Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 2 DE ENERO DE 2016 abc. es internacional INTERNACIONAL 29 advertencia francesa vía BKA. Que son el sitio; dos estaciones de Múnich; una hora: medianoche, y la filiación de los terroristas: el Daesh. Esperemos que todo siga en calma y que ese atentado no se realice; o porque nunca fue planeado o porque los criminales se han abstenido de realizarlo recapituló el ministro del Interior bávaro, Joachim Hermann. HERMANN ¡GRACIAS, MÚNICH! Esta ciudad convirtió en triunfo total su negativa a dejarse atropellar por el miedo como Bruselas Celebración del fin de año sin incidentes en la Puerta de Brandemburgo de Berlín dores 900 policías que cubrieron un perímetro de 13 kilómetros. Las medidas que tuvieron un costo de 50 millones de euros recurrió a medidas excepcionales como la prohibición de acceso con mochilas. Seiscientas personas controlaron el EFE Normalidad en Berlín Las mayores sospechas de atentados terroristas en Alemania se centraban en las celebraciones de Nochevieja en Berlín, especialmente las actividades que se concentraron la noche del jueves al viernes en los tres escenarios instalados entre la Puerta de Brandemburgo y la Columna de la Victoria (Siegessäule) Cerca de un millón de berlineses y turistas llegaron hasta ese lugar para celebrar la Nochevieja de los 25 años de Reunificación. Y para que fuese la fiesta a cielo abierto más segura del mundo se desplegaron en sus alrede- T acceso a la zona de dos kilómetros de longitud a la que no su pudo entrar con fuegos artificiales, botellas u objetos Además, por primera vez se cerró desde el lunes el Tiergarten, uno de los grandes parques que se encuentran en el centro de la capital alemana. EN EL AEROPUERTO Detenido un británico por una falsa amenaza de bomba en Ámsterdam AGENCIAS ÁMSTERDAM Las fuerzas de seguridad holandesas detuvieron ayer por la tarde a un británico, de 29 años, en el aeropuerto Schipol de Ámsterdam después de que gritara en varias ocasiones que tenía una bomba. El incidente se produjo en torno a las 8 de la tarde (hora local) y llevó a las autoridades a evacuar una de las tres zonas de embarque durante media hora, hasta que la Policía comprobó que se trataba de una falsa amenaza. El hombre, cuya identidad no ha trascendido, fue arrestado a punta de pistola y quedó bajo custodia para ser interrogado. Un portavoz de la Policía fronteriza, Eric Vermeulen, explicó que tratarán de averiguar las razones de su acción. Los Países Bajos consideran un delito realizar falsas amenazas de bomba y, según Vermeulen, el hombre detenido en Schipol tendrá que responder por varios cargos una vez sea puesto a disposición de la Fiscalía. Este incidente se suma a losocurridos ayer también en Moscú, donde fueron desalojadas dos estaciones por amenaza de bomba; y el sucedido en Múnich en la tarde del día 31, en la que tuvieron que ser desalojadas otras dos estaciones de tren. El joven que hizo la falsa amenaza es reducido por la Policía holandesa EFE odavía no lo sabe la mayoría en Europa y el mundo. Pero quizás esta Nochevieja marque un hito histórico en la larga lucha que tenemos por delante contra un terrorismo islamista que quiere estrangular a la sociedad europea con el terror indiscriminado. Este pasado jueves, 31 de diciembre, Múnich sufrió una alarma terrorista de máximo nivel y credibilidad para la policía, basada en datos de servicios secretos occidentales. Anunciaba un ataque inminente de forma similar a la alarma que se desató el 21 de noviembre en Bruselas. Aquella llevó a la paralización total de la capital belga y europea durante cuatro días. Bruselas, repleta de organismos internacionales, se recluyó literalmente en una inmensa madriguera por miedo a un atentado como el acaecido el día 13 en París. Y renunció a ser ciudad libre y viva. La terrible sensación de derrota ante el triunfo del terror esta justificada. Sin disparar un tiro, el islamismo paralizó el corazón de Europa durante cuatro interminables y también vergonzantes días. En esta Nochevieja, sin embargo, las autoridades alemanas decidieron hacer una intervención quirúrgica, eso sí, masiva, donde se temía el ataque y desalojó la estación central. y aunque alguno lo planteara, no demandó desalojos ni suspensión de las miles de fiestas masivas que se celebraban en todo Múnich para despedir el año. Y aunque los muniqueses fueron puntualmente informados y la ciudad se llenó de coches, luces y alarmas de policía, no hubo ni pánico, ni suspensiones, ni cierres prematuros. Como un solo hombre, los ciudadanos decidieron seguir celebrando. Como en Bruselas, no se confirmó la alarma. Pero Múnich convirtió en triunfo total su negativa a dejarse atropellar por el miedo como Bruselas. La capital bávara fue una fiesta toda la noche. Y celebró su libertad y su suerte de formar parte de la sociedad más afortunada jamás habida. Que, con todos sus defectos, es la sociedad abierta occidental, la democracia con su alter ego, el capitalismo. La fiesta por nuestra libertad y el coraje para defenderla componen un gran regalo que nos ha hecho Múnich a toda Europa.