Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 CULTURA LUNES, 4 DE ENERO DE 2016 abc. es cultura ABC El universo de Billy Wilder El genio contra el sueño americano Veintidós críticos examinan la inmensa obra del cineasta y su irrepetible y compleja personalidad ISRAEL VIANA MADRID E l 15 de abril de 1934, ABC ponía el foco por primera vez en España sobre el talento de Billy Wilder: Curvas peligrosas es una película que no se parece a ninguna otra película, lo cual ya es una cualidad Quedará incorporada a las que constituyen los anales más bellos y puros del arte cinematográfico escribía el crítico Salvador Moltamel. No hacía ni cuatro meses que el joven guionista de origen austriaco había desembarcado en Estados Unidos sin saber más inglés que una docena de tacos, y este periódico ya se hacía eco del debut del que se convertiría en uno de los directores más sobresalientes de la historia del cine, tal y como se le define en El universo de Billy Wilder (Notorious Ediciones, 2015) En este libro con espíritu de enciclopedia, veintidós prestigiosos críticos incluidos Oti Rodríguez Marchante, Ignacio García Garzón y Fernando Rodríguez Lafuente, de ABC desmenuzan y analizan hasta el detalle no solo su magnífica filmografía, sino también la compleja e irrepetible personalidad del genial cineasta que, en palabras de José Luis Garci, autor del prólogo y el epílogo, vapuleó como nadie el llamado sueño americano Nada queda fuera de este largo recorrido por la vida del autor de obras maestras como Perdición El crepúsculo de los dioses El gran carnaval Sabrina Ariane o El apartamento Desde su primera etapa como guionista en Berlín, donde fue reclutado con 25 años por el principal estudio de cine de la República de Weimar y el Tercer Reich (UFA) hasta su última película como director, Aquí, un amigo (1981) Tras esta, ninguna compañía de seguros quiso volver a correr el riesgo, dada su avanzada edad, de cubrir un nuevo trabajo suyo. En 455 páginas conocemos al Wilder de El azul del cielo (1932) que se ganó la libertad para desarrollar los giros emocionales de los personajes, sin salirse demasiado del corsé que los estudios establecieron en la época en la que el nacionalsocialismo comenzaba a asomar la cabeza. O al de Adorable (1933) que hizo que Hollywood se fijara en él por primera vez. Película tras película, este volumen analiza al hombre que, en enero de 1934, desembarcó en Nueva York huyendo del nazismo, con 27 años Con faldas y a lo loco (1959) Jack Lemmon (ensayando con Wilder, arriba) y Tony Curtis, fueron una de las parejas con más química del director, como demuestra este filme La tentación vive arriba (1955) Wilder veía el magnetismo de Marilyn Monroe en pantalla, pero sufrió hasta lo indecible sus cabreos y su impuntualidad. Arriba: ambos en el set de rodaje. Abajo: la actriz, en una escena, junto al actor Tom Ewell