Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 DEPORTES ARBELOA, asistente Sin problemas atrás, volvió a brillar en una acción ofensiva. La del segundo gol blanco DOMINGO, 12 DE ABRIL DE 2015 abc. es deportes ABC ASÍ JUGARON NAVAS, poco trabajo No era el partido para lucirse. Tuvo un susto en un encontronazo con Pepe VARANE, seguro Fútbol suave y cómodo. Sin sufrimiento, no tuvo ningún desliz como en anteriores días S. RAMOS, ovacionado Brillante y vistoso en la salida del balón. El público le ovacionó al salir sustituido MARCELO, relajado Un partido a medio gas. Faltaba la BBC y sus subidas no lucieron como otras veces ILLARRA, pausado El partido era tal que pudo decirse que mandó. No tuvo problemas y aseguró el pase El Madrid golea para subirse al REAL MADRID K. Navas Arbeloa Varane Sergio Ramos (63) Marcelo (64) Illarramendi Modric (60) Isco Jesé C. Ronaldo Chicharito Lucas Silva (60) Pepe (63) Nacho (64) 3 ÉIBAR Irureta Lillo Añibarro Raúl Navas Dídac Borja Capa Javi Lara Dani García (76) Saúl Berjón (45) Manu (65) Arruabarrena (45) Piovaccari (65) Boateng (76) 0 GOLES 1- 0. m. 20: C. Ronaldo. 2- 0. m. 30: Chicharito. 3- 0. m. 82: Jesé. EL ÁRBITRO Hernández Hernández (Colegio Canario) Amonestó a Dídac, Arruabarrena y Boateng. LA FIGURA Cristiano Se quedó con el ataque al descansar Bale y Benzema. Gran gol y detalles cara a la galería LO MEJOR Los goles subalternos. La actitud del Madrid y la seriedad LO PEOR La escasísima proyección ofensiva del Éibar ESTADÍSTICAS Real Madrid 20 13 1 0 585 7 10 63 Remates Remates a portería Remates al poste Fueras de juego Pases Saques de esquina Faltas cometidas Posesión Éibar 3 2 0 1 322 4 18 37 Dani García pelea por el balón con Cristiano Ronaldo Los blancos, con varias rotaciones pensando en el Atlético, vencen al Éibar y se benefician del empate del Barcelona HUGHES R otaciones pensando en Simeone. Keylor Navas en la portería, que salió a reforzar el moreno, y en la media Illlarramendi. Piensen en lo que ha de ser un partido con setenta minutos illarraméndicos. Pues eso, así fue. Puede decirse por primera vez que Illaramendi impuso su ritmo. Como de la BBC sólo estaba Cristiano, los primeros minutos tuvieron su interés, permitían ver lo que es la delantera de un equipo terrícola. Todo terminaba necesariamente en Cristiano y él, claro, encantado. Llega en plenitud al duelo contra el Atleti (evitaremos en lo posible estos días usar la expresión duelo fratricida Contra el Éibar se bruñó la armadura, se cinceló un poquito más el torso heroico. De hecho, el único movimiento vibrante en el partido fueron sus convulsiones al regatear. Parecía que le estaban disparando con una pistola eléctrica. Intentó una chilena espectacular, como si entre los fotógrafos estuviera Robert Capa. Chicharito, que pidió de rodillas el gol antes de empezar, estuvo bien, pero acostumbrados a Benzema, verle bajar a recibir la pelota era como comparar la forma de ir a por una copa de Peter O Toole y Fernando Esteso. El marcador lo tendría que abrir Ronaldo. Una falta, por fin, en el minuto 20. Le dio a la pelota un efecto contradictorio. Primero a la izquierda, luego se enderezó y, una vez enderezada, decidió botar y coger más velocidad. En realidad, la pelota tuvo dos trayectorias, como la cogida de Paquirri, y dos velocidades como la Europa cruel a Tsipras. El portero, claro, enloquecido. Vinieron buenos minutos después, con cosas de Isco. Se disfruta de los buenos mejor de uno en uno. Desta- cán más o demuestran si son realmente buenos. Isco estuvo activo, pero algo decaído. Chicharito remató estupendamente de cabeza (es un jugador fundamentalmente aéreo, con andares de saltamonte) y se lo agradeció a Dios y a Arbeloa, por ese orden. A la vejez viruelas en ataque el lateral. Era el 2- 0. Risas y alegría al sol del Bernabéu, que parecía La Latina. Muchos guiris, cada vez más. Con melancolía los miraba uno, pues eran todo potenciales votantes de UPyD, pero la realidad es terca y gorriaránica. En un momento dado, por megafonía se escuchó: Nick Porter, su esposa le espera en el vomitorio Eso despertó la hilaridad del público del Éibar, porque los del Madrid estaban en su encandilamiento. ¿Sabría español Nick Porter? ¿Querría encontrarse con su esposa? Ramos tuvo un par de arrebatos a