Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 ENFOQUE MIÉRCOLES, 6 DE ENERO DE 2016 abc. es ABC Los Reyes de Oriente recorren España Madrid quita majestad a Sus Majestades La alcaldesa de Madrid, junto a los Reyes Magos y la concejal de Cultura, Celia Mayer Ciudadanos Magos JESÚS LILLO Los niños, que ayer eran lo único importante, resultaron ilesos y pudieron dormir tranquilos. Solo resultó afectado un público adulto, que con la edad desarrolla hipersensibilidad hacia este tipo de fenómenos, habitualmente asociados a la izquierda de pasacalles y asalto a los cielos. Sin embargo, nada de lo visto ayer en las calles de Madrid cogió de nuevas a los vecinos. Quitando los mambos fresquitos que les pusieron a los Reyes Magos sin la majestad que les corresponde y unas carrozas que parecían hechas para petarlo en el parking de la discoteca Fabrik, lo de anoche lo hubiera firmado la propia Alicia Moreno, promotora de una desacralización de las cabalgatas que en Madrid comenzó, todo a la derecha, en tiempos de Gallardón. Hace mucho que la gente no sale a la calle la noche del 5 de enero para celebrar la universalidad del Evangelio, sino para disfrutar de unas ocurrencias municipales que con Manuela Carmena aún no han tocado techo. En Logroño tienen por costumbre acudir a Las Gaunas para ver la llegada en helicóptero de los Reyes Magos. Como ayer había viento, los trasladaron en autobús y según pisaron el césped les pitaron. Lo importante son los helicópteros, no los Reyes. El relativismo del que hablaba Benedicto XVI está en la raíz de unas cabalgatas cuyo tradicional paganismo ha respetado de forma escrupulosa una izquierda con amplia experiencia en mamarrachadas y que se ha encontrado con el trabajo ya empezado. Ayer, al menos en Madrid, no fue la religión el objetivo de sus ocurrencias, sino unas figuras reales reducidas a monigotes. Como no pueden asaltar el cielo, se contentan con hacer suyo, así se las gastan, lo de una monarquía renovada para un tiempo nuevo MADRID EFE Arriba, los Reyes Magos en la playa donostiarra de la Concha. A la derecha, cabalgata protesta en el barrio vallisoletano de La Pilarica RICARDO OTAZO