Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 AGENDA Necrológicas Pepe Garalva (1929- 2015) SÁBADO, 24 DE OCTUBRE DE 2015 abc. es ABC El hombre de las misses Durante 40 años recorrió todas las discotecas de Galicia con sus certámenes C omo Jep Gambardella, el publicista lucense José García Vázquez, Pepe Garalva para el mundo, consagró su vida a la búsqueda de la gran belleza. Pero lo de Pepe no era la delicada delectación del esteta, sino más bien el atavismo de la carne prieta. Durante cuatro décadas organizó unas sesenta galas anuales de misses por toda Galicia, lo que lo convirtió en un personaje muy popular, de ribetes estrafalarios, con su barba larga, su melenilla y el uniforme enlutado con el que dirigía vivaracho sus desfiles: ¡A moverse chicas, a moverse! Pepe tenía a gala haber coronado a 12.000 reinas de la belleza, algunas con títulos del etéreo caché de Miss Cacaolat La cima de su larga y esforzada carrera como ojeador de beldades fue Silvia Jato, también lucense. Jato venía de una saga de guapas, pues Pepe ya había coronado a su madre como Miss Galicia. Garalva trabajaba mucho. No dejó sala de fiestas ni discoteca gallega sin hollar. Allá se iba Pepe, hasta la sierra brava lucense, para a entronizar a una Miss Courel en la discoteca Evita. Recuerdo difusamente que empezando de chaval me encargaron un reportaje sobre un con- José García Vázquez nació en 1929 en Lugo, donde ha muerto el 21 de octubre de 2015. Futbolista en el Alavés y el Lugo y dueño posteriormente de una agencia de publicidad, se hizo popular como organizador de galas de misses. Alardeaba de haber coronado a 12.000 competidoras. Sus mayores descubrimientos fueron Silvia Jato y Olguita Fernández EFE curso de Garalva en una disco de Redondela. Tras aquel antiguo espectáculo, de pelaje ansoniano, salí entendiendo mejor al feminismo. Pepe, que era todo vitalidad y tenía un buen humor inoxidable, había nacido en el corazón de Lugo, en su Plaza del Campo, muralla adentro. Hijo de un mancebo de botica, intentó ser futbolista. Emprendedor y desprejuiciado, comenzó organizando veladas de boxeo y concursos de canción en un cine local. Hasta que descubrió la gran belleza: De- berían meterme en el Guinness de los récords. Soy como un coleccionista de modelos reflexionaba de mayor, cuando ya lidiaba con el cáncer de pulmón que se lo ha llevado con 86 años muy vividos. Su oficio formal era su agencia de publicidad, donde tenía una regla: nunca acudía a vender a los comercios a primera hora, porque no le iba lo de madrugar y porque sostenía que los tenderos lo recibían de mejor humor cuando ya habían hecho algo de caja. Tenía tres hijas y un hijo y un matrimonio feliz con Berta. A pesar de las tentaciones de la noche y las hermosas, contó al periodista local Benigno Lázare que siempre resistió cual eremita, aunque sin perder nunca su acreditado ojo clínico: Cuando voy con Bertiña y me fijo en alguna, ella me dice: Ay, Pepe, sigues teniendo la vista de siempre Era hombre familiar, lo que le enorgullecía los sábados somos once a comer y cumplimentó puntualmente hasta el final a amigos y clientes con su almanaque del fútbol local. Siempre dinámico, tentó también los concursos de bellos, pero se percató raudo de que aquello no le iba: No estaba cómodo, lo mío eran las mujeres Cuando llegaba el esplendor del corto verano lucense, Pepe Garalva se ataviaba por completo de blanco, o de hawaiano, y se retiraba a descansar a un camping de Barreiros del que era subdirector. El paso de los años y el pelo níveo le habían dejado un curioso parecido con las estatuas románicas del Pórtico de Mateo. LUIS VENTOSO Carlos Valenzuela Lillo (1939- 2015) Buen alcalde y buen socialista Fue víctima en 1982 de un atentado del que resultó ileso acido en la localidad jienense de Mengíbar en 1939, se licenció en Derecho en la Universidad de Granada y llegó a Alcalá en 1973 para incorporarse al Instituto Nacional de Administración Pública. En 1977 ingresó en el PSOE y en la primavera de 1979 encabezó la lista electoral, como secretario general de la agrupación complutense. En Alcalá de Henares ganó ampliamente la izquierda: PSOE, PCE, y ORTPTE con 20 de los 27 concejales. Cuando la nueva corporación tomó posesión el 19 de abril de 1979, se encontró con un presupuesto prorrogado del ejercicio 1978 que ascendía a 525 millones de pesetas. Alcalá tenía entonces una población cercana a los 135.000 vecinos. Presidió una Corporación que tuvo que enfrentarse a problemas muy graves en capítulos como el urbanismo, las infraestructuras, la sanidad y la educación. Incluso también en el terreno laboral, porque aquellos fueron unos años muy duros de cierre de empresas y aumento del paro. Carlos Valenzuela se hizo muy célebre por unos hechos terribles: en 1982, en el ocaso ya de su gestión, su Carlos Valenzuela Lillo nació en Mengíbar (Jaén) el 3 de diciembre de 1939 y falleció el 22 de octubre. El primer alcalde de Alcalá de Henares durante la democracia. N coche, un humilde Simca 1200, voló por los aires mientras estaba estacionado junto a su domicilio. Nunca se pudo determinar con certeza quiénes fueron sus autores. Más tarde, la noche del 23 de febrero de 1981, con la población expectante ante el secuestro del Congreso por Tejero y la actitud que adoptarían los destacamentos militares de la ciudad, Carlos Valenzuela permaneció en su despacho acompañado por miembros de la Corporación. PEDRO ENRIQUE