Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ECONOMÍA LUNES, 3 DE NOVIEMBRE DE 2014 abc. es economia ABC José Viñals El FMI pone a España como ejemplo de país que ha hecho reformas con éxito CONSEJERO FINANCIERO DEL FMI El único representante español en el Fondo asegura que la banca nacional ha aprobado con nota los últimos test de estrés europeos YOLANDA GÓMEZ MONCHO VELOSO MADRID L as pruebas con que se ha evaluado la solvencia de la banca parecen garantizar que ahora sí la salud del sector financiero europeo es de hierro y que hoy está en mejor situación para contribuir con crédito a la recuperación cuando incluso se habla de una tercera recesión. José Viñals, que la semana pasada participó en la asamblea anual de antiguos alumnos del IESE en Madrid, da a ABC la visión del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre un momento económico en el que España es, según él, referente reformista. ¿Los test de estrés del BCE han sido esta vez un examen fiable sobre la salud de los bancos europeos? -Hay una diferencia importante respecto a los test anteriores. Tanto el proceso de revisión de la calidad de los activos de los balances bancarios como las pruebas de esfuerzo en su conjunto son un ejercicio riguroso, creíble, que aumenta notablemente la transparencia de la banca europea y que va a contribuir a mejorar la confianza que inversores y mercados tienen en los bancos. Y por tanto es un ejercicio que se ha coronado con éxito. ¿Comparte la opinión del BCE y la EBA de que el test es una foto fija y hay que seguir reforzando capital? -El supervisor bancario europeo comienza a funcionar ahora, y este es el inicio de un camino y no el final, y será labor del BCE mantener la vigilancia sobre la situación de los bancos porque las circunstancias van cambiando a lo largo del tiempo y según esa evolución deberán tomarse las medidas necesarias. Ese es el papel de los supervisores: identificar posibles dificultades con antelación para que los bancos puedan hacerles frente antes de que sucedan, y si se diera el caso de que han sucedido, ponerles remedio lo antes posible. ¿Cómo salen en esa foto los bancos españoles? ¿Tan bien como dicen el Gobierno y el Banco de España? -Los resultados confirman que el proceso de reforma y reestructuración del sistema financiero español hecho en estos últimos años en el marco del programa de asistencia suscrito con la UE ha sido un éxito. -Los ciudadanos se preguntan por qué, con una banca tan sana, el crédito sigue sin llegar a la economía. ¿Lo hará a partir de ahora? -Es verdad que en Europa el crédito no está fluyendo, e incluso que sigue cayendo en las economías que han atravesado por una situación más difícil en los últimos años. Es necesario que el crédito se recupere, pero para eso se necesitan dos cosas: que haya una demanda de crédito solvente, y eso aún no se ve en muchos casos; y que los bancos tengan el vigor necesario para conceder crédito. Y estas pruebas, en la medida que han servido para que preventivamente muchos bancos europeos hicieran un esfuerzo para aumentar sus niveles de capital, coloca ahora a las entidades en mejor situación para dar crédito en el futuro. Pero aún falta otra cosa y no me refiero tanto a la banca española, que ha hecho una importante reestructuración: muchos bancos europeos aún deben adaptar sus modelos de negocio para que tengan mayor capacidad para apoyar la economía con crédito en el futuro. ¿A qué países se refiere? -Hablo en general, digamos que la suerte está muy repartida. En la banca europea todavía existen bancos que probablemente tendrán que salir de la escena, tendrán que ser resueltos o liquidados, pero es una tarea que le queda al nuevo supervisor europeo. ¿Augura una oleada de fusiones? -Eso lo tendrán que decidir las entidades. Pero es importante que, caso de producirse, esas fusiones sirvan para conseguir sinergias y mejorar los resultados empresariales. Es cierto que ahora, al haber un supervisor único europeo, ya no existirán los sesgos de los supervisores nacionales que en el pasado, en algunos países, pudieron haber impedido fusiones o adquisiciones transfronterizas. Ese obstáculo a las fusiones transnacionales será menor. A su vez, junto al mecanismo único de supervisión, se va a establecer a nivel europeo un mecanismo único de resolución de crisis de bancos con un fondo único de resolución, lo que va a hacer más fácil la salida del terreno de juego de aquellas entidades más débiles, que están en condiciones menos ventajosas para seguir jugando el partido. Las entidades que subsistan se tendrán que adaptar a un entorno regulatorio que Viñals, en un momento de la entrevista JOSE RAMON LADRA