Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL SÁBADO, 29 DE NOVIEMBRE DE 2014 abc. es internacional ABC Peña Nieto asume la investigación por los decapitados en Guerrero El nuevo caso de matanza entre cárteles amenaza alimentar las protestas populares ABC CIUDAD DE MÉXICO La inacción del Gobierno del PRI ante la grave situación que viven los cuerpos de seguridad mexicanos quedó ilustrada con un nuevo informe, dado a conocer por el diario Milenio que indica que un alto porcentaje de la policía mexicana no cumple con los requisitos mínimos para mantenerse en el cargo. Un cuerpo bajo sospecha Más de 18.000 policías municipales de México, un 13 por ciento del total, deberían ser dados de baja, tras suspender las pruebas de control de confianza que se han realizado hasta octubre de este año, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) De acuerdo con estas cifras, un total de diez estados concentran el 67 por ciento de los uniformados que no aprobaron los exámenes, lo que se traduce en una debilidad de sus corporaciones locales, con situaciones extremas en las que más de la mitad de las fuerzas del orden no pasó las pruebas de control. Es el caso de Veracruz y de Sinaloa. En Guerrero, un estado señalado por la conexión entre la Policía municipal y algunos grupos criminales como Guerreros Unidos tras la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, el índice de uniformados suspendidos en estos controles es del 36,7 por ciento. La Fiscalía General de México (Procuraduría General de la República, PGR) anunció ayer que se ha hecho cargo del caso abierto por la aparición en Guerrero de once cuerpos decapitados y parcialmente calcinados, en el mismo Estado en el que desaparecieron hace dos meses 43 estudiantes. Los cadáveres fueron descubiertos en el municipio de Chilapa, y todo apunta a un ajuste de cuentas entre dos cárteles que operan en la región, el de los Ardillos -al que pertenecerían los muertos- -y los Rojos una escisión del cártel de los Beltrán Leyva. La noticia viene a complicar los esfuerzos del presidente Peña Nieto por desactivar la protesta nacional desatada por la desaparición de los 43 estudiantes de Magisterio de Guerrero, La Policía custodia los cuerpos de los once decapitados en Guerrero presuntamente asesinados por uno de los cárteles de ese Estado en connivencia con policías corruptos y con el alcalde Iguala, actualmente detenido. Las marchas de protesta encabezadas en todo el país en demanda de justicia volvieron a producir disturbios esta semana en la capital, coincidiendo con la fiesta nacional, que este año celebraba el 104 aniversario de lavolución EFE mexicana. Miles de ciudadanos cambiaron la bandera nacional por otra con las rayas teñidas de negro. Las promesas y los planes de seguridad anunciados por el presidente Peña Nieto no convencieron tampoco al principal partido de la oposición, el conservador Partido de Acción Nacional (PAN) que afirmó que no dará un cheque en blanco