Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 15.11.2014 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.115 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO La moda desde el móvil se vende mejor Del listo para llevar al listo para la web las nuevas tecnologías han cambiado la manera de fotografiar y vender moda. París ya no se resiste IGNACIO RUIZ- QUINTANO FLAMENCO España (la pureza, buena o mala, de sus clases bajas y altas, nunca las medias) no va a desaparecer, pues es muy anterior a todo U Público en la primera fila de un desfile de la Semana de la Moda de París J. PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS ABC T al vez se trate de una pacífica y cosmopolita revolución: la gran transición histórica del ready- towear (prêt- à- porter, listo para llevar) al readyCaen las ventas en tiendas to- web Listo para la web En su día, el paso de la alta costura El proceso crece a una velocidad veral prêt- à- porter fue una revolución tiginosa. Firmas tan ultra clásicas como que cambió definitivamente el rumbo Burberry se han embarcado en el click de la historia de la moda. buy cliquea y comEs un proceso Yves- Saint- Laurent fue pra En París, las comirreversible. uno de los grandes actopras de moda low cost y res de aquella formida- Karl Lagerfed lo de alta costura, vía interble evolución hacia otros net, crecieron el año pavio hace unos usos y modos. años. Los demás sado un 15 cuando las Medio siglo más tarventas en tiendas cayellegarón de, un viejo y siempre acron en un 2 después tivo amigo muy íntimo El gran fenómeno sode Saint- Laurent, Karl ciológico de los grandes Lagerfeld, vuelve a ser un actor de la desfiles, en Nueva York, Milán o París, revolución en curso. Hace un par de desde hace unos años, son las nubes de años, Lagerfeld lanzó una colección fotógrafos (no siempre aficionados) que inspirada en los mangas japoneses. copian modelos y propuestas con simSe trataba de una proyecto dirigido a ples tabletas o móviles, imponiendo las jovencitas niponas, grandes con- una nueva lógica fotográfica a los creasumidoras de imágenes pop, cómics, dores. Hasta los años 50 o 60 del siglo selfies y fotografías tomadas y dis- pasado, la fotografía de los desfiles de tribuidas a una velocidad creciente, vía smartphone, iPad o Instagram. Lagerfeld comentaba por aquel entonces: Me encanta estar próximo a las chicas, la mujer de la calle. Esa mujer joven, moderna, gran consumidora de novedades, gran productora de moda y tendencia, ella misma modelos era cosa de fotografía clásica, en estudio. A partir de los años 70 del siglo pasado, la fotografía de moda se lanzó a la calle y el porno soft con grandes maestros como Helmut Newton o Guy Bourdin. Desde hace un par de años, el iPad, los smartphones y las cámaras compactas están descubriendo nuevos horizontes. Y los creadores emergentes se sienten fascinados por una tentación muy simple: un modelo adaptado a los formatos y coloridos de las nuevas tecnologías tiene una visibilidad inmediata excepcional, que el click buy puede transformar en negocio rápido y sustancial. ¿Qué piensan los grandes creadores de la revolución en curso? Nina Mangeot, especialista en nuevas tendencias, comenta: Se trata de un proceso histórico irreversible. Grandes marcas, como Burberry, están triunfando con las nuevas tecnologías. Hace dos años, por ejemplo, Burberry montó en Pekín un desfile de nuevo tipo, alternando los modelos reales con los modelos holográficos. Karl Lagerfeld y muchos otros trabajan a buen ritmo con las nuevas tecnologías, que comienzan a tener influencia incluso en las nuevas creaciones n señor de Cataluña lleva desde el domingo en la calle desafiando al fiscal del Estado. Son nuestros Liberty Valance y Ransom Stoddard para pobres (o sea, sin Tom Doniphon ni John Ford) y cuando la leyenda se hace realidad, hay que recordar la leyenda. La leyenda empieza a ser el flamenquismo de Mas: primero con su referéndum a lo Fura dels Baus (eso que desde Libres e Iguales llaman, haciendo, sin darse cuenta, un favor a los malos, secesionismo, que queda muy jopelines, de Hoppe) y luego tocando el organillo con el codo, mojando pan en el vermú y apagando la luz eléctrica a salivazos, que son las tres actitudes flamencas de un chulo en las zarzuelas. ¿Oiga? ¿Es la fiscalía? ¡Que se ponga! Y así fue como pasamos del viejo tabarrón al nuevo chulerío catalán en que todo el mundo juega a independiente: Mas, de Madrit Madrid, de Torres Dulce; Torres Dulce, de La Moncloa; La Moncloa, de la Constitución; y la Constitución, de Cataluña. Es un juego que conocemos quienes hemos ido a una oficina pública a arreglar papeles, sólo que ahora, en lugar de voces, como cuando Larra, te dan números. España (la pureza, buena o mala, de sus clases bajas y altas, nunca las medias) no va a desaparecer, pues es muy anterior a Larra, a Cataluña, a la Constitución, a La Moncloa, a Torres Dulce, a Madrid, a Madrit y a Mas. Mas un laissez faire, laissez passer como el del 9- N no se veía en España desde que Godoy se escondió en las esteras de Aranjuez, ni una chulería como la de Mas desde la de don Tiburcio de Redín ¡biografiado por un Puyol! como no lo recibiera el Conde- Duque, lo esperó en las Cuatro Calles y a mandobles cortó los tiros de los caballos de su carroza, para obligarlo a oírle. Lo que perturbó a una gran raza fue la picaresca, que llegó hasta las altas esferas, con aplauso de los escritores, risa de las gentes y desmoralización del espíritu de jerarquía, sin el cual no hay nación fue el diagnóstico médico de Marañón.