Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 6 DE ENERO DE 2016 abc. es ENFOQUE 5 Diputado Pablo Iglesias tiene un móvil JAIME GONZÁLEZ Dijo Pablo Iglesias que Tsipras era un león defendiendo a la patria de los buitres Alexis iba camino de convertirse en Mufasa, pero se quedó en Rodolfo, el león mimosito de Mari Carmen y sus Muñecos. Una pegatina de Syriza adorna el teléfono de Pablo Iglesias; cuando suena, lo lógico sería que rugiera Tsipras, pero a la manada populista le han cortado la melena y cambiado la voz. Ahora parece una coral de castrati (Tsipras se da un aire a Giovanni Carestini, Cusanino cantante italiano al que le arrancaron el mondongo para que hiciera gorgoritos en la Griselda de Bononcini) Antes de la operación, cuando era un león defendiendo a la patria de los buitres se subía a un peñasco y gritaba: ¡La insistencia ciega en los recortes no puede traer otra cosa que un recrudecimiento de la ya de por sí dramática situación social; no, no y no! Caramba con Mufasa, qué porte, qué manera de enfrentarse a los buitres, qué viril donosura que exhibía el Rey León. Ahora es Rodolfito, un león de trapo anunciando la mayor batería de recortes sociales que se recuerda en Grecia: toda jubilación superior a los mil euros se ha visto ya reducida entre un 35 y un 45 por ciento, y todas las demás lo han sido en un porcentaje inferior (eliminándose la paga extraordinaria para casi todos los jubilados) La media de jubilación no supera los 650 euros y los nuevos cotizantes deberán trabajar hasta los 67 años para poder retirarse con la pensión completa. Y, sin embargo, una pegatina de Syriza sigue adornando el teléfono de Pablo Iglesias. Ese es el auténtico móvil del populismo: vender paraísos que nos condenan al infierno. Moraleja: no por mucho rugir amanece más temprano. Pregúntense quiénes son los buitres y quiénes los leones. Y, sobre todo, no se fíen de las hienas. Que se lo digan a Timón y Pumba, que salvaron el pellejo en el tiempo de descuento. ESPAÑA El líder de Podemos con su teléfono móvil (adornado con una pegatina de Syriza) tras recoger el acta de diputado JAIME GARCÍA