Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA MARTES, 3 DE FEBRERO DE 2015 abc. es españa ABC DELITO FISCAL El juez da vía libre a Hacienda para acusar a la empresa que reformó la sede del PP en Madrid S. E. MADRID Somos interlocutores privilegiados entre los palestinos y los israelíes ENTREVISTA Román Oyarzun Embajador ante Naciones Unidas Nuestro país estrena su asiento en el Consejo de Seguridad con grandes responsabilidades JAVIER ANSORENA CORRESPONSAL EN NUEVA YORK El juez del caso Bárcenas, Pablo Ruz, planteó ayer a la Agencia Tributaria la posibilidad de emprender acciones como perjudicada por los presuntos delitos fiscales de la empresa Unifica en las obras de reforma de la sede nacional del PP en la calle Génova de Madrid. Ruz adoptó la decisión en una providencia tras recibir el informe de la Unidad de Auxilio de la Agencia Tributaria (Aeat- Onif) en el que analiza la documentación sobre trabajos y obras ejecutados por Unifica Servicios Integrales, empresa del arquitecto Gonzalo Urquijo, imputado en la causa en la que se investiga la supuesta existencia de una caja B en el PP, informa Efe. A la vista de éste y otros informes sobre las obras de reforma, Ruz observa que podríamos estar ante uno o más delitos contra la Hacienda Pública por lo que la Agencia Tributaria figuraría como perjudicada. De ahí que le proponga el ofrecimiento de acciones, a través de la Abogacía del Estado. En esta providencia, el juez cita a los peritos de las Unidades de Auxilio judicial de la Aeat- Onif y de la Intervención General de la Administración del Estado el 9 y 11 de febrero para que ratifiquen los informes que han emitido sobre este asunto. Pagos de 1,7 millones En un informe fechado en octubre, la Agencia Tributaria elevaba a 1,7 millones el dinero en negro que supuestamente abonó el PP por las reformas, al constar que en 2006 pagó con 750.095 euros procedentes de fondos ajenos al circuito económico legal las obras en la planta baja. Ese informe ampliaba otro anterior en el que Hacienda analizaba, al no estar prescrito en esos ejercicios el delito fiscal, la facturación por obras ejecutadas de 2008 en adelante en otras plantas y en las que también constató diferencias entre las cantidades que figuran en las facturas requeridas al partido por esos trabajos y las incautadas a Unifica. Esas diferencias de facturación fueron de 211.160 euros en la segunda planta, de 256.426 en la tercera, de 217.879 en la cuarta y de 274.880 en la quinta. Esas cantidades sumaban 960.345 y a eso se añadieron los 750.095 euros de diferencia en facturaciones en la planta baja, lo que equivale a un total de 1,7 millones, superando en 812.000 euros, los 888.000 que el extesorero Luis Bárcenas reflejó en la contabilidad paralela como pagos a Unifica. Desde hace unas semanas España está entre los quince países que integran el organismo con mayor poder de decisión de Naciones Unidas: el Consejo de Seguridad. La delegación española no pecará de aburrimiento en estos 24 meses en el organismo. Vamos a ser los grandes guardianes de la no proliferación de armas de destrucción masiva ha dicho en alguna ocasión Román Oyarzun, embajador representante permanente de España ante Naciones Unidas. ¿Cuáles son los principales objetivos de España en el Consejo de Seguridad? Primero, fortalecer la función preventiva del Consejo de Seguridad para mejorar su respuesta ante las crisis, a través de diplomacia preventiva y mediación. En segundo lugar, incrementar la eficacia de las Operaciones para el Mantenimiento de la Paz, donde nuestras Fuerzas Armadas se han ganado un merecido prestigio. Por último, mejorar los mecanismos para frenar el avance del terrorismo, impulsando la cooperación internacional y la asistencia técnica. ¿Qué importancia tiene la presidencia de España de los comités que le han sido asignados? España es un Estado muy respetado en Naciones Unidas y con unas señas de identidad bien definidas. Se nos conoce por nuestra solidaridad, compromiso y tolerancia. Por eso ganamos la campaña para entrar en el Consejo de Seguridad. A España le ha recaído la responsabilidad de presidir dos comités de sanciones fundamentales. En el de Corea del Norte, el objetivo es persuadirle de que regrese al conjunto de Estados que respetan el Tratado de No Proliferación Nuclear. En el caso de Irán, cuyas sanciones comenzaron en 2006, actualmente se le ha concedido un plazo de tiempo adicional para cumplir con el régimen de inspecciones del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) El tercer comité no es de sanciones, sino que se estableció para reforzar todos los regímenes existentes para evitar la proliferación de armas de destrucción masiva. Oriente Medio ha adquirido un gran protagonismo en la política exterior española, ¿cómo va afectar la presencia en el consejo a nuestra relevancia en la región? Román Oyarzun Antiterrorismo Uno de los objetivos de España es frenar el avance del terrorismo Un Estado muy respetado Entramos en el Consejo de Seguridad por nuestra solidaridad, compromiso y tolerancia Nuestro compromiso en la resolución del conflicto en Oriente Medio se ha puesto de manifiesto con la reciente gira del ministro de Asuntos Exteriores a Jordania, Palestina e Israel. Esta visita fue precedida por una a Egipto en diciembre. Esto nos ha permitido disponer de una información de primera mano sobre la situación en el terreno y convertirnos en interlocutores privilegiados de árabes e israelíes en los distintos contactos que se mantienen en el Consejo de Seguridad. Lo fundamental ahora es mantener el espíritu negociador vivo porque la situación actual es de cierto impasse ¿Cuáles son las principales desafíos a los que se enfrentará España? El terrorismo es, desgraciadamente, uno de los grandes desafíos del Consejo de Seguridad y donde España ha tenido tradicionalmente un papel relevante en Naciones Unidas. Daesh (Estado Islámico) compite para atraer la mayor atención posible de la opinión pública internacional con medios violentos y crueles que no tienen precedentes. El territorio y la población que controla son tremendamente preocupantes. Con Boko Haram, los colegas africanos en el consejo nos alertan del peligro de que se cree un corredor yihadista en EFE el Sahel. Libia, por otro lado, es uno de los grandes retos para la seguridad en el Mediterráneo. A dos horas de España, es un país que lleva demasiado tiempo al borde de la guerra civil, por tanto es el lugar apropiado para el tráfico de armas, el terrorismo o la migración ilegal. España colabora decididamente para que el país recupere la institucionalidad democrática. ¿Cuál es la posición de España respecto a Siria? Estamos firmemente comprometidos en lograr un acuerdo para poner punto final al conflicto, y lo hacemos desde una triple perspectiva. En el aspecto humanitario, a España le ha correspondido ser el penholder dentro del Consejo de Seguridad. En el ámbito político, hemos auspiciado reuniones en España con la oposición moderada y seguimos celebrando reuniones de diferentes minorías sirias. En el área de las armas químicas y bacteriológicas, estamos defendiendo una postura firme dentro del consejo para esclarecer el presunto uso de cloro por parte del régimen sirio contra la población civil.