Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL SÁBADO, 29 DE NOVIEMBRE DE 2014 abc. es internacional ABC Londres expulsará a los comunitarios que no hallen trabajo en seis meses Cameron reconoce que sus duras medidas sobre inmigración obligarán a reformar la Unión Europea Su estrategia pretende restar votos a los euroescépticos del UKIP LUIS VENTOSO CORRESPONSAL EN LONDRES n día después de que se conociese que la inmigración está en cifras récord en Reino Unido, David Cameron presentó ayer en una fábrica en el centro de Inglaterra sus propuestas para desincentivar la llegada de inmigrantes. El primer ministro resumió así el espíritu de su plan, de marcado carácter electoralista: Este es un tema fácil de explicar a la gente de la UE. Si vienes aquí y no tienes trabajo no recibirás las ayudas para los desempleados y si lo tienes, no las percibirás hasta que pasen cuatro años El primer ministro reconoció que sus propuestas obligarán a modificar los actuales tratados de la UE. Además dejó una amenaza en el aire: No descartamos nada si los socios europeos hacen oídos sordos a nuestras propuestas Ha sido su advertencia más clara hasta ahora de que Reino Unido podría dejar la Unión Europea. Cameron está endureciendo su discurso sobre la inmigración porque es el banderín de enganche del partido eurófobo UKIP, que puede amenazar su mayoría en las elecciones generales de dentro de seis meses. Pero frente a la salida inmediata de la UE que reclama UKIP, el primer ministro conservador aboga por mantener al Reino Unido en una Unión Europea reformada Esa es la postura que defenderá en el referéndum sobre la permanencia que quiere convocar para 2017. A pesar de que se ha sumado al populismo contra el inmigrante, el premier hace un discurso mucho más matizado que el de UKIP y es consciente de los riesgos que acarrearía para su país abandonar la UE a la brava: Por supuesto que sobreviviríamos, no hay duda. Pero tenemos que poner en la balanza lo que significaría perder nuestro acceso automático al mercado único y nuestro derecho a tomar decisiones en su regulación. Perderíamos además los derechos de los 1,3 millones de británicos que viven y trabajan en Europa Las reformas que propuso ayer con- U Cameron anunció sus medidas para frenar la inmigración en una fábrica de Rocester templan expulsar a los inmigrantes de países de la UE que en seis meses no encuentren trabajo en Reino Unido. Habrá que cotizar durante cuatro años para empezar a recibir beneficios sociales y los ciudadanos de la UE que lleguen a Reino Unido y no tengan empleo no podrán beneficiarse de ayudas sociales como los descuentos fiscales o las viviendas de protección pública. También se eliminarán las ayudas familiares para los hijos de los inmigrantes si se comprueba que en realidad están viviendo en sus países de origen. El derecho de reagrupación familiar en el Reino Unido será restringido, acabando con el efecto llamada a los parientes. Se acelerará la deportación de criminales convictos extranjeros y se prohibirá el regreso de mendigos y defraudadores previamente expulsados del país. Los ciudadanos de los países recién incorporados a la UE no podrán emigrar a Reino Unido mientras sus naciones no converjan con la renta media europea. Habrá también dinero extra para ayudar a las comu- AFP nidades británicas donde viven un gran número de extranjeros. Más ayudas que en Alemania Bruselas se limitó a responder que lo que propone el Gobierno conservador británico forma parte de un debate que debe ser considerado con calma Cameron ofreció un ejemplo práctico de la situación actual: Alguien que viene al Reino Unido de cualquier lugar de la UE y se emplea con un salario mínimo y tiene dos hijos recibe alrededor de 700 libras (880 euros) al