Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CULTURA PABLO MARTÍNEZ PITA MADRID DOMINGO, 28 DE JUNIO DE 2015 abc. es cultura ABC LOS BEATLES EN ESPAÑA La revolución que nos llegó por los pelos Hace 50 años, cuatro músicos provocaban un terremoto social en un país que empezaba a abrirse al mundo E l 1 de julio de 1965, a las 17.40 horas, aterrizaron en el aeropuerto de Barajas cuatro jóvenes de Liverpool nada corrientes: sin ellos, el mundo sería hoy diferente. Llegaron a un país sumido en una encrucijada: El Cordobés triunfaba con unas maneras taurinas poco ortodoxos, Brigitte Bardot imponía nuevos cánones de belleza, Concha Velasco era la chica ye- yé, algunas emisoras de radio y revistas especializadas traían los nuevos ritmos del Reino Unido y EE. UU. y triunfaban el Dúo Dinámico, Los Brincos, Pekenikes, Los Sírex, Micky y Los Tonys, Los Relámpagos, Los Mustang... Por otro lado, estaba un régimen que veía en la llegada de estos melenudos una peligrosa invitación a la relajación de las costumbres. Además, existía el temor a que los previsibles tumultos fueran aprovechados por elementos subversivos. Ajenos por completo a toda esta situación, los Beatles bajaron las escalerillas del avión y saludaron a los jóvenes que, de forma sorprendente, consiguieron colarse en el aeropuerto. Para evitar aglomeraciones, se les condujo con rapidez por la salida de vuelos nacionales, pero Ringo Starr se quedó atrás firmando un autógrafo a un policía. Al I. MARTÍN, DE PEKENIKES LESLIE DE LOS SÍREX Una experiencia que se repite Pekenikes en Madrid y Los Sírex en Barcelona fueron testigos de excepción de aquellos históricos conciertos, ya que actuaron de teloneros. 50 años más tarde, dos recitales, el 2 de julio en Las Ventas y el 3 en Sant Jordi Club, tratarán de revivir la experiencia con la presencia otra vez de estos grupos y con la banda de homenaje The Bootleg Beatles. Hoy valoramos lo importante de aquellos días para la sociedad española. Se pusieron todo tipo de problemas y unas horas antes no sabíamos si se iba a suspender el concierto. La juventud empezaba a encontrar unos revulsivos afirma Antonio Miquel Cervero Leslie cantante de Los Sírex. Ignacio Martí Sequeros, de Pekenikes, cuenta que en el coso madrileño hubo mucha gente de la base de Torrejón, porque ellos se podían permitir comprar la entrada También asegura que se usaron como mucho 500 vatios, algo ridículo. Hoy utilizaríamos unos 500.000 intentar conectar con el resto del grupo, empujó a un agente que estuvo a punto de iniciar un conflicto diplomático al darse la vuelta y desenfundar la porra... Los gritos de advertencia de un sargento avispado llegaron justo a tiempo. Los Beatles ya conocían España: en marzo de 1963 Paul, Ringo y George disfrutaron de unos días de vacaciones en Tenerife, con insolaciones incluidas, mientras que Torremolinos fue el lugar escogido por John y el mánager del grupo, Brian Epstein. Este último era un gran aficionado a los toros y fue en uno de sus viajes a Sevilla donde se cocieron las actuaciones del 2 de julio en Las Ventas y al día siguiente en la Plaza Monumental de Barcelona. Fueron los argumentos de José Luis Álvarez, director de la revista Fonorama los que le convencieron: Le pregunté si los Beatles iban a venir a España y me dijo que no comenta el periodista pero después me consultó hasta tres veces si pensaba que podían triunfar. Me dijo que él no entendía de música, pero sí de cifras, y que el grupo había vendido aquí solo 3.800 discos. Entonces le conté que solo había en el país 1.500 tocadiscos, así que dos mil personas los habían comprado sin tener siquiera dónde ponerlo. Además, todas las semanas se organizaban unos cientos de guateques donde se juntaban unas 200 personas en cada uno, así que multiplicara Cuando volvió a Londres, llamó al empresario Enrique Bermúdez, que había mostrado interés en traerlos, para cerrar el trato. Según explica el libro Los Beatles, made in Spain (ed. Milenio)