Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 16 DE FEBRERO DE 2015 abc. es cultura CULTURA 63 La biografía de un navío de Indias como nunca se ha visto Para Ana Crespo, el galeón es casi como un ser vivo, que nace en un astillero, vive y después muere, naufraga. Propone una manera de mirarlo inédita y lúcida: pensemos al revés. Empecemos por el final, por un yacimiento en el fondo del mar, los restos de un barco que los arqueólogos podrían estudiar. Y rebobinemos. Pasan siglos y el pecio se va recomponiendo hasta que, siguiendo hacia el pasado, llega el día del naufragio. El barco se eleva desde el fondo, como un buque fantasma, y le vemos emerger, tal vez en mitad de un huracán o una batalla. Y vuelve a hacer las mismas rutas que en los días que navegó, pero al revés, de alante atrás. Reparte bienes, de puerto en puerto, transporta tropas y caudales. Por cada vez que se cargaba en el pasado, vemos salir de sus bodegas las vajillas y las vituallas, el vino y los tesoros. Cada moneda vuelve a la ceca y de ahí a la mina. Cada alimento al lugar del que salió. Cada plato a la fáMUSEO NAVAL brica de loza o a la de porcelana china. Las telas, los ajuares, las joyas, los libros, las armas, la pólvora regresan al lugar donde fueron manufacturados. Y finalmente, como el Benjamin Button del relato de Fitzgerald, el barco llega otra vez a donde nació: al astillero. Y allí se desmonta, en clavos y piezas de madera que regresan a los bosques, palos altos que vuelven a filtrar con sus ramas el viento en las montañas y los valles. Solo así veremos el impacto de uno solo de estos barcos, cuántas personas estuvieron en algún momento relacionadas con la máquina. Los náufragos y todos aquellos que alguna vez produjeron o trabajaron cada una de sus piezas y de los bienes transportados. Prácticamente todos nosotros, a ambos lados del Atlántico, descendemos de aquellos hombres y mujeres. Y pensemos: hubo miles de barcos. Por eso el barco naufragado tiene una biografía que debemos rescatar. Porque no la conocemos bien y es, en parte, la nuestra. Primer proyecto serio en España Lo que se ha hecho hasta ahora en España ha sido una tomadura de pelo para los especialistas, que parece que molestamos. El patrimonio subacuático se ha visto como una carga y no como una inversión en conocimiento La madera, un bien estratégico La madera era un bien estratégico, la absorbían los poderes fácticos y la guerra permitió grandes monopolios, grandes negocios, como hoy día. Aquellas máquinas eran como naves espaciales Avances científicos en varios campos Desde la deforestación ligada al desarrollo económico hasta los recursos online ligados a la arquitectura naval. El proyecto generará un valioso big data una base de datos desde manuales de construcción histórica, glosarios ilustrados de cada una de las miles de piezas del barco entre el s. XVI y el s. XVIII a disposición de los arqueólogos e investigadores Industria cultural: Finisterre Uno de los primeros proyectos reactivados gracias a ForSEAdiscovery ha sido el Finisterre, liderado por Miguel San Claudio y el INA. Además de la toma de muestras y el estudio de yacimientos, como el galeón de Ribadeo, del que ya informó ABC, se han puesto en marcha rutas turísticas pioneras para visitar pecios. Ver Galician Seas Finisterre Shipwrecks y Texas A M University) un referente la estructura y el casco solían salir de de la arqueología mundial, que impar- los bosques de roble del norte de Espate un pequeño simposio. Es difícil en- ña, y también había coníferas del sur y contrar un proyecto tan importante levante Y pone como ejemplo el galeón como este y que además una a los hu- de Ribadeo que era de roble. Falta que manistas y los de ciencias exactas. Ello los dendrocronólogos del equipo dictanos permite aprender mucho, salvar la minen la procedencia de las muestras brecha que definió Charles P Snow De ya tomadas y las que vendrán. Se im. Castro está centrado en la construcción portaba mucha madera del Báltico y Esnaval. Hablamos de arquicandinavia. Y por supuesto tectura y también de ética, de América, donde se consdado que siguen vendiénse truyó por ejemplo el Sanexpolios probablemente to Cristo de Maracaibo de barcos ibéricos como señala San Claudio. el que se vendió el año paFilipe de Castro y Ana sado en Londres ¿El obCrespo nos subrayan la jetivo? Es tan múltiple importancia de este pacomo los científicos reunitrimonio desde la historia dos y tiene que ver con el big global: Con aquellos bardata y la historia global: Quecos abrimos un mundo que remos hacer una base de dano se conocía y los que vinieAna Crespo tos de los tratados de consron detrás de España y PorInvestigadora del trucción naval ibérica desde tugal tuvieron que adaptarCSIC, dirige el siglo XVI al XVIII, que perse. Pasada la llamada decaForSEAdiscovery, mita búsquedas. Queremos dencia, incluso hoy, el peso el más ambicioso que acabe estando disponigeográfico y cultural es tan proyecto pensado sobre nuestra ble online. Haremos también grande que hizo a los demás historia naval un glosario ilustrado de cada imperios quedarse en las pepieza de la arquitectura nariferias de aquel mundo val de época moderna, y nos creado por la navegación hisgustaría realizar un navío pieza por pie- pánica. Todo fue posible por aquellas za. El fin es conocer qué hace ibérico, flotas. La madera era un bien estratéespañol o portugués a un barco, qué lo gico, la absorbían los poderes fácticos diferencia de uno francés o inglés, que y la guerra permitió grandes monoposon parecidos lios, grandes negocios, como hoy día. Ana Crespo añade el más difícil ob- Aquellas máquinas eran como naves esjetivo, un espectro histórico completo paciales de aquellos siglos. Los navíos y profundo de los buques y naufragios. oceánicos cambiaron la mentalidad, Miguel San Claudio, arqueólogo galle- fueron un caballo de batalla que aplasgo que dirige el proyecto Finisterre con tó las flotas árabes, chinas. Y quien doel INA y uno de los participantes, seña- minaba el mar con ellos dominaba el la que las maderas más utilizadas para mundo concluye Ana Crespo.