Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 3 DE FEBRERO DE 2015 abc. es cultura CULTURA 45 Aula de Cultura de ABC Ayer en la March Bob Dylan se lleva a Sinatra a su terreno Jesús Lainz diserta sobre las mentiras del independentismo catalán ABC MADRID Gomá presentó su libro Cartas a las Fundaciones españolas ABC MADRID El escritor Jesús Lainz llega hoy a las 20 horas al Aula de Cultura de ABC para hablar de Las mentiras del independentismo catalán El acto tendrá lugar en el Espacio Bertelsmann (O Donnell 10) de Madrid. Lainz analizará las estrategias utilizadas por los nacionalistas durante el siglo largo que va desde el Desastre del 98 hasta hoy para conseguir su hegemonía ideológica en Cataluña, como ha explicado en su último libro, España contra Cataluña. Historia de un fraude (Ed. Encuentro) Para llegar al España nos roba había que fabricar primero en un porcentaje notable de catalanes la convicción de que no forman parte de España ni la han formado nunca salvo contra su voluntad Pero antes, a su parecer ha habido un proceso de construcción nacional, es decir, el masivo lavado de cerebro para convencer a los catalanes de que no son españoles y de que España es su enemiga hereditaria Opina Lainz que en Cataluña lleva instalado desde hace cuatro décadas un régimen totalitario camuflado que impide salirse del pensamiento único nacionalista, donde no es fácil sostener opiniones que atenten contra el dogma nacionalistamente correcto Lainz incide en la poca neutralidad de los medios y la falta de ámbitos de libertad: ¿Cuántos conferenciantes han sido acallados? ¿Cuántas opiniones han sido silenciadas bajo la acusación de atentado contra la dignidad de Cataluña? ¿Cuántos libros son imposibles de encontrar en muchas librerías de Cataluña? ¿Cuántos autores tienen serias dificultades para dar a conocer sus libros en Cataluña? ¿Cuántos medios de comunicación cierran sus puertas a los disidentes? ABC Nuevo disco El Dylan más crepuscular sale hoy a la venta PABLO M. PITA MADRID Por fin tenemos el resultado de una de las mayores piruetas o paradojas de la historia de la música popular. Más de medio siglo después de que Dylan irrumpiera con una guitarra y una armónica en oposición a las grandes orquestas y los cantantes melódicos, se pone en la piel del Sinatra más romántico con Shadows in the Night álbum que sale hoy a la venta. Eso sí, en lugar de esmoquin, el cantautor de Duluth se viste de vaquero crepuscular. Salvando las distancias, vendría a ser como si Joaquín Sabina se pusiera a cantar a Julio Iglesias. Pero la personalidad de Dylan es tan marcada que no es simplemente que ponga su sello a canciones poco conocidas del repertorio de Sinatra, sino que se apropia de ella. A su voz cansada, más parecida a un papel de lija que nunca, le cuesta llegar a las notas altas, se le oye a veces tomar aliento para continuar, pero consigue teñir las melodías de una atmósfera en extremo melancólica, que nos hace visualizar la figura recortada de un cowboy que se aleja lentamente con su caballo hacia un horizonte teñido de rojo. El steel guitar casi permanente ayuda a esta sensación de tiempo ralentizado, y la sección de viento, esplendorosa en el cantante italoamericano, pasa aquí casi de puntillas, acentuando esa sensación de desconsuelo. El disco empieza por I m a Fool to Want You que, entre otros firma el propio Sinatra, se dice que para reconciliarse con Ava Gardner: Soy un tonto por quererte Querer un amor que no puede ser verdad Un amor que está ahí para otros también Un color otoñal que se muestra con toda su intensidad en Autumn Leaves Las hojas muertas se amontonan a raudales. Los recuerdos y la añoranza también, y el viento del norte los lleva a la fría noche del olvido No, no es un álbum para alegrar la tarde, sino para dejarse hipnotizar por ese balanceo en medio de su triste bruma. Ayer se presentó en la Fundación Juan March de Madrid el nuevo libro de Javier Gomá, su director, titulado Carta a las Fundaciones españolas editado por Pre- Textos y la Real Maestranza de la Caballería de Ronda. Su teniente hermano mayor, Rafael Atienza, y la directora de la Fundación Príncipe de Asturias, Teresa Sanjurjo, acompañaron al autor. Gomá ha sido siempre partidario de entender que el contribuyente es un mecenas anónimo cuando paga impuestos y que el mecenas que quiere desgravar es un contribuyente más. Después de una década dirigiendo la Fundación Juan March, Gomá destacó que las fundaciones, por lo menos las patrimoniales, son también vinculaciones, como los títulos y mayorazgos. Y ambas tienen conexiones con el mérito y la ejemplaridad Gomá propuso un lenguaje alternativo al dominante: hablar de tercer sector, de sociedad civil, participación ciudadana, filantropía, generosidad Y cree que debe ponerse en el contexto de la economía distributiva (no justicia conmutativa de los intercambios del mercado) porque la esencia del mecenazgo es la que ve en el contribuyente al mecenas anónimo, y al filántropo (muchas veces, no siempre) como contribuyente privilegiado Por supuesto, no podía faltar esta pregunta. ¿Y la fundación para la que trabaja, la March? No había sido explicitada la especial naturaleza. La veo como un modelo puro dentro de la clasificación de tres tipos: fundación privada, familiar, patrimonial, de patrimonio diversificado. Sus actividades son gratuitas, sin publicidad, de estilo clásico, sin otro compromiso que la calidad