Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA LUNES, 15 DE DICIEMBRE DE 2014 abc. es españa ABC Andreu rastreó dos teléfonos de ABC por una información sobre Bárcenas El juez abrió una pieza separada y, tras levantar el secreto de sumario, entregó los contactos telefónicos al abogado del extesorero, Javier Gómez de Liaño CRUZ MORCILLO PABLO MUÑOZ MADRID Los documentos del instructor A la derecha, el auto del 2 de septiembre en el que Andreu pide el rastreo de los teléfonos de Cruz Morcillo y Pablo Muñoz; en la siguiente página, el oficio remitido por el magistrado a Movistar para que informe de las llamadas hechas o recibidas por los periodistas e incluso los mensajes íbrese oficio a Movistar, a fin de que, a la mayor brevedad posible facilite, a través del sistema SITEL, a la Unidad de Policía Judicial de la Comisaría Especial del CGPJ, Tribunal Supremo y Audiencia Nacional, y respecto a los números de teléfono y y referido al periodo de tiempo comprendido entre los días 1 a 11 de julio de 2014, el tráfico de llamadas entrantes y salientes, los posibles números telefónicos que pudieran utilizarse para el desvío de llamadas entrantes, así como listados de las llamadas recibidas y emitidas, con indicación de los titulares de los números marcados y recibidos, y listado de los mensajes alfanuméricos emitidos y recibidos. Se decreta el secreto de lo actuado en la presente pieza separada por el plazo de un mes En este auto fechado el pasado 2 de septiembre, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, pedía a Movistar todos los datos telefónicos de los periodistas Cruz Morcillo y Pablo Muñoz durante los citados días, tras abrir una pieza separada el 14 de julio por un posible delito de revelación violación de secretos. El magistrado incoó esa pieza después de publicar el diario ABC tres días antes, el 11 de julio, parte de una conversación telefónica entre Ciro Rovai, presunto miembro de la Camorra napolitana, con un conocido suyo en la que hablaban sobre Luis Bárcenas, extesorero del PP, sin citarlo por su nombre, sino solo por su cargo. L cio en un negocio de Limoncello (licor italiano) En esa conversación el italiano habla de Juan Costa- he visto a una amiga de otra amiga mía que está con Juan Costa -dice; de Eurovegas tenemos que abrir un restaurante ahí y de que mafia y política son la misma cosa, además de referirse a otros asuntos menores relacionados con sus cuitas con la Justicia- asegura que una jueza es amiga suya- y de sus hazañas sexuales. Los investigadores no detectaron ninguna reunión entre Bárcenas y Ciro Rovai después de esa conversación del italiano con su amigo Francesco, pero Fernando Andreu Operación Tarantela Bárcenas a un capo de la Camorra: Política y mafia son lo mismo Este era el titular de la información en la que se detallaba la escucha a Ciro Rovai, quien había sido detenido tres días antes en Madrid en la operación Tarantela contra clanes camorristas asentados en España. Rovai contaba en una llamada del 25 de marzo de 2013, antes de que el extesorero del PP ingresara en prisión, que había hablado con él (sin dar su nombre) y que le había ofrecido ser su so- la escucha está incorporada a las actuaciones. ABC durante esa semana dio cuenta de la operación, iniciada casi tres años atrás, cuando se detectó la presencia en nuestro país de miembros de la Camorra que servían de enlace a los grupos mafiosos establecidos en Nápoles. Tarantela se dirigió contra tres clanes camorristas asentados en España, otro de colombianos que suministraban la droga y un quinto, también de italianos, representantes de sus organizaciones en la Península. Habían creado un entramado societario para blanquear el dinero obtenido con la cocaína, con empresas pantallas y restaurantes, uno de ellos propiedad de Ciro Rovai en Majadahonda. De los 32 detenidos (a los que se imputaba tráfico de drogas, blanqueo y pertenenencia a organización crimi- nal, entre otros delitos) el juez solo envió a prisión a uno: Ion Jairo Granados Escobar y dejó en libertad a individuos como Abderramán César Muley, a quien se encontraron dos armas, habitual traficante de cocaína que se la suministraba a Rovai, según los seguimientos policiales, y que había salido de prisión tras una condena de nueve años; o a otro como Alexander Restrepo Cerón, miembro también de la organización colombiana en cuyo vehículo se halló un doble fondo para el transporte de estupefaciente. Malestar en Italia Esa medida, contra todo pronóstico, provocó un enorme malestar entre los investigadores no solo en España, sino también en Italia, que colaboró desde el inicio en las pesquisas, con implicación de la Fiscalía de Nápoles, y donde se había preparado un despliegue para la veintena de detenciones que,