Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 ENFOQUE SÁBADO, 29 DE NOVIEMBRE DE 2014 abc. es ABC El Papa reza en Turquía Recep Tayyip Erdogan recibe al Santo Padre en su flamante palacio presidencial, ayer en Ankara Arriba, el Papa saluda a Mehmet Gormez, líder del Directorio de Asuntos Religiosos de Turquía REUTERS Francisco exige libertad religiosa Solidaridad frente a fanatismo JOSÉ LUIS RESTÁN Francisco ha llegado a Ankara en el momento en que estallan las contradicciones del coloso turco. Un país gozne entre Oriente y Occidente, un régimen rígidamente laico, habitado ahora por un Gobierno islamista, un país que llama a las puertas de la Unión Europea, pero que no respeta adecuadamente las libertades. En su primera jornada, el Papa no se ha andado por las ramas. Ante el presidente Erdogan, Francisco ha pedido que todos los ciudadanos, ya sean musulmanes, judíos o cristianos, gocen efectivamente de los mismos derechos, especialmente las libertades religiosa y de expresión. Con una precisión siempre importante en tierras musulmanas: la libertad religiosa no consiste sólo en la libertad de culto, sino también en la libertad de vivir según la propia ética religiosa Al Gobierno turco le quedan deberes por hacer. La trágica situación en Siria y en Irak ha sido denunciada por el Papa ante las autoridades políticas y religiosas: es preciso contraponer al fanatismo y al fundamentalismo la solidaridad de todos los creyentes, basada en el reconocimiento de la sacralidad de la persona humana, que sustenta la compasión, la solidaridad y la ayuda a los que más sufren. Ante el presidente del organismo que se ocupa de los Asuntos religiosos, Diyanet, Francisco ha recalcado que los dirigentes religiosos tienen la obligación de condenar enérgicamente la violencia, especialmente la que busca una aberrante justificación religiosa, porque el Todopoderoso es Dios de la vida y de la paz Ahora llega la etapa de Estambul y el encuentro con el Patriarca Bartolomé. Los sucesores de Pedro y Andrés se abrazarán, pero también sentirán el dolor de no poder compartir el mismo cáliz. Diálogo, testimonio y plegaria: gozo y dolor en el arduo camino hacia la unidad. SOCIEDAD