Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 3 DE FEBRERO DE 2015 abc. es cultura CULTURA 43 Si fuese entrenador prohibiría a mis jugadores tener cuenta de Twitter Entrevista Philip Kerr Escritor DAVID MORÁN BARCELONA Magical Girl Bárbara Lennie en la película de Vermut, la revelación del año sultado en la película También Vermut ha tenido su actor fetiche, que no es otro que José Sacristán, favorito para el secundario, aunque tendrá que pelear duro con el formidable Karra Elejalde Ocho apellidos vascos Es fácil trabajar con Sacristán porque es tan práctico como yo. La clave es intentar hacerlo sencillo y sencillo lo hicimos. Lo más importante era simplificar al máximo Superar la crisis A pesar del excelente año del cine español y de la magnitud que van a tener los Goya del sábado, tanto Rodríguez como Vermut ven nubes en el horizonte, y no son pequeñas. Alberto no cree que con los éxitos del cine español se haya solucionado la crisis: Lo que ha cambiado ha sido la actitud del público y los números, que son evidentes. Pero acabar con la crisis es otra cosa. Habría que rebajar el IVA y crear una verdadera Ley del Cine que se adapte a los nuevos tiempos. Pero más importante que todo eso es que los de arriba, sean del color que sean, dejen de considerar al cine como una arma arrojadiza Para Vermut el problema es aún más global: Lleguemos algo más allá. La gente va a las salas de cine a ver un espectáculo, pero difícilmente acude a ver una historia. Para ver dichas historias acabarán quedándose en casa, apretando un botón y viendo las películas en una pantalla gigante. Lo que tenemos que buscar es un hueco donde poder meter el cine que nos interesa, y en eso estamos, intentando contar historias que remuevan a la gente en la butaca El sábado será el día, o la noche, de los Goya. Ambos directores deglutirán el domingo todo lo sucedido y el lunes ambos se pondrán a la tarea de nuevos proyectos que ya tienen en marcha. Carlos Vermut dice que está preparando una película con Apaches. Será un drama con elementos musicales muy importantes. Irá sobre la verdadera identidad, segundas oportunidades y algo de física cuántica... No, aún no tengo el casting hecho. Aún estoy con el tratamiento, pero he de plasmarlo Rodríguez tiene su nuevo proyecto algo más adelantado: Es la historia de Francisco Paesa y Luis Roldán, evidentemente basada en el libro escrito sobre el primero Al igual que Vermut, el sevillano aún no tiene los actores, pero sí fecha de rodaje: Empezaremos en verano y vamos a rodar en Madrid, París, Ginebra y, probablemente, Singapur El director madrileño La presión la tienen ellos porque La isla mínima es la gran favorita, aunque seguro que Alberto está muy tranquilo. A nosotros lo que nos llegue ya es un regalo Philip Kerr (Edimburgo, 1956) sienta en el banquillo a Bernie Gunther, infatigable protagonista de su exitosa saga sobre los crímenes en la Alemania nazi, y da la alternativa al cínico e ingenioso Scott Manson, segundo entrenador del ficticio London City de la Premier League con el que el escocés abre una nueva línea centrada en la cara más turbia del fútbol. Mercado de invierno (RBA) primer título de la serie, presenta a Manson convertido en investigador accidental después de que el director técnico del equipo, un portugués malcarado en el que algunos han querido ver a José Mourinho, sea brutalmente asesinado. ¿Qué tiene el fútbol que encaja tan bien en una trama de novela negra? -Chicos jóvenes, mucho dinero... Es casi una receta perfecta para el desastre. Hay una cita fantástica de George Best hablando de dinero: Me lo gasté casi todo en coches, bebida y mujeres. El resto lo malgasté Tirando de ese hilo puedes llegar a una buena novela negra. Además, tienes oligarcas rusos, jeques árabes, cantidades ingentes de dinero... -El London City es pura ficción, pero las coincidencias son muchas: un entrenador portugués, un propietario que es un oligarca ucraniano... -Más que coincidencia, tiene que ver con la singularidad de cada personaje: Joao Zarco no está basado en Mourinho, pero si tienes a un entrenador portugués con glamour y que dice cosas misteriosas, acabará sonando a Mourinho. En cualquier caso, le admiro, y mi intención nunca hubiese sido burlarme de él. -Durante todo el libro se hace mucho hincapié en el dinero que ganan los jugadores y en cómo ha cambiado el fútbol en los últimos años. El fútbol como deporte, sí, pero sobre todo como negocio. -El domingo, por ejemplo, pagué 114 euros por ver el partido del Barça. En el campo del Arsenal pago 80 euros. Llegará un momento en que la gente no podrá permitírselo. Es más caro ir al fútbol que a la ópera. Lo que me sorprende cada vez más es que hay una revolución de lo que es el fútbol que empieza a calar en la sociedad. La Premier League, por ejemplo, es una de las empresas más exitosas de toda Gran Bretaña. Vende los derechos televisivos a infinidad de países. Cuando Estados Unidos se despierte, el fútbol será la siguiente cosa importante que les ocurrirá. Mercado de invierno también ofrece una visión muy crítica de los medios de comunicación, como si la combinación de fútbol y prensa fuese letal. -Hay que diferenciar entre los periodistas de deportes y los tabloides. Estos últimos no tienen interés en escribir bien: solo quieren historias sucias, llamativas y basadas en rumores. Si yo fuese entrenador, lo primero que haría sería prohibir a mis jugadores tener una cuenta en Twitter. Yo mismo salí de ahí porque pensé que sólo tendría problemas. Acabaría diciendo algo que ofendería a alguien. Nos engañamos pensando que vivimos en una sociedad con libertad de expresión. Hay muchas cosas que no nos dejan decir. La religión oficial de este país no es ni el cristianismo, ni el Islam, sino el fútbol asegura uno de los personajes en la novela. -Ahora más que nunca, manda el Gran Dios del fútbol. Si alguien dijese ¿qué haría Jesús? la gente se preguntaría: ¿Qué Jesús? ¿Jesús Navas? INÉS BAUCELLS