Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL Elecciones en EE. UU. JUEVES, 6 DE NOVIEMBRE DE 2014 abc. es internacional ABC Victoria republicana arrolladora EE. UU. no quiere revanchas Si los republicanos centran ahora sus esfuerzos en destruir el legado de Obama cancelar su seguro nacional de JOSÉ MARÍA CARRASCAL NUEVA YORK REUTERS enfermedad o enviar de nuevo tropas a Oriente Medio pueden encontrarse con un inesperado efecto bumerán La Bolsa de Nueva York ayer LOS MERCADOS L La Bolsa recibe en verde la victoria republicana en las legislativas J. A. NUEVA YORK Como era de esperar, la victoria republicana en las elecciones legislativas fue bien recibida por los inversores en la sesión de ayer de la Bolsa de Nueva York. El parqué neoyorquino abrió al alza y llegó a alcanzar su punto más alto del último año justo pasado el ecuador de la jornada. Con el paso de las horas, las subidas se moderaron para enfilar el final de la sesión con ganancias cercanas al 0,5 Los mercados suelen acoger positivamente las victorias electorales de los republicanos, quienes en principio defienden intereses más alineados con las empresas e inversores. En esta ocasión, hay motivos para que sus expectativas sean altas: con el control de la Cámara de Representantes y del Senado, la mayoría republicana podrá poner en marcha una agenda legislativa con fuerte acento en lo económico. Una de las prioridades será la reforma fiscal. Las compañías estadounidenses presionarán por la bajada de impuestos y la recuperación de exenciones fiscales. También será clave la negociación de tratados comerciales con la Unión Europea y con la región Asia- Pacífico. Obama lleva tiempo trabajando en estos acuerdos, a veces con la oposición de su partido. Con un Congreso dominado por los republicanos, será más fácil sacarlos adelante. a era Obama se apaga, lejos de los vivas y aplausos con que comenzó. La guadaña de la realidad ha segado el We can que llevó al primer negro norteamericano a la Casa Blanca. La marea republicana se ha impuesto en las elecciones legislativas, aumentando su mayoría en la Cámara de Representantes, apoderándose del Senado y colocando gobernadores por doquier. Ha sido una victoria sólida. Como la derrota demócrata, con el presidente como gran perdedor. Barack Obama no ha resistido el desgaste del segundo mandato, ni la coalición de negros, hispanos, mujeres y jóvenes que le llevó en volandas a la Casa Blanca. Sólo los negros le han sido fieles. Los hispanos, desengañados por no ver abierta la inmigración; las mujeres maduras, inquietas por sus familias y los jóvenes, por no ver el futuro claro, el caso es que quien lo ha pagado son sus congresistas, senadores y gobernadores. Aunque a estos les corresponde parte de la culpa del descalabro. Su estrategia de alejarse del presidente podía fundarse en la baja popularidad de éste. Pero ha tenido un efecto autodestructivo al estar reconociendo que no lo habían hecho bien. De haber defendido con pasión el mandato de Obama, tal vez no hubieran salido tan mal las cosas para ellos. Hoy, es ya tarde. Aunque estas elecciones trascienden a Obama. Creo detectar en el ánimo de los norteamericanos chas, quiere que se gobierne bien, algo que no voy a llamar miedo, es decir, buscando el bienestar y pero sí preocupación. Preocupa la seguridad de todos. inestabilidad que reina en todos En este sentido, los republicalos aspectos de la vida. Preocupa nos lo tienen más difícil pues tiesobre todo el terrorismo islámico, nen que frenar a su ala derecha, que ya ha golpeado con dureza este con un programa económico, sopaís y que le sigue teniendo como cial, militar y político extremo. su principal objetivo. Y se teme por Mientras los deseos de la ciudadauna economía que aunque parece nía se centran en más eficacia, no haber sobrepasado la crisis que ella en más batallas ideológicas. A los misma creó, no acaba de poner las demócratas les queda la tampoco bases firmes de una recuperación. nada fácil tarea de revitalizar a sus Algo que crea un clima electores naturales, emde desconfianza entre pezando por una clase Desengaño una población que ha media que, tras haber visto decrecer sustanSolo los negros sido la trabajadora, cocialmente su nivel de rre el peligro de volver le han sido vida. Pero aún más a serlo. Junto a los grufieles. Los grave es que los norteétnicos, los hispahispanos se han pos sobre todo que esta americanos temen que nos visto sus hijos pueden vivir vez se han quedado en desengañados casa. peor que ellos, cosa que no ocurría en gePostrimerías neraciones. Y buscan Crisis a alguien que se lo gaConfrontación o colaSe teme por una boración son las alterrantice. economía que, nativas en estas postriaunque parece merías del mandato de Búsqueda Los dos próximos años haber superado Obama. Muchos apuesvan a ser de búsqueda tan por la confrontala crisis, no de ese hombre o mu- acaba de poner ción, con la parálisis jer. La carrera está las bases de la consiguiente, pues si abierta y sólo puede los republicanos tienen recuperación decirse que va a ser de las Cámaras, el presiconfrontación o de codente tiene el veto, que operación. Con riesgos para todos. no podrán anular ya que su mayoSi los republicanos centran sus es- ría en el Senado no alcanza para fuerzos en destruir el legado de ello. Batirse o buscar el entendiObama cancelar su seguro nacio- miento, a base de concesiones munal de enfermedad o enviar de nue- tuas, con el mundo como espectavo tropas a Oriente Medio pueden dor de aquí a 2016. encontrarse con un inesperado Crucemos los dedos los occiefecto bumerán. El país dentales. Nuestra seguridad y prosno quiere revanperidad depende de la buena salud y buen sentido de los norteamericanos. Polémico oleoducto Un ámbito donde habrá más problemas con Obama será el de la energía. Uno de los puntos más polémicos será el oleoducto Keystone XL. Es muy probable que los republicanos consigan un puñado de apoyos demócratas en el Senado para aprobar el proyecto y que lo vinculen a otro asunto clave, como la aprobación de gastos federales. De esa manera podrían forzar a Obama, que se ha opuesto desde el principio a este oleoducto de más de 2.700 kilómetros, a no usar su poder de veto.