Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 ENFOQUE SÁBADO, 24 DE OCTUBRE DE 2015 abc. es ABC Premios Princesa de Asturias Ceremonia de entrega Oviedo no es una ciudad líquida JOSÉ LUIS RESTÁN Las estrellas de esa constelación que componen cada año los premios Princesa de Asturias otorgan luz, orientación y calor a lo que algunos sociólogos denominan la ciudad líquida Porque, aunque son muy distintos, tejen una red que aúna la nobleza de las diversas búsquedas, de los varios empeños. Y a fin de cuentas podemos reconocer que la aventura humana no es una pasión inútil ni un juego macabro. Por el contrario, es búsqueda de una justicia, de una belleza y de un bien intuidos, reconocidos, a veces incluso nombrados. No son ingenuos los Papas cuando han acuñado la seria fórmula de una familia humana Familia implica preocuparse los unos de los otros, implica una casa que acoge y hospeda, como hacen los Hermanos de San Juan de Dios en los lugares más hoscos y despreciados del planeta. Significa dejarse los ojos y gastar la propia vida para curar a otros, como las científicas Charpentier y Doudna. Implica también pensar en el mejor modo de atender a las necesidades de los más vulnerables, tarea a la que se ha dedicado la economista francesa Esther Duflo. En esa familia hacen falta también los relatos, la memoria y la imaginación del futuro: un cineasta como Coppola y un escritor como Padura nos los brindan para discusión y disfrute. También se sientan a esta mesa los que se preguntan y piensan, como el filósofo Emilio Lledó, a condición de que mantengan abierto y sin censura su trabajo, sondeando el hondón del misterio humano. Y cómo no, el deporte, que es siempre más que un juego: como el que practican los hermanos Gasol, grandes no sólo en altura sino en sacrificio, pundonor, ayuda al otro y conciencia de equipo. La ciudad común se reconoce más espléndida, consistente y humana con la aportación de todos ellos. CULTURA Doña Letizia, Don Felipe y Doña Sofía, ayer, a su llegada al teatro Campoamor de Oviedo