Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL MARTES, 3 DE FEBRERO DE 2015 abc. es internacional ABC El PS de Hollande pasó por alto las orgías de Strauss- Kahn Anne Mansouret, exconsejera regional socialista, fue la primera en denunciarlas JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS François Hollande y toda la élite socialista conocían desde 2003, cuando menos, las acusaciones de varias jóvenes que denunciaron las violencias sexuales de Dominique Strauss- Kahn (DSK) alertando en repetidas ocasiones sobre unos hábitos prostibularios del expresidente del Fondo Monetario Internacional (FMI) que han terminado sentándolo en el banquillo de los acusados en un proceso penal por presuntos delitos de proxenetismo agravado. Anne Mansouret, exconsejera regional socialista en Haute- Normandie, fue la primera que denunció el comportamiento de todos los dirigentes del PS: Strauss- Kahn intentó violar a mi hija, en 2002. Todos los dirigentes del partido estaban al corriente. Hollande, que era primer secretario del PS, se interesó por mi hija. Todos lo sabían, pero nadie deseó pararle los pies a un hombre al que muchas mujeres consideraban peligroso Cuando Tristane Banon, hija de Mansouret, denunció las violencias sexuales de DSK, Aurelie Filippetti, exministra de Cultura, fue interrogada por la Policía. De sus declaraciones y diálogo personal con Mansouret se desprende que ella misma había sufrido avances por parte de Strauss- Kahn. Filippetti comentó a Tristane Banon y a su madre: Ese hombre es un sátiro peligroso para las mujeres. Me dio cita, un día, en su apartamento. Lo comenté con un amigo socialista que me previno, advirtiéndome de que DSK era un tipo peligroso En otro momento de su diálogo con Banon y Mansouret, la exministra dejó caer: Se trata de un personaje peligroso para las mujeres. Siempre procuré no encontrarme a solas con él en un sitio cerrado En su día, Hollande comentó de este modo las acusaciones lanzadas por Man- Los casos de Tristane Banon, periodista, y Aurelie Filipetti, ministra de Cultura, fueron los primeros en revelar un comportamiento que los amigos políticos de DSK consideraban excesivo, dejando entender que, en verdad, el socialista más popular de Francia por aquellos años era un hombre que tenía mucho éxito entre las mujeres. Entre 2002, el año del intento de asalto contra Banon, y 2011, el año del escándalo sexual en un hotel de Nueva York, donde Strauss- Kahn forzó sexualmente a una camarera negra, el por entonces presidente del FMI fue el socialista más famoso e influyente de Europa, presentado a bombo y platillo como el futuro presidente de Francia. Epistolario Tras el estallido del escándalo neoyorquino, las primeras revelaciones del escándalo prostibulario del hotel Carlton de Lille confirmaron que otros dirigentes socialistas, al más alto nivel, tampoco podían desconocer las aficiones prostibularias de DSK. Libération publicó en su día un largo rosario de mensajes de texto, intercambiados entre el expresidente del FMI y sus amigos proxenetas en Lille. En diversos de esos mensajes aparecen varios dirigentes socialistas, como Pierre Moscovici, actual comisario europeo, y Jean- Marie Le Guen, actual secretario de Estado para las relaciones con el Parlamento. Strauss- Kahn cita a Moscovici y Le Guen a lo largo de varias conversaciones que siempre comienzan o terminan con proyectos prostibularios, de este tipo: ¿Te apetece pregunta DSK a uno de sus amigos proxenetas descubrir un magnífico club erótico en Madrid, conmigo y con material Según las filtraciones