Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 CULTURA MIÉRCOLES, 6 DE ENERO DE 2016 abc. es cultura ABC Propiedad intelectual Alemania añade a Apple en el canon de los dispositivos a favor de los autores ROSALÍA SÁNCHEZ BERLÍN Prioridad presupuestaria 345 millones Los clientes alemanes de Apple que acuden en busca de una rebaja de enero se encuentran con lo contrario, una subida de precios en torno al 1 con la que la compañía financiará la nueva tasa de derechos de autor. Las sociedades de gestión colectiva Bitcom y Zentralstelle für private Überspielrechte (ZPÜ) que incluye también marcas como Samsung, ha conseguido un acuerdo con los suministradores de contenido digital por el que serán progresivamente sustituidos los derechos por descarga de producto por una cuota por soporte, lo que supone que 6,25 euros del precio de cada smartphone irán a parar a los autores y que cada tableta vendida supondrá para ellos un ingreso de 8,75 euros. La decisión de Apple de aplicar directamente el canon al precio del producto no parece disgustar demasiado a sus clientes. La subida es poca, no influye en la decisión de compra comentaba ayer Leon, un joven con su nuevo iPhone en las manos por el que acababa de pagar 744,95 euros. El nuevo canon está basado en otro implantado en el mercado alemán a productos electrónicos de consumo por una ley aprobada en 1965, que permite hacer copias privadas de sonido, imágenes o textos a cambio de un discreto suplemento en el precio de compra de cada dispositivo. Al comienzo de las negociaciones para este canon digital, ZPÜ llegó a exigir hasta 36 euros de cuota por cada teléfono móvil vendido, por lo que considera el acuerdo logrado un acuerdo de mínimos. Aun así, calcula que la medida puede terminar suponiendo 170 millones de euros anuales. La entrada en vigor tendrá efecto retroactivo, de forma que las empresas pagarán a los autores 4,90 euros por cada tableta vendida en 2012 y 2013 y 5,95 por las vendidas en 2014. Los teléfonos vendidos en 2008 supondrán ingresos de 1,33 euros por unidad, cantidad que aumenta progresivamente hasta los cinco euros por unidad en 2014. La nueva normativa hace distinciones entre gadgets de uso privado y dispositivos de empresa, sometidos a cuotas sensiblemente más baratas. También recoge descuentos de hasta el 20 a las empresas que han accedido a un contrato general para todos sus dispositivos. Contiene, además, un plan de rescate que protege a los autores en casos de insolvencia de los fabricantes y queda constituido como documento base para la regulación de sus derechos en la era digital. de euros en tres años destinados a 241 intervenciones de restauración del patrimonio en toda Italia. Solo a restaurar la Domus Aurea (palacio de Nerón) se destinaron 13 millones 140 millones de euros para la producción de películas (un aumento del 21 Este dato demuestra que la política cultural respalda la capacidad que tienen éxitos como La gran belleza de mejorar la imagen de Italia de turistas visitaron Italia en 2015. La cifra contrasta con los 48,6 de 2014 y los 47,1 de 2013. Italia ocupa el quinto lugar mundial, tras Francia, Estados Unidos, España y China. 50,2 millones ABC Italia pone la Cultura en el centro de su política de recuperación Desgravaciones del 65 a donaciones privadas y numerosas iniciativas gubernamentales ÁNGEL GÓMEZ FUENTES CORRESPONSAL EN ROMA La gran belleza italiana Arriba una escena de La gran belleza y sobre estas líneas Dario Franceschini, ministro de Cultura de hace tiempo. Se trata de una fórmula que funciona muy bien como explica James Bradburne, director de la Pinacoteca de Brera, en Milán, visitada el pasado domingo por más de 4.000 personas: Apoyo al cien por cien la iniciativa del ministro. Dadas las grandes incertidumbres de nuestro mundo contemporáneo, tenemos necesidad de la cultura, y el número de visitantes en los museos confirma esta necesidad La respuesta que dan los italianos a las iniciativas culturales demuestra que hay hambre de cultura. El arte atrae, como lo hace, también, el buen cine. La película Quo vado? del cómico Checco Zalone, ha logrado un récord de taquilla, con 23 millones de euros en solo tres días, por encima de Harry Potter Spiderman o el último Star Wars Los italianos se ven reflejados en un filme que cuenta, con fina ironía, sus tics, vicios, manías y obsesiones. También el sector del cine se está beneficiando del aumento del presupuesto en el Ministerio de Bienes Culturales, que este año contará con 2.000 millones de euros, lo que representa un incremento del 27 Concretamente, a la producción de películas se destinarán 140 millones, un aumento del 21 El Gobierno italiano ha situado la cultura en el centro de su atención, para relanzar el patrimonio cultural del país, abriendo también las puertas a la inversión privada, en forma de patrocinio con desgravaciones fiscales mediante el llamado Art bonus cuyo resultado es extraordinario. Se trata de un asunto estratégico que el primer ministro, Matteo Renzi, anunció solemnemente en noviembre tras los atentados de París. De momento, en la ley de presupuestos que acaba de aprobar el Parlamento se anuncian 300 millones euros destinados a 241 intervenciones en todas las regiones de Italia durante tres años. A esa cantidad se añadirán otros 45 millones, aportados por el Gobierno para cofinanciar proyectos con el mencionado Art bonus un sistema de mecenazgo que está teniendo una acogida sorprendente: 1.427 sujetos, privados o empresas, donaron 57 millones en 2015. Todos ellos tienen derecho a un bonus fiscal del 65 sobre el total de la canti- dad donada a favor de bienes culturales públicos. Aparte de la conocida donación de 25 millones de euros de Tod s para la restauración del Coliseo, son numerosas las intervenciones de éxito. Cabe citar la Fontana di Trevi, gracias a Fendi, que donó 2,2 millones de euros; o el caso ejemplar de un privado, premiado por el ministerio por su iniciativa: Andrea Gambadori, propietario de un negocio de fontanería, donó 2.196 euros para restaurar un escudo del Palazzo della Signoria, del siglo XV. El Gobierno confía en que se puede hacer mucho más, porque hasta ahora no se había hecho promoción del Art bonus ni existía en Italia la cultura de la donación. Ambicioso proyecto El ambicioso proyecto cultural del Gobierno abarca todos los campos: desde el arte a la arqueología, bibliotecas y archivos, cine, museos... Todos los campos están recibiendo un impulso significativo, sin que haya un solo sector que el Gobierno haya marginado. Al mismo tiempo, se suceden las iniciativas para animar a los italianos a caminar en la senda del arte. Así, cada primer domingo de mes se abren gratuitamente los museos, una iniciativa a la que se han sumado prácticamente todas las ciudades. Y los italianos han respondido en masa, con colas como no se veían des-