Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 GENTESTILO LUNES, 3 DE NOVIEMBRE DE 2014 abc. es estilo ABC Marcelle Parmentier Viuda de F. Rodríguez de la Fuente A 4 ADRID, A 4 fE RC 01 S 21 DB OCTUBRE DE 1964 Aquella portada de ABC le cambió la vida a Félix La esposa del célebre naturalista conmemora los 50 años de su primera aparición en los medios MARINA PINA SOCUÉLLAMOS X (HK. í Se han celekado, en un ccio alcar ño, unas Jorn readas Cetrería. He aquí Iniernacionales de al doctor Rodr de la Fu ite, íguez cetrero mayor de España, lanzando en una de las pruebas a su halcón Dur andal que ha obtenido la puntuació n máxima. Infor maci en páginas gráfi cas. (F. Rickemba ón ck, CETRERÍA EN U ALC ARRIA ¿I ii É til A B W h Ü É -n It! ü 1 tm T a cetrería le debe mucho a Félix Rodríguez de la Fuente. Eso lo saben, y lo recalcan, los miembros de la asociación que, en España, se dedica a todo lo relacionado con esta caza de volatería. Pero lo que la mayoría desconoce es lo muchísimo que el célebre naturalista y divulgador fallecido en Alaska, en 1980 le debía a los halcones. Todo comenzó con una portada de ABC. Hace 50 años (el 21 de octubre de 1964) la primera página del diario abría con una foto de De la Fuente en pleno lance con Durandal una hembra de halcón entrenada por él, durante unas jornadas internacionales de cetrería celebradas en la Alcarria. Enamorado de estas rapaces, aquella primera plana y el triunfo en las jornadas le valieron para ser entrevistado en Televisión Española. Solo fueron tres minutos, pero su pasión por la cetrería, su saber y su locuacidad le proporcionaron una colaboración semanal en el programa Fin de semana y otras en diversos medios; entre ellos la revista Blanco y Negro Atrás dejó su especialidad como médico estomatólogo y se dedicó de lleno a sus dos depredadores preferidos: los halcones y los lobos. El resto... es historia. Eso nos cuenta su viuda, Marcelle Parmentier, medio siglo después de que aquel lance le situara en el mapa sentimental de los españoles: Aquella portada de ABC le cambió la vida dice. L IGNACIO GIL Pasión cetrera Rodríguez de la Fuente en la portada de ABC, del 21 de octubre de 1964. Arriba, Marcelle y Odile, esposa e hija del naturalista. A la izq. imagen de la jornada celebrada el sábado en Socuéllamos. Abajo, Félix en Loranca de Tajuña, en 1964 Como si aún viviera Marcelle sigue tan pizpireta y elegante como siempre. Esta parisina de nacimiento habla con pasión de su marido. Como si Félix aún viviera, como si no se hubiera marchado a otra galaxia hace 34 años. El pasado fin de semana se trasladó a Socuéllamos (Ciudad Real) para asistir a la Jornada de Cetrería en España por tratarse del 50 aniversario de la fotografía publicada por nuestro diario. Se muestra entusiasmada con el pueblo, con el trato del alcalde, Sebastián García Martínez, y con el trabajo de Andrés López, presidente de Asociación Española de Cetrería. A los halcones de Parmentier en parte les debemos poder viajar en avión. No en vano, son sus cernícalos los que realizan el control de aves en el aeropuerto de Madrid- Barajas. Su conoci- miento de la cetrería vino por su amor hacia Félix. No sabía absolutamente nada de eso, yo era una mujer de asfalto, una mujer de París cuenta. Sin embargo, en una fiesta conoció a quien se convertiría en su marido. Él me dijo que tenía halcones, yo le contesté que no me lo creía. En ese momento me llevó a su casa de campo y me los enseñó recuerda. Rodríguez de la Fuente también le presentó a sus perros, quienes la recibieron con mucha fiesta Dice que su primera familia fueron los lobos. Teníamos dos, Rómulo y Remo Con ellos aprendí a ser madre, porque les daba el biberón cada dos horas. Fueron mis primeros hijos Después llegó Sibila la loba más afamada de Félix. Ella lo quería más a él, a mí me tenía celos revela entre risas. Junto a la cría de lobos, Marcelle aprendió a inseminar halcones. Se convirtió en la primera persona que reprodujo el halcón peregrino en cautividad Fue en 1978, llevaba trece años casada con Félix y ya habían nacido sus tres hijas. Félix decía que las manos de una mujer son idóneas para sacar el semen de los machos Y tantas veces lo hizo, que sus halcones ya se reproducen solos Marcelle se muestra muy agradecida con el homenaje organizado por los cetreros; según ella, mientras alguien le recuerde, Félix no morirá También habla con orgullo de la fundación que lleva el nombre de su marido y que dirige su hija Odile. Ellas son la herencia viva del ambientalista más querido. Del señor al que, hace 50 años, una portada de ABC le cambió la vida. MARIANO CIEZA ARCHIVO AB C