Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 GENTESTILO SÁBADO, 15 DE NOVIEMBRE DE 2014 abc. es estilo ABC EL TOP Caviar, un placer de zares Símbolo del lujo y del sibaritismo por antonomasia, estas codiciadas perlas eran frecuentes en las mesas del imperio ruso EMMA SUEIRO CAVIAR DE BELUGA ALMAS El Huso- Huso, pez que puede llegar a medir seis metros de largo y pesar 1.400 kg. Su longevidad es extrema (hasta 140 años) y su peso medio está entre 40 y 300 kilos (de los cuales solo el 15 es caviar) Su tonalidad varía del gris claro, casi transparente, al oscuro; de textura suave y delicada, mantecosa, con una persistencia en boca increíble. La lata azul incluye perlas de 3 a 4 mm. Los etiquetados Royal tienen las huevas seleccionadas más grandes y son de color gris claro. El precio de la lata de 250 gramos está entre 950 y 1.750 euros. Oriundo de Irán, de un extraño esturión belga iraní del mar Caspio. Almas, diamante en ruso debido al color de sus huevas (casi ámbar) de- bido a que se trata del Beluga- Albino (trastorno genético que se manifiesta en la ausencia de melanina, sustancia química responsable de la coloración) Se embala en latas de oro de 24 kilates y su precio ronda los 25.000 euros en la selectiva tienda Caviar House Prunier, ubicada en el barrio londinense de Picadilly, que cada año lanza una campaña diferente diseñada por reputados artistas. Su sabor es suave, absolutamente elegante, impresionante en su explosión palatal. CAVIAR IMPERIAL DE OSETRA Acipenser Gueldenstaedtii es su nombre científico. Llega a medir 2 metros y pesar 100 kilos. Alcanza los 60 años. De color gris claro- verdoso el Osetra, ámbar oscuro a ambarino translúcido, casi oro el Imperial, que representa solo el 1 de la totalidad de la producción; de ahí que se considere una rareza. Tiene un suave sabor a nuez y un agradable y sutil aroma a yodo, con una textura firme. Se envasa en latas de color amarillo y su precio (250 gramos) va de los 500 a los 1.250 euros. STERLING IMPERIAL Fundada en 1985 para convertirse en el proveedor alternativo al caviar del mar Caspio para el mercado de EE. UU. y primeraproductor de caviar de cultivo, en 1993. Pertenece a la especie Acípenser Transmonta- nus (esturión blanco) autóctono del río Sacramento. De los tres grados que tienen nos quedamos con el Imperial, el más exclusivo, con una gama de colores del gris al dorado, un sabor intenso, untuoso, el más logrado en cautiverio. CAVIAR DE SEVRUGA Se trata del Acipenser Slellatus. Alcanza los 1 5 metros y un peso medio de 30- 40 kilos; su edad, 30 años de promedio. Es el más difundido de los esturiones (más de la mitad de la producción provienen de esta especie) y de ahí que sea el más económico. Sus huevas son pequeñas, de color gris claro a gris oscuro. De sabor marino intenso, algo salado, con un posgusto a avellana muy agradable. Se vende en latas rojas. El precio de los 250 gramos, de 400 a 900 euros. CUERDO DE ATAR ÁNGEL ANTONIO HERRERA PAU Y COLATE: SE ACABÓ EL SHOW Ya han firmado el divorcio. La Rubio se pasaba de rubia aulina Rubio y Nicolás Vallejo Nájera, Colate para los siglos, han firmado, al fin, el papel último de su divorcio contencioso. Llevaban años de mucha trifulca administrativa, en Miami, con lo que casi les ha durado más el desacuerdo que el matrimonio. Y quizá sin el casi. Parece que también han llegado a un acuerdo regulador a propósito del hijo, Andrea Nicolás. De modo que a Pau ya no se le antoja Colate un mal padre que es lo primero que soltó ante la juez, en su día. A mí estas atareadas gentes me han dado un cabreo, la verdad, con el acuerdo, porque teníamos mucha amenidad con este divorcio imposible, y por capítulos, donde los protagonistas se hablaban P enviando al abogado en vigor, aunque estuvieran vecinos de asiento, en aquellos juzgados de palmeral. Ellos estarán muy contentos, pero nosotros no tanto, porque nos daban entretenimiento las galas de crisis de la pareja, primero, y luego las galas de los letrados respectivos, mucho más allá de las galas laborales de la mexicana, donde nos importaba más el ropero que el cancionero. De modo que no nos dieron ningún susto, cuando se separaron. Y ahora sí nos han dejado un poco en el disgusto, porque si a partir de ahora van a llevarse bien, lo mismo hasta nos dan un poco igual. La separación de esta pareja se anunció tanto que casi era más noticia que siguieran juntos. Pero al final dejaron de estarlo, se metieron en pleitos, y empezó el show. El show se nos acaba ahora, me temo, y ya no vamos a oir eso de que tenían una relación insoportable o que se casaron casi enfadados que es lo que nos contaban a veces los amigos más o menos transoceánicos. La Rubio es mucha rubia, sí. Para saber esto no hace falta frecuentar mucho a la cantante, porque lo sabíamos hasta los que nos la cruzamos un par de veces, cuando era una monada sargento que iba con Ricardo Bofill. La antipatía la ejercía de oficio natural, como la minifalda. La Rubio, a menudo, se pasaba de rubia, y eso ya se lo sabía bien Colate cuando se ocupó, en la boda mexicana, del despliegue logístico por decirlo en su argot de marido entregado de entonces. Se acabaron,