Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 ENFOQUE MARTES, 17 DE FEBRERO DE 2015 abc. es ABC ÓSCAR DEL POZO Tarjetas B de Caja Madrid La mejor representación A cada uno de los imputados por el caso de las tarjetas B de Caja Madrid hoy sigue el desfile por la Audiencia Nacional se les conoce por sus nombres y apellidos, pero también por las cantidades que, por activa o por pasiva, en metálico o en especie, a puñados, se llevaron de la entidad financiera. En total, más de quince millones de euros, libres de impuestos. Ayer fueron diez los exconsejeros que pasaron por el juzgado de Fernando Andreu. Incapaces de negar la mayor, algunos se limitaron a matizar la naturaleza de los gastos que cargaron con sus tarjetas. Fue Miguel Blesa, según el testimonio de la mayoría de los imputados, el que dio carta blanca para que la fiesta no decayera. Repartidas para hacer frente a gastos de representación, las tarjetas terminaron por ser una extraordinaria fuente de ingresos que el propio presidente de la entidad animaba a usar sin descanso y hasta el límite fijado, muy generoso y bien aprovechado por profesionales de la política como José Antonio Moral Santín, que cargó la friolera de 456.552 euros. Fue el exdirigente de Izquierda Unida el que abrió el desfile. Sus faraónicos gastos de representación ahora convertidos en fianza, a devolver confirman que, en sus buenos tiempos, Caja Madrid estaba muy bien representada. ECONOMÍA José Antonio Moral Santín sale ayer de la sede de la Audiencia Nacional tras declarar por el caso Bankia