Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 AGENDA LUNES, 4 DE ENERO DE 2016 abc. es ABC DE ENERO 4 LUNES Hemeroteca ABC. Un día como hoy 1910 El barítono Titta Ruffo (centro) junto a Mariano Benllure, el director de ABC Torcuato Luca de Tena y los señores Castell y Romea en la rotativa del diario. 1929 Las dos Fundaciones Rockefeller se funden en una, convirtiéndose en la organización filantrópica más poderosa del mundo. 1958 Una expedición neozelandesa, dirigida por Edmund Hillary, llega al Polo Sur. 2004 La sonda Spirit alcanza la superficie de Marte. Santoral Santos Rigoberto obispo, Abrúnculo, Cayo mártir, Faraildis, Ferreol obispo, Gregorio obispo de Langres e Isabel Ana Setón San Rigoberto obispo Por su disciplina y oración fue abad del monasterio benedictino de San Pedro de Orbais. Y por su humildad, sabiduría, prudencia y justicia, arzobispo de Reims EXPOSICIONES Lenguajes en papel La galería Fernando Pradilla presenta, por sexto año consecutivo, la exposición colectiva Lenguajes en papel un proyecto centrado en dar visibilidad a las múltiples posibilidades plásticas del papel. Las nuevas tecnologías ponen a disposición de los artistas un amplio repertorio de medios técnicos y materiales que han repercutido notablemente en la manera de crear y percibir la obra de arte, cada vez más asida a procedimientos electrónicos y digitales. Pero el papel ha sabido trascender la cualidad de mero soporte plástico para convertirse en protagonista esencial de la obra. Así, los trabajos de casi sesenta artístas españoles e hispanoamericanos reunidos en la sexta edición de Lenguajes de papel expresan con nitidez la relevancia y potencialidad de este medio. Para esta edición, se ha creado un espacio dedicado al artista invitado en esta ocasión es el joven colombiano Mateo Pizarro. Cuándo: Hasta el 30 de enero. L. a V. 10.30 a 20.30 horas. S. 11 a 20.30 horas. Dónde: Galería Fernando Pradilla (Claudio Coello, 20) Madrid. Precio: Entrada gratuita. La Biblioteca Nacional de Portugal: un viaje por el conocimiento Esta exposición se enmarca en el proyecto Biblioteca: historia geográfica de una idea con el que la Casa del Lector presenta en su centro grandes bibliotecas del mundo y que se inició en 2014 con la Biblioteca Nacional de Israel. En esta ocasión se trata de una exposición digital e interaciva con los fondos de la Biblioteca Nacional de Portugal. El visitante, gracias a una aplicación interactiva diseñada exclusivamente para esta muestra, tendrá la oportunidad de iniciar su viaje en el puerto de Lisboa, para después recorrer el litoral atlántico africano y seguir hacia la India para llegar de esta manera a China, Japón y las Molucas. Esta muestra, más que centrarse en los acontecimientos históricos del pasado, trata de poner a dispoción del visitante, de un modo visualmente más atractivo, un testimonio bibliográfico único acerca de un viaje colectivo en busca del conocimiento. Cuándo: Del 21 de enero al 26 de junio. Dónde: Casa del Lector (Claudio Coello, 20) Madrid. Precio: Entrada gratuita. NECROLÓGICA Robert Spitzer (1932- 2015) En el armario del cerebro El psiquiatra que acabó con el diagnóstico de la homosexualidad como enfermedad mental lo largo de la década de los sesenta, hasta que Jimmi Hendrix se subiera al escenario de Woodstock para volver a inventar el himno nacional americano, una sobredosis de revisionismo terminó por transformar a Estados Unidos. Toda clase de ideas preconcebidas se vieron cuestionadas, también en la psiquiatría. Esa especialidad médica relativamente nueva y que según sus críticos carecía de verdaderos estándares científicos, confundía la falta de conformidad con patologías mentales, diagnosticaba de forma aleatoria y no hacía nada por verdaderos enfermos en necesidad de ayuda. De esas dudas participó un joven y brillante psiquiatra de Columbia University llamado Robert Spitzer. Como explicó al New Yorker sobre sus primeros años de frustrante práctica médica: Siempre estaba inseguro sobre radas como punto de partida para facilitar diagnósticos, investigaciones y definiciones legales, además de un marco de referencia para diferenciar entre comportamientos y enfermedades. Tras un encuentro casual con un colega en 1966, su gran oportunidad vino con una nueva edición de la biblia psiquiátrica de la época: el Manual de Diagnóstico y Estadísticas de Desórdenes Mentales (más conocido por su siglas en inglés DSM) El proceso de aquilatar ese documento, plagado de ideas freudianas, sirvió a Spitzer para concentrarse en la cuantificación y análisis de síntomas y comportamientos. Uno de los primeros comportamientos sometidos a revisión por Spitzer fue la homosexualidad, categorizada en el DSM como una enfermedad mental. Tras años de investigación, fue capaz de orquestar un compromiso en 1973. Activistas de la comunidad gay consideran que esa pionera rectificación fue decisiva para iniciar una gradual transformación en la percepción de la homosexualidad hasta culminar con la reciente ratificación en Estados Unidos del matrimonio entre parejas del mismo sexo. Después vinieron sucesivas pesquisas, con ayuda de toda clase de esRobert Leopold Spitzer nació el 22 de mayo de 1932 en la localidad de White Plains, Nueva York, y falleció el 25 de diciembre de 2015 en Seattle. Médico de Estados Unidos famoso por establecer estándares para la psiquiatría y terminar con la clasificación de la homosexualidad como una enfermedad mental A ABC si yo era de utilidad e incómodo con no saber qué hacer con la complejidad de los pacientes Y en su esfuerzo por encontrar una mejor forma de ejercer la psiquiatría, se puede decir que terminó transformándola. Al doctor Spitzer, básicamente, se le atribuye la formulación racional en Estados Unidos de los primeros estándares para describir enfermedades mentales y conseguir para la psiquiatría una necesaria credibilidad. Gracia a su rigurosa obsesión científica, sus aportaciones están conside- pecialistas congregados habitualmente en Nueva York. El resultado final fue el DSM- III, que en 1980 se convirtió en un inesperado best- seller dentro y fuera de Estados Unidos. Y durante dos décadas, el doctor Spitzer fue capaz de seguir expandiendo ese manual, que de ser poco más que un folleto equívoco creció hasta convertirse en un volumen de casi 600 páginas bajo los auspicios de la Asociación Psiquiátrica Americana. En 2012, tuvo que disculparse por haber respaldado durante un tiempo las llamadas terapias reparativas para alterar el comportamiento homosexual. Al pedir perdón en público, Spitzer dijo que esa cuestión era de lo único que tenía que arrepentirse en toda su carrera como psiquiatra. PEDRO RODRÍGUEZ