Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 AGENDA Necrológicas Ramón Muriedas (1938- 2014) MIÉRCOLES, 26 DE NOVIEMBRE DE 2014 abc. es ABC El escultor de lo humano Su falta de atención a las relaciones públicas le relegó a una posición injusta S antibáñez de Carriedo es un pequeño pueblo de la zona pasiega de Cantabria y en ese pueblo nació y murió, en su propia casa, el artista Ramón Muriedas. Toda su creación tuvo la figura humana como referente y trabajó en pequeños formatos, aunque también realizó esculturas para grandes espacios. Sus piezas están presentes en museos como el Reina Sofía de Madrid, los museos de Arte Contemporáneo de Murcia, Granada, Barcelona y Río de Janeiro, la Casa de la Moneda de Madrid y en numerosas colecciones privadas. Muriedas fue siempre un artista introvertido. Su falta de atención a las relaciones públicas y la publicidad sin duda le ha relegado a una posición injusta, en lo que la valoración mediática de su talento se refiere. Sus primeros maestros fueron Víctor Orizaola y Benjamín Mustieles que le formaron en el rigor y el cuidado de las proporciones. Su paso, en su juventud, por un taller de cerámica en Madrid contribuyó a su excelente manejo de la arcilla como elemento esencial para crear las figuras que más tarde se fundían en bronce. Desde el año 1965 comenzó a participar en certámenes internacionales y en el año 1968 da el paso ABC hacia la profesionalización, con una exposición en una galería madrileña. La temática de sus obras tiene una evidente relación con la familia y sus personajes son padres con sus esposas e hijos, siempre dotados de un tono de melancolía y tristeza, una actitud vital que era inherente al propio Ramón Muriedas. Los niños son Ramón Muriedas Mazorra nació en 1938 en Santibáñez de Carriedo (Cantabria) donde falleció el 24 de noviembre de 2014. Escultor de honda vocación, fue uno de los exponentes del hiperrealismo español. La figura humana estuvo siempre presente en su obra y destacó como creador de esculturas fundidas en bronce. también un elemento permanente en su obra, que en sus inicios tuvo influencias de Henry Moore pero pronto pasó a un estilo mucho más estilizado y ligero, en la línea de Giacometti. En el año 1979, con motivo del Año Internacional del Niño, el Ayuntamiento de Santander le encarga una escultura del dios Neptuno adolescente, que se ubicó en lo alto de un pequeño islote frente a las playas de El Sardinero. Esa escultura sufrió varios ataques vandálicos que mutilaron la obra hasta el punto de que no se pudo restaurar y fue retirada, lo que le produjo un gran impacto emocional. Otra de sus piezas más características es la titulada La madre del emigrante instalada en la avenida de Rosario Acuña de Gijón (Asturias) en el año 1970. Salvador Carretero, director del Museo de Bellas Artes de Santander, ha calificado al escultor como un artista capaz de indefinir la figuración al mismo tiempo de ser el artista de la coherencia La muerte del artista cántabro ha producido un gran impacto en la región y especialmente en su localidad natal. El experto en arte, crítico y coleccionista Diego Bedia Casanueva, amigo del escultor, definió a Muriedas como un artista que nunca perdió su lenguaje clásico pero que supo presentarlo bajo un concepto muy contemporáneo Muriedas estaba casado con María Eugenia Senarega Gross y era padre de un hijo que lleva su nombre. MANUEL ÁNGEL CASTAÑEDA José María Álvarez- Cienfuegos (1946- 2014) Un ilustre magistrado Destacaba en él su singular calidad humana ace ya más de doce años que José María ÁlvarezCienfuegos Suárez nos dejó por más que vitalmente se hubiera mantenido entre nosotros. Aquel malhadado infarto cerebral surgido cuando se hallaba ejercitando deporte que, en plena madurez física e intelectual, le dejó en la penumbra mental nos privó de un eximio jurista que desarrollaba, a la sazón, una brillante labor como H magistrado de la Sala de lo Contencioso- Administrativo del Tribunal Supremo, tras un extraordinario currículo en las Carreras Judicial y Fiscal. Pero con ser muy importante su brillante trayectoria profesional lo que destacaba en él era su singular calidad humana, llena de sencillez y cordialidad hacia los demás, todo lo que era fruto de la asunción personal de unos valores éticos y morales que le hicieron acreedor al respeto, afecto y simpatía de cuantos tuvimos la suerte de conocerle y compartir con tan destacado magistrado tareas profesionales y relación de sincera amistad. José María Álvarez- Cienfuegos Suárez nació el 24 de julio de 1946 en Bilbao y ha muerto el 12 de noviembre de 2014 en Madrid. Fue magistrado de la Sala de lo Contencioso- Administrativo del Tribunal Supremo. Nuestra pena de hoy por su desaparición, que compartimos, singularmente, con Pilar, su mujer, con su anciana madre y con sus tres hijos, se atempera al tener la convicción de que su largo sufrimiento en esta vida tuvo que tener ya la recompensa debida en ese otro lugar, vedado a nuestra comprensión humana, que está más allá de la estrellas. BENIGNO VARELA AUTRÁN