Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 DEPORTES La mejor defensa Beníez ha conseguido establecer un récord de los 113 años de historia del club: solo ha sufrido dos goles en los primeros once partidos de la tempoada SÁBADO, 24 DE OCTUBRE DE 2015 abc. es deportes ABC Navas olvida a Casillas El costarricense ha acabado con el morbo de Íker en cuatro meses. Imbatido en la Champions, salvó al equipo frente al Betis, el Atlético y el Levante Casemiro es necesario Ancelotti no se fiaba de él porque daba mal los pases. Con Benítez es fundamental en los grandes partidos. Aporta agresividad, carácter, seguridad Ataque, goles y presión Quiero un Real Madrid que ataque tan bien como todos estos años y que defienda mejor decía el técnico. Su presión total es el secreto El Real Madrid se entrenaba ayer con las manos unidas, metáfora de la unión táctica del grupo, antes de enfrentarse hoy al Celta EFE Menos espectáculo, más eficacia Benítez, que tiene una dura prueba hoy ante el Celta, supera a Ancelotti: es líder invicto, 18 goles a favor, dos en contra TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID E l actual entrenador del Real Madrid presenció muchos partidos de la era Ancelotti y tenía claros los defectos por corregir: debilidad defensiva y carencia de presión. La primera premisa que Rafa Benítez expuso en el club fue esta: Para obtener títulos hay que recibir menos goles Lo ha hecho des- de el primer partido. Su defensa es la mejor de la historia madridista al cabo de once partidos: 24 goles a favor (18 en Liga) y dos en contra. Las comparaciones no son odiosas. El técnico blanco supera los números de su antecesor tras once encuentros. Y en París se quitó el sambenito de defensivo que le persigue de por vida. Su Real Madrid juega al ataque con el truco de presionar desde el área contraria. Hay que tener un conjunto sacrificado físicamente para defender tan arriba. Hoy repetirá la estrategia en Vigo frente al Celta. Los dos conjuntos persisten invictos. El responsable de la plantilla no se obsesiona con el cartel de defensivo u ofensivo. La cuestión es ¿qué quiere la afición? Títulos. Es lo único que me preocupa Sus cifras lo dicen todo. Tras ocho jornadas de Liga, es líder y se ha mostrado invencible hasta el duro examen de esta tarde. Acumula cinco victorias y tres empates en el campeo- El debate del estilo El año pasado, el Madrid llevaba 50 goles a favor y 11 en contra, pero con dos derrotas en Liga nato español. Lleva 18 puntos y ha marcado también 18 goles, mientras solo ha sufrido dos. Ancelotti, a estas alturas, presentaba dos derrotas, en Anoeta (4- 2) y en el derbi del Santiago Bernabéu (1- 2) No era líder, y su balance goleador mostraba un estruendoso 409, bonito para el espectador, pero muestrario de debilidad en la retaguardia. En Champions League, la historia es parecida. Los dos mandaban en sus grupos. Benítez acumula dos triunfos y un empate, seis tantos a favor y ninguno en contra. Ancelotti logró tres victorias y el balance era 10- 2. La estadística absoluta de los once envites presenta un Madrid de Benítez insuperable con un marcador total de 24- 2 frente a un Madrid de Ancelotti con dos derrotas y una cifra to- GRADA DE PREFERENCIA FERNANDO R, LAFUENTE ONDAS DO MAR DE VIGO Sobran los barroquismos. Al Madrid le sucede que no tiene pegada. Esta tarde, sí, tiene una reválida omo en la cantiga de Alfonso X el Sabio, al Madrid esta tarde le vendrán en vendaval las Ondas do mar de Vigo Le vendrán con Orellana, con Nolito. No lo tiene fácil. El buen ejercicio del miércoles en el Parque de los Príncipes de París exige su reválida. Si para Benítez el partido ante el PSG fue excepcional, ¿qué adjetivo buscamos para cuando gane? Porque si algo quedó claro el miércoles de Champions es que al Madrid le falta pegada. No remata el buen hacer del resto del campo, con un Kroos, renacido y un imponente Casemiro. Cristiano, se ha visto, sin los pases de Benze- C ma está huérfano. Deambula por el terreno de juego en busca, no ya del tiempo perdido proustiano, sino en busca del balón que le permita culminar el juego. El Madrid mejoró la imagen, la presencia, la autoridad en París, pero faltó algo indiscutible: el gol. Hoy, ante el Celta de Berizzo, no hay atajos. Es cierto que el cúmulo de lesiones ha traspasado las líneas rojas. El parte supera las previsiones, si es que las hubo. La suerte de ver los partidos del Madrid en Champions en la barra de una taberna es que uno escucha comentarios, surgidos del común, que parecen tesis doctorales. Un tipo le comenta a otro: Isco es un gran jugador de fútbol... sala Un malabarista, pero de fútbol siete. O así. Uno de los hete- rónimos de Machado, Juan de Mairena, Abel Martín, recuerda un episodio en clase de bachillerato. El profesor saca a la pizarra al alumno Martínez y le dice, escriba: Los eventos consuetudinarios que acontecen a la rúa Lo escribe, y el profesor le comenta: ahora, tradúzcalo en lenguaje poético y Martínez escribe: Lo que pasa en la calle Perfecto. Basta de logomaquia deportiva. Sobran los barroquismos. Al Madrid le sucede que no tiene pegada. Esta tarde, sí, tiene una reválida. Aprobó en París, pero le faltó subir nota. En las Ondas do mar de Vigo hoy tiene que dar un golpe de autoridad. Si no volveremos a los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa Y empiezan a ser demasiados.