Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL Elecciones en EE. UU. JUEVES, 6 DE NOVIEMBRE DE 2014 abc. es internacional ABC Victoria republicana arrolladora Convocatoria en la Casa Blanca Barack Obama ha convocado a los líderes de ambos partidos en las dos cámaras del Congreso a una reunión mañana en la Casa Blanca, con el fin de explorar puntos de acuerdo sobre legislación pendiente. Para dar credibilidad a la mano por ahora tendida a la oposición, el presidente llamó por teléfono la noche electoral a algunos candidatos ganadores, tanto demócratas como republicanos. mensaje público: al día siguiente perdió contra todo pronóstico. La victoria republicana en dos estados muy unidos a los triunfos presidenciales de Obama Iowa y Colorado también han sido valorado como desaire hacia el presidente. Si bien las elecciones de medio mandato recogen habitualmente el voto de castigo a quien ocupa la Casa Blanca, Obama ha sido uno de los presidentes en salir peor parado desde la Segunda Guerra Mundial. En 2010 su partido perdió 63 escaños en la Cámara de Representantes y ahora ha perdido de momento 14. Eso le sitúa entre los 83 escaños que perdieron los demócratas en las dos midterm bajo Harry Truman y los 66 que perdieron bajo Dwight Eisenhower. Obama, dispuesto a colaborar con quienes le han vencido Aunque advirtió de que puede aprobar la reforma inmigratoria por decreto ley E. J. BLASCO WASHINGTON Obama aseguró ayer que ha entendido el mensaje. Lo que la propia dirección demócrata y los medios estadounidenses han visto como un rechazo a la falta de liderazgo del presidente, Obama lo interpretó de otra manera: La gente quiere que el Congreso funcione dijo, pasando la culpa de la inacción de los últimos años a los republicanos, como normalmente ha hecho. Obama se comprometió, en cualquier caso, a intentar una senda de colaboración con los republicanos y comprobar si su mano tendida es sincera. Lo que la gente quiere es que sus representantes se concentren en cumplir las aspiraciones de los electores, no las de los políticos dijo en rueda de prensa. Obama había abierto su comparecencia con una felicitación al Partido Republicano por la buena noche electoral que había tenido. El presidente lanzó un mensaje de unidad. No hay estados azules o rojos dijo en relación a los colores asociados a los demócratas y a los republicanos, respectivamente, sino Estados Unidos Negó que el país esté paralizado, y en ese sentido mencionó áreas en las que EE. UU. ha avanzado en los seis años que van de su presidencia. No obstante, lamentó que haya asuntos que no hayan podido aprobarse por la negativa de los republicanos en el Congreso, al tiempo que apostó por reabrir el diálogo, por más que, según advirtió, habrá leyes que apruebe el Congreso que yo no podré firmar Mencionó tres cuestiones sobre las que en principio no se cuenta especial discrepancia: la financiación de los programas de cooperación en la lucha contra el ébola, una nueva autorización para la guerra contra el Estado Islámico y una negociación sin sobresaltos sobre el nuevo presupuesto. Otras áreas de cooperación serán la reforma de impuestos, infraestructuras y el fomento de las exportaciones. Pero el asunto en el que más se extendió fue sobre la reforma inmigratoria. Obama aseguró que antes de final de mes firmará una orden ejecutiva (decreto ley) para abordar unilateralmente esa reforma en el caso de que los republicanos no se avengan a un pacto para aprobar la reforma a la que hasta ahora se han negado. Coalición ausente Poco se ha visto en estas elecciones de la coalición de jóvenes, hispanos, afroamericanos y mujeres que sustentó las victorias de Obama. Aunque en las legislativas hay normalmente menor movilización que en las presidenciales, algunas conquistas de territorios que se creían cimentadas gracias a las campañas de 2008 y 2012 han quedado en cuestión. Es el caso de Colorado, donde los triunfos de Obama parecían haber propiciado un desplazamiento de su tradicional republicanismo hacia la izquierda. Este martes el puesto en juego de senador fue recuperado por el republicano Cory Gardner. El discurso demócrata de que el cambio demográfico juega a su favor, por tanto, no es tan indiscutible. Algo parecido ocurrió en Virginia, que de ser históricamente republicana, pasó a votar por Obama en las dos últimas presidenciales. Aquí el candidato republicano al Senado a punto estuvo de lograr la victoria, de modo inesperado. En Florida. fue reelegido el republicano Rick Scott, el gobernador del estado, lo que indica que el estado no se ha marchado del redil republicano. REUTERS El maleficio El líder demócrata reconoció el mal resultado de su partido, pero no quiso pronunciarse sobre el carácter de apestado con el que le trataron muchos candidatos. La mayoría de los candidatos demócratas rechazaron invitarle a sus campañas, conscientes de que era un lastre. Quienes corrieron el riesgo comprobaron el maleficio en propia carne. Los gobernadores de Maryland e Illinois, el estado adoptivo de Obama, desafiaron la suerte, confiados en la amplia mayoría que llevaban en las encuestas. Ambos aparecieron junto al presidente en sus mítines y luego perdieron en las urnas. En Carolina del Norte, la senadora demócrata permitió que al final Obama le enviara un REFERENDOS CON AIRE DEMÓCRATA Legalización de la marihuana y aumento del salario mínimo J. ANSORENA NUEVA YORK Los mismos votantes que elegían a senadores, representantes y gobernadores republicanos dieron su apoyo el martes a iniciativas legislativas de signo demócrata. A la vez que las elecciones legislativas, se votaron 146 referendos en un buen número de estados, que trataron asuntos clave como la legalización de la marihuana, el aumento del salario mínimo, el acceso a armas de fuego o el etiquetado de ali- mentos con organismos genéticamente modificados (OGM) Se trata del menor número de referendos celebrados en unas elecciones desde 1988. En los cuatro estados (Arkansas, Alaska, Nebraska y Dakota del Sur) en los que se votó el aumento del salario mínimo- -una de las últimas batallas en las que se ha embarcado el presidente Obama- -el resultado fue positivo. Tras esta consulta, más de la mitad de los estados del país han apro- bado un salario mínimo por encima del federal. Alaska y Oregón se convirtieron en los dos nuevos estados en los que la marihuana es legal. Colorado y Washington ya lo hicieron hace dos años. El distrito federal de Washington DC aprobó un referéndum que permite la posesión y el cultivo- -aunque no la venta- -de la planta. Los defensores de la legalización fueron derrotados en Florida, donde la aprobación se quedó en el 58 por debajo del 60 necesario. Otra medida de corte liberal, la limitación del acceso a armas, consiguió imponerse en un referéndum en el estado de Washington. A partir de ahora, se deberá examinar el historial de los compradores de armas. En Colorado y Dakota del Sur se votó en relación a los derechos reproductivos. En ambos estados se denegaron iniciativas sobre personalidad jurídica que hubieran ampliado los derechos de los no nacidos. Mientras tanto, en Tennessee sí se aprobó una enmienda constitucional que podría servir para restringir el aborto en el futuro. Etiquetado de productos También en Colorado, la batalla por el etiquetado de los productos que contienen OGM se saldó a favor de la industria alimentaria, que se opone con firmeza a la medida. Los electores votaron en contra del etiquetado, des-