Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN VIDAS EJEMPLARES PUEBLA SÁBADO, 29 DE NOVIEMBRE DE 2014 abc. es opinion ABC LUIS VENTOSO LA GANGRENA No son anécdotas pintorescas, es el germen de un aparato totalitario L jueves se conocieron dos noticias de apariencia chusca, ambas en Cataluña. Una era que el Gobierno de Mas había ordenado a su Consejo del Audiovisual, una suerte de comisariado político que atiende por CAT, que iniciase el proceso para multar a las radios y televisiones que se negaron a emitir la propaganda oficial de promoción de la consulta ilegal del 9- N. Entre los infractores están las cadenas Cope, Ser y Onda Cero. La segunda noticia era que el Ayuntamiento socialista de Tarragona exige a las tiendas de souvenirs locales que solo ofrezcan recuerdos alusivos a la ciudad y a Cataluña, proscribiendo todo aquello que pueda asociarse a folclore, paisaje o historia de España. Han pasado 24 horas. No se percibe ningún revuelo en Cataluña por esas dos iniciativas. Vamos a plantearlo al revés. Ana Botella, alcaldesa de Madrid, emite una disposición y advierte a los quioscos y tiendas de recuerdos madrileñas que queda prohibido vender todo tipo de souvenirs que aludan a la Sagrada Familia, el Barça, Messi, Dalí, los Pirineos, la Costa Brava o cualquier cosa que recuerde mínimamente a Cataluña. Además, se multará a quien instale un rótulo en catalán en Madrid. En paralelo, el Gobierno de Rajoy crea un Consejo del Audiovisual de España (CAE) y le ordena que habrá expediente para multar a TV 3, los periódicos catalanes y sus radios por no defender con la pasión debida el orden constitucional democrático. ¿Qué pasaría? Pues que se generaría, y con razón, una polémica estruendosa. De la mañana a la noche escucharíamos todo tipo de insolencias perdonavidas por parte de Homs, Junqueras y Mas. El diputado Tardá protagonizaría alguna protesta creativa. Sánchez y su entorno mediático podrían el grito en el cielo por la agresión. El novio de la emprendedora inmobiliaria Tania y los restos de IU exigirían la dimisión de Rajoy. Piqué, Guardiola y José Carreras se quejarían en Twitter de la agresión de Madrid La palabra fascismo saldría pronto a relucir. Pero no ha pasado nada. ¿Y qué indica eso? Pues lo peor. A una parte de la sociedad catalana ya no la escandaliza que se reprima la libertad de esa manera tan burda y frontal, y la otra está tan acogotada por el pensamiento único nacionalista que es incapaz de expresar su queja en voz alta y clara. Entrometerse con tal zafiedad en los escaparates de los comerciantes y en el libre albedrio de las empresas de comunicación no es una anécdota pintoresca. Es el germen de un régimen totalitario, que regula poco a poco hasta lo más íntimo para cercenar todo atisbo de disidencia. Un sendero que a lo largo de la historia ya se ha recorrido, acabando en el gueto, y en los años cuarenta del siglo pasado incluso mucho más allá. Javier Gomá, el filósofo de guardia, suele repetir una idea muy interesante: Las conquistas humanas tienen un carácter absolutamente precario. No hay conquista ni progreso que no sea reversible Callarte cuando comienzan a pisotear tu libertad, inhibirte por temor a ser diferente, plegarte buscando las regalías del poder omnímodo... No es nada nuevo. Es, simplemente, el principio de la gangrena. Lo que el extraordinario Ingmar Bergman llamó el huevo de la serpiente E HORIZONTE RAMÓN PÉREZ- MAURA LOS PALACIOS AUTONÓMICOS Ahora habrá que añadir a las definiciones de palacio del DRAE la de adosado destinado a residencia del presidente de la Junta de Extremadura S EGÚN el diccionario de la Real Academia Española, palacio en su primera acepción, es casa destinada a la residencia de los reyes. También se identifica como casa suntuosa para grandes personajes casa solariega de familia noble o sitio donde el rey daba audiencia pública Ahora habrá que añadir a las definiciones de palacio del DRAE la de adosado destinado a residencia del presidente de la Junta de Extremadura El despropósito de nuestra vida nacional lleva a lanzar un sinfín de ataques a nuestra clase política por vivir, supuestamente, por encima de lo que les corresponde. Y, como lógica reacción al acoso padecido, José Antonio Monago, que no ha llegado a habitar el adosado en ningún momento, ha anunciado la puesta en venta de esta casa de 600 metros cuadrados ¡por dos millones de euros! Que me disculpen los habitantes de la capital de Extremadura. No pretendo el más mínimo desprecio hacia Mérida. Pero a los que vivimos en algún barrio residencial madrileño entre los mejor valorados del catastro municipal no nos importaría que nos tasasen el metro cuadrado de nuestra vivienda como en esa parte de Mérida. Al final, no sé qué particular querrá gastarse dos millones en un adosado en Mérida. Con piscina, ciertamente. Pero sospecho que si el presidente Monago tiene que consumar su gesto populista, tendrá que acabar vendiendo su adosado a un precio muy diferente. José Antonio Monago, asaeteado por los billetes de avión que gastó con arreglo a la legislación vigente, quiere dárselas ahora de amigo del pueblo Y nos recuerda que él no habitó nunca el adosado. Pero no habitar un adosado no luce nada. hay que decir que has renunciado a un palacio. Y como decir que se vende el adosado oficial del presidente de la Junta de Extremadura es hacer de menos a la grandeza de todos los extremeños, hay que mover Roma con Santiago para convencer a los incrédulos de que el adosado que fue de Rodríguez Ibarra y Fernandez Vara, mas nuca holló Monago, es en realidad un palacio. Con un par. Podrían haber demostrado una mínima modestia y haber recurrido a ese concepto inexistente en el DRAE pero que será incluído a no mucho tardar: casa- palacio. Una casa- palacio es como se llama a la vivienda de un pretencioso con aspiraciones de ser adulado. Porque la casa es una cosa y el palacio otra muy distinta. Y la casa- palacio es, como mucho, un quiero y no puedo concepto también ausente del DRAE. Emilio Botín, abuelo de la actual presidenta del Santander, se compró en su día una maravillosa casa sobre la bahía santanderina, cuya arquitectura externa se conserva inalterable. Recibe el nombre de El Promontorio por el lugar que ocupa sobre la playa de Los Peligros y el Paseo de la Reina Victoria. La casa tiene hasta torreón con mástil y almenas. Todos los elementos que podrían haber llevado a cualquier hortera a llamarla palacio. Pero sus propietarios nunca la han definido más que como casa. La única vez que yo he oído otro término aplicado a ese edificio fue hace un par años, un día de movilizaciones sindicales. Un agitador, megáfono en mano, alentaba a las masas a ir a protestar a las puertas del castillo de Botín Recuerdo que ese día me quedé contemplando al energúmeno con la boca abierta. Ahora entiendo que en realidad, de polvos como estos vienen lodos como aquellos. O incluso peores.