policiales, DSK calificaba de material a las chicas de alterne tarifado. Moscovici y Le Guen siempre han proclamado su inocencia y su ignorancia de los comportamientos prostibularios de su amigo y antiguo protector político. Sin embargo, las víctimas de varias agresiones sexuales de StraussKahn estiman que la élite socialista no podía ignorar unos rumores que corrían profusamente por las redacciones de todos los medios parisinos. En su día, el vespertino Le Monde confesó que tenía en su poder un informe policial donde se describían los hábitos nocturnos de DSK al oeste de París alusión a la agitación prostibularia bien conocida en el Bosque de Vincennes. Strauss- Kahn, ayer, a su llegada al juicio en Lille AFP Comienza el proceso por proxenetismo El Tribunal de Instancia Superior de Lille abrió ayer, con mucha expectación, el proceso de Strauss- Kahn, acusado de proxenetismo, rechazando varias demandas de nulidad y desbrozando las primeras cuestiones de método de un caso que debe durar tres semanas y pudiera costar siete años de cárcel y 150.000 euros de multa a DSK, que no será interrogado durante las primeras sesiones del proceso. Pero su defensa es bien conocida. El excandidato socialista a la presidencia de Francia confiesa ser un adepto al libertinaje pero declara no saber que las prostitutas con las participó en numerosas fiestas eran profesionales La gran mayoría del resto de los trece acusados afirman exactamente lo contrario. Las fiestas prostibularias en las que participó DSK, en numerosas ocasiones, en el hotel Carlton de Lille y otros hoteles de París y Washington estaban organizadas en su honor souret: Solo tuve noticia de rumores que circulaban. Pero nunca llegué a saber nada de cierto. En tanto que dirigente socialista, no podía hacer de policía de costumbres La ambigüedad del desmentido de Hollande en su día solo agravó las sospechas de fondo. Jean Quatremer, corresponsal de Libération en Bruselas, fue el primero que puso el dedo en la llaga: En sus relaciones con las mujeres, DSK roza el acoso. Se trata de un comportamiento que todos los periodistas que han cubierto la información del PS conocen. Pero nadie se ha atrevido a denunciar el caso Tras el estallido del escándalo sexual de Strauss- Kahn con una subordinada en el FMI, Quatremer volvió a insistir: Temo que este hombre tenga un problema que lo inhabilita para dirigir una organización donde trabajen mujeres y fO O KD KD; O? O O (4 ZM QPZÊU TU Ta zPSTUYb 51 %42 jbQY Ob l bWT E IXTQ Y S AO- q? QO? C AC? OH fOPK; O? ÈDOC PO PO rT? QOHCDT r: O dC? 8O MKTD oAKQ dC? 8O MKTD q? K O gKDO bOD KãD qCGAHO; T zWZ bPOb 4 Q bWTP 51 nbRN O UbP QbOZPp nSbRN O a aZ bP QbOZPp QË ZOT b aTQ T bPOb 4 GG ik QbOZPp z P, T u DCQLO kbWZ bP VbJT b UTMZ VaQ P nQ ZTP STQ S QPTUb U baZUb TaW J QË ZV U ZU Z b T M- WZ T SbQb O QVZUb bP PbWZ bPp jbPbP VabQRN ZU WNZ bPp NTOb P QMZ ZT 5: D 9i k STQ S QPTUb J b J bPOTP POZÊU e STQ Q P QMb UT ZU WNZ TPp 51 TUPNWOb TU Z ZTU P WbP SQTVT ZTU Pp 5 D %l P QMbU T NU V P bUO P Wb b) (S, X V (SX T VXTQ (S) (Q, S, S) TUP (Y PXQ, (S (TN X VTXV Y, S; D Y, Y ZY S Y YQ (T (S (S SQ, L! (S (S; C, SQXS) (SQ ZY Y, Y XS 0; YQ (T (S (S SP N (Y XY, XS VXT 2 (S E IXTQ Y S 1 5; M; D Y, Y ZY SP (Q, VTX ZY) (D Y, Y (T, E IXTQ Y S E; D; I; 1 5; M; 6 X! Y X 8 W 0; E V XS) Y, Y ZY L! (S (S S Y YQ (T (S (SK VXTQ (K 8 WW 01 9 19 W 0. (S 1 3 W 41 j z DG D 21 SQXS) (SQ ZYK 01 VXTQ (QXQ, T QX. (P) X 8 W 0; VXTQ (K WWW 01 LR 1 0. (S 1 3 W 41 j z 4 D 921 SQXS) (SQ ZYK 01 VXTQ (QXQ, T QX. (P) X WW 0; 7 G, S Q, S; I; I; M 9 1 BE 6 5 M H J MF 6 F;