Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 SOCIEDAD LUNES, 15 DE DICIEMBRE DE 2014 abc. es sociedad ABC Mucha ciencia pero poca innovación Producción cientifica española en 2013 País Documentos Documentos citables Citas Citas por Índice Autocitas documento H 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 EE. UU. China Reino Unido Alemania Japón Francia India Italia Canadá España Australia 563.292 425.677 162.574 148.278 121.668 108.092 106.029 92.906 88.711 79.383 76.357 510.511 416.292 144.851 137.200 114.592 98.974 98.968 84.444 81.426 72.633 69.231 362.850 127.012 113.200 103.654 53.270 68.294 29.871 62.598 58.799 46.092 50.134 204.506 76.245 39.067 37.698 19.320 21.540 13.553 24.130 16.230 14.584 16.784 0,64 0,30 0,70 0,70 0,44 0,63 0,28 0,67 0,66 0,58 0,66 1.518 436 934 815 694 742 341 654 725 531 583 España se sitúa entre los diez países del mundo con mayor producción científica, pero falta empuje para lograr patentes y productos N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID L FUENTE: Scimago El valle de la muerte de las investigaciones Éxito en el mercado Interés académico Investigación Idea Nivel de interés Interés comercial GAP Prueba de concepto Pre- producción Demostración Tiempo FUENTE: Xavier Testar, La transferencia del tecnología y conocimiento y Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades ABC a ciencia española lleva cuatro años hablando de recortes, fuga de cerebros y empleo precario. Sin embargo, vive uno de sus mejores momentos en cuanto a generación de conocimiento. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presentó a España en la Cumbre Iberoamericana de México como la décima potencia mundial en producción científica No fue un dato elegido al albur, probablemente era uno de los mejores indicadores científicos con los que presumir fuera de nuestras fronteras. La producción científica se mide por el número de trabajos de investigación que nuestros investigadores publican en revistas científicas. Es decir, las ideas e investigaciones innovadoras o sobresalientes que, tras pasar el filtro de un comité científico, se deciden publicar, con un marchamo de calidad, para conocimiento del resto de la comunidad científica. Ahí nos situamos en la décima posición. Hace seis años estuvimos en la octava, pero bajamos por la entrada de India, un país emergente que ha entrado con fuerza en este selecto club. La semana pasada la revista Nature una de las biblias de la ciencia, situaba a España en la octava posición por número de investigaciones que merecen un hueco en algunas de las 60 mejores publicaciones científicas del mundo. Es decir, que si estamos entre los diez países que más publican a nivel general, nos situamos en mejor posición cuando se mira a las publicaciones de mayor prestigio internacional, en revistas como la citada Nature Science Cell o New England Journal of Medicine ¿Bastan estos datos para sentirnos satisfechos por nuestra ciencia? Claramente no. Nuestra situación no es envidiable, pero tampoco es un desastre opina Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación. No han sido años fáciles. Los presupuestos en ciencia han caído entre 2009 y 2013, aunque han repuntado en 2014. Debemos sentirnos orgullosos de contar con investigaciones que tienen impacto mundial, científicos excelentes y centros que son referentes internacionales. Tenemos una gran infraestructura y ahora nos queda hacer el mismo ejercicio en innovación apunta. Rajoy también aludió en México a la innovación, la gran asignatura pendiente de empresas e investigadores. El salto entre la universidad y la industria, la gran asignatura pendiente N. R. C. M. T. Ricardo Martí Fluxá PTE. COMISIÓN DE TRANSFERENCIA DE LA CONF. DE CONSEJOS SOCIALES El vacío entre universidad y empresa sigue siendo la gran carencia de la I+ D +i en España. La mayor parte de la investigación de las universidades es de tipo básica y no orientada, alejada del mercado advierte un reciente estudio de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades CCS) en colaboración con la Fundación Universidad Empresa. Muy pocas investigaciones avanzan más allá de las fases iniciales y sus resultados aún no están lo suficientemente desarrollados como para que sean atractivos para el mercado. Es lo que se conoce como el valle de la muerte Al presentar el estudio, el presidente de la Comisión de Transferencia de la CCS, Ricardo Martí Fluxá, señaló que solo con el esfuerzo de colaboración con las empresas conseguiremos resultados positivos El Gobierno pretende impulsar una nueva estrategia que acabe con el salto entre la investigación y la innovación. Favorecerá la movilidad de ideas entre el mundo académico y las empresas apunta la secretaria de Estado de I+ D +i, Carmen Vela. El presidente de las sociedades científicas, Carlos Andradas matiza que no sólo importa la cantidad, sino la calidad, y el impacto que tienen nuestras investigaciones están sensiblemente por debajo de la media europea A su juicio, la solución no está en la nueva estrategia: Juntar dos documentos en uno solo no resuelve la separación entre ciencia e innovación Carlos Andradas PTE. CONF. SOCIEDADES CIENTÍFICAS Es necesario involucrar a las empresas como cómplices en el proceso de investigación universitaria Hay que identificar modelos de éxito como Oxford, Israel o el MIT para promover empresas de base tecnológica No se puede pedir al científico que además de hacer ciencia sea emprendedor y comercialice sus resultados Sigue sin haber una apuesta de nuestro tejido productivo por la innovación