Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 13 DE NOVIEMBRE DE 2014 abc. es internacional INTERNACIONAL 31 Luxemburgo ofrece acuerdos a la carta a las multinacionales Si se instalan en su territorio, les facilita el pago de una carga mínima E. SERBETO BRUSELAS Jean- Claude Juncker, ayer, en la sede de la Comisión Europea EFE peos, Manfred Weber, apoyó las tesis de Juncker sobre el uso generalizado de estas fórmulas impositivas que, a su juicio, deben considerarse como casos de competencia fiscal por lo que confiamos en que Juncker será capaz de resolver los problemas que hay sobre la mesa El discurso más claro fue el del portavoz socialista, Gianni Pittella, que lejos de unirse al coro de los críticos contra Juncker dirigió sus ataques contra esos acuerdos que son indignantes y propios de un capitalismo rapaz Agradeció el gesto del presidente del Ejecutivo comunitario de comparecer, y dijo que su intención no era acorralarlo, sino todo lo contrario, porque debilitar a la Comisión o al recién elegido presidente Juncker sería un regalo a los euroescépticos y a los eurófobos El socialista pidió una investigación independiente y una acción decidida contra la evasión fiscal. Así las cosas, Juncker puede partir hoy hacia Australia para participar en la reunión del G- 20, en su primera salida al extranjero como presidente de la Comisión, dejando más o menos encauzado este asunto y armado de argumentos para extender la lucha contra la evasión fiscal a los demás actores económicos mundiales. Será tal vez verdad lo que dijo el luxemburgués al final de su intervención sobre sus relaciones con el mundo financiero, cuando aseguró: No digan que soy el mejor amigo del gran capital, porque el capital tiene mucho mejores amigos que yo en esta casa En cuanto a las críticas de los euroescépticos británicos, los únicos que al final pidieron su dimisión, Juncker les dijo que no le habían sorprendido, puesto que tampoco me votaron El tax ruling o, según la definición técnica más empleada en francés, decisión fiscal anticipada es una fórmula que ha hecho fortuna en varios países como mecanismo que permite a grandes empresas liberarse de la presión impositiva. En un entorno en el que los gobiernos se dedicaron a competir para atraer las sedes fiscales de multinacionales, sabiendo que tenían que elegir entre ofrecerles un trato privilegiado o resignarse a no percibir nada porque les esperaban otras ventajas en el país vecino, muchos optaron por el mal menor. Es lo que se ha puesto de manifiesto en el caso luxemburgués, donde se sabe que los dos países con los que este país comparte un mayor grado de integración (Bélgica y Holanda) tenían ofertas similares para las empresas que se domiciliaban en su territorio. Con la entrada en funcionamiento del mercado único, las multinacionales han encontrado un paraíso que les permite operar en un máximo de mercados sin tributar más que en el que fuera más indulgente. Así, una empresa domiciliada en Luxemburgo pero que opera en toda Europa dispone de múltiples maneras para situar legalmente sus beneficios en este Gran Ducado, donde el tax ruling facilita que solo deba pagar un cupo fijo (mínimo) pactado con el Gobierno. Un acuerdo casi a la carta. En el ámbito nacional, la práctica puede ser legal, pero según la ley europea se podría determinar que representa una ventaja fiscal frente a sus competidoras. Sería una forma de ayuda pública (como las llamadas vacaciones fiscales del Gobierno vasco) por lo que las empresas deberían devolver los impuestos no pagados (algo probablemente imposible de calcular) Países cómplices Todo ello explica que la táctica de Juncker haya sido la de advertir que se trata de una fórmula más ecuménica que excepcional y que desde Irlanda hasta Austria, pasando por todo el Benelux, quien mas o quien menos entre las grandes empresas puede alcanzar un acuerdo de este tipo en el Ministerio de Hacienda. Pero política y socialmente se ha vuelto absolutamente insostenible. Como dijo el portavoz socialista, Gianni Pittella: Hemos impuesto una cura de caballo a países como Grecia y las multinacionales se dedican a eludir impuestos, y lo peor es que lo pueden hacer sin que haya leyes europeas que se lo impidan Con su decisión de poner sobre la mesa el problema aseverando que no es una cuestión luxemburguesa esto no es un caso de Juncker contra Juncker se defendió les ha devuelto la pelota a todos los gobiernos europeos, que van a preferir resolver el conflicto de forma pactada y poco traumática. Videoanálisis sobre Juncker y el paraíso fiscal de Luxemburgo mE SI u SF WTW h SE d ÓFUNCS 0 (12 0 3 (0 pRVXVb W NÑY ad UdRd K aVX W VQ a Y D) dY 7 G a WVN XcR a Qa pR b V UVR U RQVWd K WVb W dc Pdb W aVcY W ROE X W a QVYV dYV dX WPV, NÑY aV UdRd a P RX WdadQ b dQ a WPRV a Yd URVXVb W VWQOYPd bVWa b VW Q K VPRdQ VUb VW Q ydQPVQ a QP W! g UVR R Q RNd 3 WV WbYO aVQ