Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 13.11.2014 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 36.113 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. 14464 8 424499 000013 EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Eugenia de Montijo salva la Ópera de Nueva York El famoso teatro subastó este martes un broche de la Emperatriz por casi 2 millones de euros. Con ese dinero saneará sus deficitarias cuentas MARTÍN BIANCHI IGNACIO RUIZ- QUINTANO A CORRER La solución pasa por ponernos a correr, y a eso viene Podemos, una vez conocido su programa deportivo... a solución pasa por ponernos a correr, y a eso viene Podemos, una vez conocido su programa deportivo basado en la gimnasia... como medicamento Gimnasia para el viejo que se queja de la pierna y gimnasia para el joven con gadejo ganas de j... en cubano) ¡Dinamismo! Solo que dinamismo (igual que álgido significa lo contrario de lo que creen los comisarios de Podemos y los periodistas, que ya casi son lo mismo. Russell observó que la pereza es la ley fundamental del universo de Einstein, y, sin embargo, en periodismo, dinámico significa enérgico y vigoroso cuando debería aplicarse a los habitantes de los climas cálidos que están tumbados bajo los plátanos esperando a que el fruto caiga hasta la boca con lo cual ya sabemos qué quieren decir, por ejemplo, los rapsodas del dinamismo de Rajoy, que a mí me empieza a parecer un personaje de Manuel Halcón, grande sevillano que acabó pasando por gallego. El superlujo es morir abrazado por la pereza, esa calumniada amante que Dios sabe de cuántos peligros nos libra escribe el marqués de Villar de Tajo De la filosofía del no hacer podría arrancar la religión de la historia. Mas la historia es patrimonio de la izquierda, y no se la va a dejar arrebatar por la religión de la derecha, que es la pereza, con lo que el comunismo amable nos pondrá a todos a correr según un programa deportivo muy joseantoniano (el deporte como formación doctrinal de las masas) y algo krausista (el deporte como elemento de mejora de la raza) que, de entrada, elimina a Messi de la competición, pues para jugar a fútbol exige lecturas, aunque tampoco muchas, que no se trata de adelantar a Pablo Iglesias, el profesor que da las clases en la Complutense de la momia en el tejado haciendo gimnasia medicamentosa sobre la mesa. No es ninguna bobada. Está el precedente de Debussy y su Jeux ballet auroral de la expresión poética de las masas en el estadio con la gimnasia higiénica del coronel Amorós. L na joya de una aristócrata española devenida en emperatriz de Francia salvará los muebles de una sala estadounidense. Cosas de la globalización. El Metropolitan Opera de Nueva York ha vendido este martes en Christie s de Ginebra el broche Hojas de Grosella antigua propiedad de Eugenia de Montijo, por casi 2 millones de euros (2,3 millones de dólares) Con ese dinero, el famoso teatro saneará sus cuentas, que en 2013 cerraron con un déficit de 2,2 millones de euros. El broche de Montijo, en forma de tres hojas unidas por un gran diamante en talla cojín, no ha sido la pieza más valiosa de la subasta Joyas Magníficas de Christie s. El zafiro Blue Belle de Asia alcanzó los 15 millones de euros; un collar de perlas y diamantes estilo art déco de la baronesa de Rothschild superó los 4 millones; y unos tigres de Cartier que pertenecieron a la Duquesa de Windsor treparon hasta los 2,5 millones. Sin embargo, el broche de la mujer de Napoleón III ha sido la pieza con más solera en un remate que recaudó 120 millones de euros, una cifra para el Libro Guinness. Hojas de Grosella fue realizado por la casa Bapst, joyeros de la Familia Real francesa desde tiempos de la Reina María Antonieta, para la Emperatriz española en 1855. Eugenia, que nació en Granada en 1826 y estaba emparentada con la Casa de Alba (su hermana Paca estaba casada con el decimoquinto duque) sentía debilidad por los diseños de Alfred Bapst, maestro en la creación de motivos naturales con adornos de pasamanería. Cuando Montijo huyó a Londres escapando de las garras de la Comuna de París, dejó gran parte de sus tesoros en el Palacio de las Tullerías. Sesenta años después de la caída del Segundo Imperio, la Ópera Metropolitana adquirió el broche como regalo para la soprano española Lucrezia Bori. Durante las 20 U Arriba, retrato de Eugenia de Montijo realizado por Winterhalter. Izquierda, el broche de la Emperatriz subastado por el Metropolitan Opera de Nueva York temporadas en que trabajó en el Met, sada temporada, las autoridades de la Bori hizo 654 apariciones e interpretó Ópera neoyorquina decidieron vender los papeles principales de 39 obras. Su el broche para reducir su déficit y hacontribución a esta sala cer frente a una auditoLa Ópera de y sus actuaciones en paria de Moody s que ameNueva York ha naza con restringir su lípeles como Mimi en La Bohéme y Violetta en vendido la joya nea de crédito. Tiene La Traviata la llevaron para reducir su sentido vender esta piea ser la primera intérpreza en una época de ajusdéficit y hacer te electa en el Consejo de tes. El legado del broche frente a una Dirección de la Asociavivirá en sus futuros dueauditoría ción del Met. La artista ños dijeron los portavovalenciana continuó coces de la que es considelaborando con el teatro hasta su muer- rada la mayor institución cultural de te en 1960 y en su testamento legó el Estados Unidos. El nuevo propietario broche a la entidad, donde ha sido exhi- de Hojas de Grosella ha preferido perbido desde entonces. manecer en el anonimato. Es difícil comAquejados por las deudas de la pa- petir con la sombra de la Montijo.