Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 29 DE NOVIEMBRE DE 2014 abc. es internacional INTERNACIONAL 31 La reacción de Cameron Ya veo que suenan las alarmas en la Comisión Europea dijo cuando sonó la alarma en la fábrica mes en ayudas. El doble que en Alemania y el triple que en Francia. No es extraño que quieran venir aquí La anécdota de la jornada se produjo cuando en pleno discurso en la factoría Cameron tuvo que parar de hablar, interrumpido por una alarma antiincendios. Reaccionó con reflejos de buen sentido del humor inglés: Vaya, parece que lo que he dicho ya ha hecho saltar las alarmas en la Comisión Europea Las claves Cuatro años de cotización Es el tiempo necesario para empezar a recibir beneficios sociales y los ciudadanos de la UE que lleguen al Reino Unido y no tengan empleo no podrán beneficiarse de descuentos fiscales o ayudas para vivienda. En Alemania los inmigrantes aportan más de lo que reciben Merkel también da seis meses para que los extranjeros encuentren trabajo o se vayan ANDREU JEREZ BERLÍN Los datos 6.5 millones 22.000 millones Reagrupación familiar También se eliminarán las ayudas familiares para los hijos de los inmigrantes si se comprueba que en realidad están viviendo en sus países de origen. El derecho de reagrupación familiar en el Reino Unido será restringido, acabando con el efecto llamada a los parientes. Es el número de ciudadanos extranjeros que trabajan en Alemania y que no disfrutan de la ciudadanía alemana. Un proyecto suavizado El Gobierno conservador presenta las reformas como un requisito indispensable para que el país permanezca en la UE. Queremos un acuerdo razonable, decente y de sentido común resume Cameron. A pesar del tono enfático y algo mitinero de su discurso en la fábrica, lo cierto es que el primer ministro ha suavizado mucho su proyecto inicial, que pasaba por establecer cuotas para la entrada de inmigrantes de la Unión. Esa idea chocaba contra uno de los pilares fundacionales de la UE, la libre circulación de ciudadanos, y Merkel se plantó y advirtió que era algo innegociable. En 2010, cuando llegó al poder, David Cameron prometió que la entrada anual de inmigrantes bajaría hasta quedarse en menos de cien mil al año. Pero según las cifras oficiales que se publicaron el jueves, casualmente el día anterior a su esperado discurso, la inmigración neta al país en los doce meses previos a junio fue de 260.000 personas, frente a 182.000 del año anterior. Reino Unido es un oasis de prosperidad económica en una Europa muy alicaída, con menos del 6 de paro y un crecimiento del 3 y se ha convertido en un imán para quienes no encuentran empleo en sus países, entre ellos los casi 50.000 españoles que viven en el país. Pese la atmósfera cada vez más euroescéptica, ayer una encuesta del vespertino Evening Standard recogía que en un referéndum el 45 de los londinenses votarían por seguir en la Unión Europea y un 37 en contra. Convictos y mendigos Se acelerará la deportación de criminales convictos extranjeros y se prohibirá el regreso de mendigos y defraudadores previamente expulsados del país. Converger con la renta media Los ciudadanos de los países recién incorporados a la UE no podrán emigrar al Reino Unido mientras sus naciones no converjan con la renta media europea. Habrá también dinero extra para ayudar a las comunidades británicas donde viven un gran número de extranjeros. La cámara regional del Parlamento alemán (Bunderat) aprobó ayer la ley que prevé restricciones para la inmigración procedente de los países miembros de la Unión Europea. A grandes rasgos, la ley busca evitar que los ciudadanos comunitarios no alemanes abusen de las ayudas sociales. El Gobierno establece así el plazo de seis meses para que los extranjeros encuentren trabajo. Si en ese plazo no han encontrado un empleo ni tienen perspectivas de hacerlo, deberán abandonar el país. Además, la ley también prevé la prohibición de entrar en Alemania para aquellos extranjeros que trabajen de manera ilegal o abusen reiteradamente del Estado del Bienestar. El debate sobre el presunto turismo social fue introducido en la agenda política por los socialcristianos de la CSU (la marca del partido de Angela Merkel en Baviera) Con el argumento de quien estafe, se va fuera los socialcristianos abrieron el camino para que la actual Gran Coalición de democristianos y socialdemócratas legislara en ese sentido. Ello a pesar de que las estadísticas nunca han demostrado que los extranjeros protagonicen un fraude social masivo en Alemania. El pasado jueves, el Centro para la Investigación Económica Europea (ZEW, en sus siglas en alemán) publicó un informe por encargo de la Fundación Bertelsmann que apunta en esa dirección. El informe confirma el papel fundamental que tienen los trabajores extranjeros en un país Es el saldo de lo que aportan los extranjeros a las arcas públicas federales tras descontar lo que reciben en ayudas. como Alemania, que sufre desde hace años una seria crisis demográfica. Según el estudio, durante 2012 los más de seis millones y medio de ciudadanos sin pasaporte alemán aportaron a las arcas públicas 22.000 millones de euros más de lo que recibieron en ayudas sociales. Pese a ello, y según una encuesta de la misma Fundación Bertlesmann, dos tercios de los alemanes seguían pensando en 2012 que la inmigración suponía una carga para el sistema social germano. El modelo de Cameron El partido euroescéptico y de tendencias nacionalistas Alternativa para Alemania (AfD) que consiguió siete diputados en las últimas elecciones europeas, está recogiendo el descontento con el discurso de no hay alternativas blandido por la canciller Angela Merkel. Ante la falta de estadísticas que respalden la ley contra el llamado turismo social hay quien ve en este movimiento legislativo del Gobierno de Merkel un intento de frenar el avance del euroescepticismo político de acento nacionalista en Alemania. f S W ZE K oNF TS täE mE SI rW SQE ÓW d NHS W CS NE a Qa y TÓW? w FEUPS? mdY ad 9. a b XcR (vy D) pR b V UVR U RQVWd K QPdWb d W dc Pdb W aVcY K ROE X W a Q YV dYV dX WPV wWbYOK dN W W bYdQ POR QPd, QdY ad a Qa sdaR a, PdQdQ dOER dQ K PRdQYdaVQ VWQOYPd bVWa b VW Q pYdJdQ Y X PdadQ w s x nsqmwtt DD 9 E s nw