Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 4 DE ENERO DE 2016 abc. es conocer SOCIEDAD 39 Sheila Foz Vivancos (24 años) Irlanda y Reino Unido Conoces un país sin que te cueste un euro extra Tuvo estancias muy distinpués de casi un año allí y tas en dos países vecinos, Iruna vez que ya tengo tralanda y Reino Unido. La exbajo aquí, además de meperiencia para esta aragojores opciones para ser nesa fue dura, en lo que a au pair en Estados Unisituación laboral se refiere: dos, no voy a repetir host cuidaba a dos pequeños y family en Irlanda. Ya cohacía las labores del hogar, nozco ese país Pone una cobraba una cantidad por pega: Han pasado varias 40 horas a la semana, aunchicas después de mí y que en realidad salen 50 ninguna ha aguantado. Lo bueno para Sheila fue el Juegan un poco a pedirte aprendizaje y la formación. más y más y, si eres res Además, tuve la suerte de ponsable, saben que no te que yo salía mucho de la vas a ir, no vas a dejarles casa con gente a la que cotirados. Pero en realidad nocí allí en la academia, así hay familias que se pasan, que los fines de semana te explotan, que van suaprovechaba e iba a hacer mando peticiones y laboturismo. Conocí muchos rinres a aquello que inicialcones de los dos países, somente concretaste con FOTOS CEDIDAS A ABC bre todo de Irlanda, y me de- Sheila Foz, imbuida del espíritu irlandés ellos, y es un abuso en senvolví perfectamente con ocasiones. Yo estuve a el idioma. El resto del tiemgusto, pero reconozco que po que no limpiaba o tenía que estar y sus costumbres sin que te cueste un hay gente que lo pasa mal y que cuescon los niños también me apunté a euro extra considera esta joven a ta adaptarte a un país diferente, con nadar y hacíamos mucha vida en el punto de graduarse en Administra- cultura e idioma distintos agrega país Cuando acabas la universidad ción y Dirección de Empresas. Prosi- esta joven, que en todo caso condeny no tienes un duro, ser au pair te gue: La familia me ha vuelto a lla- sa la vivencia con una frase positiva: sirve para aprender y conocer un país mar para que vaya otra vez, pero des- Fue una oportunidad gratificante tareas que me mandaba la madre: camas, suelos, lavadoras... El abuso de algunas familias es que confunden dice Au pair debería ser un apoyo para cuidar a tus hijos, no hacer de todo. Para mí fue una experiencia inolvidable y repetiría, pero los problemas empiezan cuando un día los deberes no están bien hechos o sin terminar. Un profesor dijo que la niña iba mal en matemáticas y su madre me dijo que me fuese, que no había funcionado. En resumen, ella no quería un chico au pair quería un chófer y profesor y una chacha protesta. Diego de Manuel (24) Reino Unido Mi familia de acogida prefería un varón para cuidar de sus hijos Este orensano pasó 20 meses en Petersfield (Hampshire) con una familia y sintetiza la experiencia como buena, en general Cuidaba de dos chicos adolescentes, uno de ellos con síndrome de Down, tareas que completaba con la cocina, jardinería, limpieza y hacer la compra de la casa. Residió en una vivienda grande y céntrica con la familia de acogida y disfrutó de una segunda planta con habitación y baño solo para él. Al estar muy bien comunicado el hogar con Londres y otras ciudades del sur de Inglaterra, visitó un sinfín de rincones turísticos. Por cada hombre que se apunta a la experiencia, hay 20 mujeres, así que a Diego no le extraña la concepción femenina del concepto de au pair Considera que una chica puede generar más seguridad para una familia que quiere alguien para cuidar niños, aunque, en su caso, al estar a cargo de dos varones preferían que el niñero fuese masculino y empatizar más con ellos, al tiempo que ejercía mayor autoridad sobre ellos. Conocí a tres o cuatro chicos estando allí que también eran au pair recuerda y reunían características similares a las mías Patricia posa en un rincón turístico del país en el que trabaja Patricia Navarro (23) Irlanda Repito experiencia, pero sigo echando de menos la comida Patricia Navarro Correa tiene 23 años y nació en Seseña (Toledo) Estudiante de Magisterio de Primaria, ha repetido experiencia como au pair en dos familias, una en un pueblo de Irlanda y la segunda vez en Dublín, la capital, donde continúa hasta próximas fechas. Persuadida de que debía mejorar su inglés declara sin ambages que ha sido una de las experiencias más bonitas que ha vivido y ya se defiende para hablar y escuchar en un segundo idioma. ¿Lo peor? Sigo echando de menos las comidas de mi madre y el calorcito español es su alegato desde allí. El sueldo, dice, no está mal: Cobro 120 euros semanales, 480 al mes. Si viviese fuera, ya pagaría 500 euros de casa más gastos de comida. Hasta me da para ahorrar un poco se alegra. He aprendido a ser independiente y paciente con los niños remacha, orgullosa, esta joven. Diego visita el pub de Los Beatles