalista escocés Pete Wishart, del SNP, anuncia que quieren competir en Eurovisión: Los músicos ya han tenido su oportunidad de buscar la gloria. ¿Por qué no probar con los políticos? Realmente Eurovisión va más de política que de la calidad de las canciones. Si todo sale mal, siempre podríamos aprovechar para negociar la relación del Reino Unido con Europa De joven, Wishart formó parte de una banda de folk celta y del grupo ochentero Big Country. El conservador Sir Greg Knight, de 66 años, que fue secretario de Estado de Energía con John Major, golpea la batería. Los laboristas Kevin Brennan e Ian Cawshey se encargan de la guitarra y el bajo. En 2010, Cawshey perdió su escaño, pero sus compañeros, solidarios en la derrota, han decidido mantenerlo, tal vez también porque lleva la voz cantante (no sin gallitos) Suenan sesenteros, de hecho su punto fuerte son las versiones de The ¿S Los MP 4, con Ian Cawsey, Pete Wishart, Kevin Brennan y Gregory Knight Beatles y Oasis, pero también cuentan con composiciones propias de aroma R B. El Reino Unido ha ganado cinco veces Eurovisión, la primera en 1967 con Sandy Shaw, la chica de los pies descalzos. La última con Katrina and The Waves, hace ya 19 años. Desde entonces se pegan unas toñas épicas, a la española. En 2003 lograron la proeza de cero puntos y en 2008 y 2010 quedaron de últimos. Un bochorno para un país que ha sido exportador del mejor pop. Somos la única banda de rock parlamentaria del mundo. Tendríamos una oportunidad ahí se reivindican los MP 4, que reconocen que las posibilidades casi no existen, pero deberían tomarnos en serio El representante británico se elige en un concurso de la BBC con votos del público, fórmula a la que se ha vuelto des- TWITTER pués de que un jurado interno trajese todavía peores resultados. Con lo que no contaban los MP 4 es con la aparición de House of Cerulean, la casa del azul claro, el intento de siete diputados tories recién elegidos de formar otro grupo. Wishart los desdeña, cree que no saldrán adelante: En su primer ensayo ya se vieron sus diferencia musicales Pero la banda tory dispone de un atractivo banderín de enganche, la soprano Andrea Jenkys, de 41 años, que llegó a cantar en Pakistán para el primer ministro y fue finalista del concurso de belleza Miss UK. Otra baza es su guitarrista, David Morris, que tocó para Whitesnake y Rick Asthley. Son euroescépticos y se cachondean de Eurovisión diciendo que si acudiesen al certamen llevarían como tema el I want to freak free de Queen, un grito de libertad. Verbolario POR RODRIGO CORTÉS Epifanía, f. Festividad aleccionadora en que los niños negocian su buena conducta con una lista de demandas.