Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La gestión eléctrica es la clave l conjunto eléctrico del Audi A 3 Sportback e- tron es como una pequeña central eléctrica basada en baterías, que como en el uso normal, tiene una red de alta tensión y otra de baja tensión. La primera consta de una batería de iones de litio, compuesta por 96 celdas, agrupadas en ocho módulos, que tiene una capacidad de acumulación de energía de 8,8 kWh. En función del estado de carga, su tensión se sitúa entre los 280 y los 390 voltios. Este sistema de baterías pesa 125 kilogramos. Para el funcionamiento óptimo de la batería, la temperatura debe estar en el entorno de los 25 grados centígrados, que se consigue a través de una refrigeración líquida, con un circuito propio a baja temperatura. Para cargar esta batería hay una conexión que se encuentra en la parrilla, detrás de los cuatro aros, que se abren a un lado en forma de tapa. La recarga se efectúa a través e- tron E Audi A 3 Sportback de una unidad de carga portátil que transforma la corriente eléctrica alterna en continua para la batería. Se puede conocer el estado mediante un indicador Led y el conductor puede iniciar la carga de inmediato o en un momento posterior a través de un temporizador, que permite programar la carga en un menú especial del MMI Navigation plus o mediante los servicios Audi connect e- tron. Para el funcionamiento de los componentes de bajo voltaje hay una batería de 12 vóltios más convencional. Para esta red de bajo voltaje hay un módulo de electrónica situado en el vano motor, que incorpora un transformador de corriente continua para el acoplamiento de la red de a bordo de 12 voltios, que tiene un volumen de 8 litros y un peso de 10 kilogramos. La pantalla dispone de diversas configuraciones para conocer el estado de funcionamiento o carga Con seis transistores de alta potencia, transforma la corriente continua proporcionada por la batería en corriente trifásica para el motor eléctrico. El coche está equipado con una unidad de carga de serie con pantalla gráfica, un cable para conectar al automóvil y dos cables de red, uno para cuando tomamos la electricidad de un enchufe doméstico, o bien el segundo para una toma de corriente industrial que se han diseñado de forma específica para cada país. Si se va a utilizar en casa, el cable de carga e- tron se puede acoplar en un soporte de diseño para pared. La unidad de carga se puede bloquear, protegiendo así el equipo contra robos, con una confirmación mediante un código. En una toma de corriente industrial, la carga completa dura dos horas y quince minutos. En una toma de corriente doméstica, el proceso de carga requiere unas tres horas y cuarenta y cinco minutos. El cuadro de mandos ofrece una exhaustiva información de todos los datos del vehículo Control total de carga y consumo desde el móvil l consumo de los coches híbridos enchufables se rige por la norma CEPE R 101, según la cual y en las condiciones más favorables, el Audi A 3 Sportback e- tron puede consumir 1,6 litros cada 100 kilómetros, emitiendo por kilómetro una media de 37 gra- E mos de CO 2 cada 100 kilómetros. También cambia el cuadro de mandos, con el powermeter como principal control de información, que ocupa el lugar del cuentarrevoluciones en el cuadro de instrumentos, muestra, además de la potencia total del sistema, el estado del sistema de propulsión y el estado de carga de la batería. El cuentarrevoluciones se puede mostrar en el display, entre el tacómetro y el powermeter Pero quizá lo más llamativo e innovador de este coche es la posibilidad de controlar todo el proceso de recarga desde un teléfono smartphone. Por ejemplo, es posible programar la hora de salida del próximo viaje, de manera que la carga comience para que el coche esté cargado en el momento óptimo. También, si se desea, se puede planificar las condiciones térmicas del habitáculo, antes de usarlo, ya que mientras está enchufado, la energía usada para la climatización no se extrae de las baterías, sino de la red. También desde el móvil se pueden utilizar otros servicios online, como la visualización de la posición del vehículo.